Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 26- -4- -2007 DEPORTES www. abc. es deportes 91 De la fantasía al fútbol táctico Chelsea y Liverpool disputan un partido demasiado trabado que resuelven los de Mourinho con un solitario gol Chelsea Liverpool 1 0 Chelsea (4- 4- 2) Cech; Paulo Ferreira. Carvalho, Terry, A. Cole; J. Cole (Wright- Philips, m. 84) Obi Mikel, Makelele, Lampard; Shevchenko (Kalou, m. 75) Drogba. Liverpool (4- 4- 2) Reina; Arbeloa, Carrager, Agger, Riise; Gerrard, Mascherano, Xabi Alonso (Pennant, m 83) Zenden; Bellamy (Crouch, m. 52) y Kuyt. Árbitro: M. Merk (Alemania) Enseñó tarjeta amarilla a Mascherano. Gol: 1- 0, m. 8: Joe Cole. ENRIQUE ORTEGO ENVIADO ESPECIAL LONDRES. De la abundancia a la escasez. Del partidazo al petardazo. De la viveza del fútbol a la tristeza del tacticismo. De los Kaká, Cristiano Ronaldo, Scholes y Rooney... a los peones del balón más pendientes del resultado que de ningún otro aspecto. Además, enfrentarse trece veces en treinta meses son muchas, demasiadas. Chelsea y Liverpool conocen hasta como se atan las botas los contrarios. Y si no lo saben seguro que se lo cuentan Mourinho y Benítez. Menudos son ellos para los pequeños detalles. Por eso están donde están y son codiciados como pocos técnicos en la actualidad. Estaba escrito que esta segunda semifinal no iba a ser como la del martes. Era totalmente distinta en la teoría y después de cómo salió el partido de Old Trafford era evidente que las diferencias iban a ser abismales. Nada que ver el fantástico partido entre Manchester y Milán con éste. El duelo de ayer lo jugaron antes en las pizarra los dos entrenadores y salió encogido, demasiado predecible, extremadamente táctico, sobre todo por parte de un Liverpool que se obsesionó en proteger la puerta de Reina con su fútbol- control y sin ninguna perpendicularidad se olvidó de la de Cech, aunque Benítez se cansara en la víspera en decir que su equipo iba a buscar por lo menos un gol. No lo hizo de salida. Todo lo contrario. Su primera llegada fue pasada la media hora en un cabezazo alto de Gerrard. Ya perdía entonces porque Reina sale de puños por encima de jugadores de ambos equipos AP Una relación y una guerra verbal que empeoran cada día Mourinho y Benítez, José y Rafael, se han distanciado definitivamente con estas semifinales, si es que alguna vez su relación pudo considerarse buena. La batalla verbal la víspera del partido en las dos comparecencias ante la prensa fue definitiva. El portugués confesó que el español nunca ha sido su amigo. Darse las buenas tardes o buenas noches en un túnel de vestuarios no significa nada Y después cargó contra la política del técnico madrileño. El Liverpool siempre ha sido un poco antes Joe Cole había sido más listo que nadie en el área- -se la jugó a Arbeloa- -para rematar un buen balón de Drogba. Antes ya habían avisado Lampard, con paradón de Reina, y Drogba. Tampoco el Chelsea pintó nada aceptable, pero sus brochazos al menos tenían más intención y sobre todo un poco más de profundidad en su juego. Benítez, que se pasó el partido levantándose como si Enfado de Benítez grande que aspiraba a todo lo que jugaba. Ahora sólo se dedica a una competición, la Champions Sumando los tres años en la Premier el Chelsea le ha sacado más de sesenta puntos. Éste desde enero sólo piensan en una competición y nosotros hemos ganado una y podemos ganar tres más. Eso no lo hacía el gran Liverpool que yo admiraba por su historia Rafa le recordó que su equipo había ganado la Champions eliminando al Chelsea en semifinales y que con el dinero que todos los años se gasta el club de Mourinho es más fácil luchar por todos los títulos. Sus inversiones no tiene nada que ver con las nuestras. No estamos en igualdad de condiciones do, a la contra y con espacios, aunque ayer no los aprovechara porque el equipo comienza a acusar la durísima temporada que lleva y estar vivo en tres competiciones. Shevchenko ni apareció. Drogba no montó ninguna cabalgada y Lampard se pasó la segunda parte defendiendo. Del mejor tono del equipo de Benítez tuvo mucho culpa Xabi Alonso, que entró más en contacto con el balón, no así Gerrard, perdido en la banda un muelle le lanzase de su asiento, se fue al descanso visiblemente enfadado. Tanto que sus hombres salieron del vestuario transformados. Mucho más agresivos. Además muy pronto metió a Crouch por el desaparecido Bellamy y el partido inevitablemente ganó en vértigo y disparidad. Pasó el Liverpool a tomar la iniciativa. No le preocupó mucho al Chelsea que a la postre le gusta jugar sin llevar el man- derecha y poco participativo entre otras razones porque los suyos se volcaban más hacía la banda de un Zenden que está pegando sus últimos coletazos, sino los ha pegado ya. El dominio, jugar en campo contrario y ponerle un poco más de velocidad y nervio a su fútbol tampoco le bastó al Liverpool para empatar el partido y ni siquiera para crear ocasiones claras por lo que deberá ser al amparo de su gente en Anfield Road donde intente dar la vuelta a la eliminatoria, con el peligro de no haber marcado ayer en Stamford Brigde donde nunca con Benítez en el banquillo ha sido capaz de hacer un gol. Ya sabemos como se las gastan los de Mourinho fuera de casa. Juegan igual y casi siempre terminan marcando lo que en este caso les podría meter en la final, la que sería su primera final de la Copa de Europa, después de tres semifinales en los últimos cuatro años. Más información sobre el partido en: http: www. uefa. com