Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 INTERNACIONAL JUEVES 26 s 4 s 2007 ABC Alfonso Rojo EL ESCALOFRÍO ace tiempo, cuando la Bolsa iba como un tiro y los pisos se vendían como rosquillas, preguntaba yo a los lectores si imaginaban lo que ocurriría en España si el sector inmobiliario se estancaba. Les pedía que reflexionasen conmigo sobre la cantidad de parados que podrían inundar nuestras calles. y que echasen un vistazo a las páginas de sucesos y a las estadísticas carcelarias, para hacerse una idea del probable panorama. No está la cosa para vestirse de nazareno, cubrirse de ceniza y llorar, pero tampoco para tirar cohetes, como sugería Zapatero cuando presentó el Informe Económico del Presidente del Gobierno 2007 Tiene su lógica que ZP saque pecho y alardee del crecimiento español- -un 4 en el primer trimestre- pero el mérito no es suyo. Tampoco es culpa suya el batacazo que se han dado las inmobiliarias. La economía se parece a la meteorología. Va por ciclos y los expertos, que se lucen en análisis a posteriori, poco pueden hacer para vaticinar con precisión. Eso explica que el presidente dijera que prevé una progresión del PIB por encima del 3,5 No creo que sea justo culpar a Zapatero del escalofrío que recorre el ladrillo o de la bajada de las acciones. En honor del Gobierno socialista hay que subrayar que no ha hecho nada para mejorar la economía, pero tampoco para empeorarla. Dicho esto, lo que no sería de recibo es que siguiera haciendo el Don Tancredo. No me refiero al problema de la vivienda, que no hay quien lo arregle, sino a la inmigración ilegal. La fórmula para convertir un problema en un desastre es negar su existencia y aunque ocurre en toda Europa, es en España donde el fenómeno- -aluvión de sin papeles combinado con la táctica del avestruz- -alcanza cotas máximas. Sostener a estas alturas que la forma de afrontar lo que se nos viene encima es construir fábricas al sur del Sahara, es un brindis al sol y contribuye a enconar el drama. Tampoco ayuda flagelarse, como hacen los progres, culpar al hombre blanco entonar un mea culpa y pregonar la multiculturalidad. Hay que tomar medidas serias, adecuar las leyes y pensar en el futuro. H Una formación de infantería de marina femenina en el desfile de ayer en Pyongyang REUTERS Corea del Norte exhibe su músculo militar en una advertencia a EE. UU. ABC viaja hasta el país mas hermético del mundo s Pyongyang muestra 80 de sus misiles en un espectacular desfile presidido por Kim Jong- il PABLO M. DIEZ ENVIADO ESPECIAL PYONGYANG. Kim Jong- il, Kim Jong- il Extasiada, una multitud enfervorecida aclamaba ayer al caudillo de Corea del Norte en la plaza Kim Ilsung de Pyongyang, donde el hermético régimen estalinista escenificó uno de sus más contundentes avisos a la comunidad internacional y, en particular, a Estados Unidos. Por primera vez en los últimos tiempos, el Ejército norcoreano mostraba al mundo 80 de sus misiles balísticos de corto, medio y largo alcance. Entre ellos, destacaban el Rodong y el temido Taedopong del que se sospecha que podría golpear la costa oeste de EE. UU. con una cabeza nuclear. Con el fin de lucir músculo militar, Pyongyang escogió una celebración muy significativa: el 75 aniversario de la fundación del Ejército Popular de Corea y el 95 aniversario del nacimiento de Kim Il- sung, padre de la patria a quien la propaganda oficial ha entronizado como Gran Líder y Presidente Eterno Si EE. UU. nos ataca, lo aniquilaremos sin piedad advirtió el jefe del Estado Mayor, el general Kim Hincho. Y es que la exhibición de fuerza llega en un momento muy especial: justo después de que, el pasado día 14, se cumpliera el plazo acordado en la conversaciones a seis bandas de Pekín para desactivar el reactor nuclear de Yongbyon a cambio de petróleo, ayuda económica y reconocimiento diplomático. Como Pyongyang aún no ha recibido los 25 millones de dólares (18 millones de euros) que la Casa Blanca le había intervenido en el Banco Delta Asia de Macao, bajo la acusación de que procedían de actividades ilícitas, el régimen de Kim Jong- il ha optado por intensificar su retórica belicista. Para ello nada mejor que un espectacular desfile militar en la plaza Kim Il- sung, con 12.000 soldados al paso de la oca que revivían imágenes de la poderosa Unión Soviética. Estamos entregados para luchar por Kim Jong- il a costa de nuestras vidas gritaron al unísono los soldados formados en la plaza. Ante ellos, y entre el clamor de una oración generalizada, el Gran Líder hizo una de sus escasas apariciones públicas para presenciar la marcha desde la tribuna contigua a la Biblioteca Nacional. Los soldados desfilaron al son de canciones y arengas que rugían en los altavoces de la plaza. Mientras unas 100.000 personas desplegaban sobre la plaza un descomunal mural de colores formado por los ramos de flores de plástico que sostenían sobre sus cabezas. Perfectamente sincronizados dibujaban vistosos caracteres en coreano sobre la alfombra humana que cubría la plaza moviendo sus pompones de colores. Kim Il- sung, eternidad. Kim Jong- il, gloria rezaban los mensajes configurados por la muchedumbre. A ellos se unieron las proclamas colgadas en las fachadas de los edificios colindantes y en los globos que pendían en el cielo, donde se podía leer: ¡Por la reunificación de Corea! y ¡Larga vida a la política songun! que se basa en la primacía militar sobre todo lo demás. La multitud cantaba en honor de Kim Jong- il, a quien le decían que si tu no existes, nosotros no existimos Un auténtico delirio colectivo que tuvo su momento cumbre cuando, al final el Querido Líder saludó al publico. ¿Has visto que fuertes somos? Se puede vencer a una nación tan unida voluntariamente? preguntó a este redactor un cuadro del Partido del Trabajo. La respuesta: un silencio tan sepulcral como el que invadió la plaza cuando Kim Jongil se retiro de la grada y todos los presentes, que hasta entonces chillaban en una apoteosis de histeria colectiva, se callaron de repente como autómatas que hubieran sido desconectados. Por la noche, mas de 100.000 personas recorrieron la plaza en una impresionante marcha de antorchas para demostrar, como dijo otro funcionario gubernamental, que estamos preparados para la guerra Arengas y paso de la oca Si nos atacan, los aniquilaremos sin piedad dijo Kim Hincho, general jefe del Estado Mayor ABC. es Galería de imágenes del desfile militar en Corea del Norte en abc. es internacional