Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 26 s 4 s 2007 Fallece el primer presidente democrático de Rusia INTERNACIONAL 35 La esposa de Borís Yeltsin, Naina, flanqueada por sus hijas, Tatiana (der. y Elena (izq. junto al féretro. En el otro extremo, el presidente Vladímir Putin AFP Rusia despide con honores de zar a su ex jefe del Estado Borís Yeltsin La muerte del hombre que liquidó la URSS lanza el debate sobre su papel histórico RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. Borís Yeltsin acaba de convertirse en el primer jefe de Estado ruso sin sangre azul que es enterrado con los honores propios de un zar. Los funerales oficiados ayer en la Catedral de Cristo Salvador y la posterior inhumación en el cementerio de personajes ilustres de Novodévichie tuvieron la misma solemnidad y boato que los ceremoniales fúnebres de la época zarista. La muerte del primer presidente de Rusia, que vivió los últimos años apartado de la vida pública y olvidado por sus conciudadanos, ha vuelto a lanzar el debate sobre su papel histórico. Hacía mucho tiempo que los antiguos colaboradores de Yeltsin no aparecían en televisión. Su antiguo portavoz, Viacheslav Kóstikov, su jefe de gabinete a principios de los 90, Serguéi Filátov, su ministro más leal, Borís Nemtsov, y muchos otros personajes no han cesado de aparecer en los últimos días en todo tipo de tertulias o programas dedicados a recordar lo sucedido en Rusia durante la década de los 90. Tanto es así que parece haber un intento de revisión, incluso por parte del actual poder, de la negativa valoración que se había hecho de Yeltsin y su política. El ex campeón mundial de ajedrez y uno de los líderes del movimiento opositor La otra Rusia Gari Kaspárov, detenido recientemente por participar en una manifestación, dijo ayer que la mayor parte de lo que se está diciendo en los últimos días sobre la muerte de Yeltsin es una critica directa o implícita a los dirigentes de hoy El presidente Putin, sin embargo, que siempre marcó las diferencias con su predecesor, llegando incluso a criticarle, trata ahora de reconocer su legado y subraya sus rasgos positivos. Ayer Putin calificó a Yeltsin de gran líder nacional y símbolo eterno de los cambios habidos al final del siglo XX El lunes, en su mensaje televisivo, reconoció que Yeltsin trajo la democracia a Rusia. Pero lo cierto es que las alabanzas del presidente ruso a quien le entregó el poder en la noche de fin de año de 1999 no provocan el entusiasmo entre los demócratas rusos. Kaspárov ve el futuro bastante negro y cree que habrá que luchar mucho hasta lograr recuperar las libertades que Putin arrebató Un oficial de Policía saluda al paso del coche fúnebre de Yeltsin ante el Kremlin a los rusos en los últimos siete años. El diario Kommersant señalaba ayer que según la opinión de muchos opositores, lo peor que hizo Yeltsin fue designar a Putin La ceremonia fue muy solemne y emotiva. La viuda del fallecido presidente, Naina Yéltsina, y sus dos hijas, Elena y Tatiana, recibieron el pésame de los altos cargos, con Putin y su esposa Ludmila a la cabeza, y de los numerosos invitados extranjeros que acudieron. Entre los asistentes, estaban los jefes de Estado de varias ex repúblicas soviéticas, el presidente alemán, Horst Köhler, el Príncipe Andrés, Duque de York, la comisaria de Relaciones Exteriores de la Comisión Europea, Benita FerreroWaldner, los ex presidentes norteamericanos, Bill Clinton y George Bush, padre, y el ex primer ministro británico, John Major. Por parte española estuvo presente la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas. Al leer un mensaje del Patriarca de la Iglesia Ortodoxa rusa, Alexis II, ausente por enfermedad, Juvenali, metropoli- REUTERS Solemne y emotiva En opinión de Gari Kaspárov, la mayor parte de lo que se está diciendo en los últimos días sobre Yeltsin es una crítica a los dirigentes de hoy ta de Krutisk y Kolomna, subrayó el hecho de que Rusia vuelve a sus antiguas tradiciones. Prueba de ello es que, por primera vez en más de cien años, despedimos a un jefe de Estado en un templo Ya en el cementerio de Novodévichie, el cadáver de Yeltsin fue sepultado en medio de las salvas de honor. El primer presidente ruso falleció el lunes a la edad de 76 años debido a un fallo cardiaco. Los diputados del Partido Comunista fueron los únicos que se negaron ayer a guardar un minuto de silencio al comienzo de la sesión parlamentaria. ABC. es Vídeo y galería de imágenes del entierro de Yeltsin en abc. es internacional