Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN JUEVES 26 s 4 s 2007 ABC AD LIBITUM TRUJILLO POR DONDE ANDA LA IZQUIERDA dida la idiosincracia política de un país, en razón de su ONY Blair ha sido largo tiempo el ruiseñor de la naturaleza parlamentaria o presidencialista. En el caizquierda posible, capaz de transigir con la realiso británico, el sistema mayoritario ha sido históricadad y de asumir que la socialdemocracia quedó mente una fuente de estabilidad, aunque exista un remaltrecha entre las ruedas dentadas de la globalizaducto de partidarios voluntariosos del sistema proporción. Por su parte, el socialismo francés ni tan siquiera cional. Para las elecciones locales de mayo, uno de cada acepta la socialdemocracia y la izquierda alemana sotres votantes- -según The Guardian -dice abandobrevive entre los verdes y la herencia ambivalente de nar la opción de los dos grandes partidos para votar por Schröder. La izquierda italiana acaba de reunificarse los Liberales Demócratas, los Verdes o- -de forbajo la frágil batuta de Prodi y el experimento zama pronunciada- -el nacionalismo escocés. No paterista en España todavía tiene que revalidares nada nuevo. Luego, en las elecciones generase. La pregunta es si la izquierda evolucionada les, las aguas retornan a su cauce y se vota podrá proporcionar a la vez crecimiento y cohe tory o laborista. De todos modos, en estas elecsión. Blair lo ha intentado a partir de la herenciones municipales puede adquirir incluso más cia de Margaret Thatcher. Pero Blair se va este envergadura el paulatino rechazo a Blair, hasta verano. el extremo de que ahora mismo un 54 por ciento Ya no es el joven ruiseñor que culminó el prodel electorado desea que las próximas eleccioceso de cambios internos del laborismo y sustiVALENTÍ nes generales signifiquen una mayoría tory tuyó en el poder a un conservadurismo fatigado. PUIG con un 21 por ciento que se mantiene fiel al laboEl cansancio ahora es parte constitutiva del larismo. borismo en el poder: está siete puntos por detrás de los Sic transit gloria mundi en las democracias, a la tories liderados por David Cameron. Blair sale por el hora del recuento. No podrá tan sólo achacarse a la gueforo en virtud de un reparto de poder que le obliga a cerra de Irak que el eclipse de Blair sea tan cruel. En Blair der los trastos de matar al ministro de Economía, Gorpusieron muchas de sus esperanzas quienes buscaban don Brown, un orden sucesorio que parece haber sido una ruta actualizada, factible y atractiva para la izdefinitivamente aceptado por los laboristas, sin procequierda posible. Blair se sacó de la manga la Tercera der a un orden de elección interna. En la sala de máquiVía y Clinton aplicó la estrategia de la triangulación. nas de laborismo se opta por la sucesión directa para En poco trastocaron las herencias de Ronald Reagan o proseguir de inmediato con las tareas de gobierno con de Margaret Thatcher. Incluso apostaron por la interBrown al mando y con Blair en el papel de conferencianvención militar en los Balcanes. Un comentarista tan te internacional que reflexiona con elocuencia sobre el mesurado como Simon Jenkins está diciendo que el blaialma de la izquierda. Aun así, en la calle se piensa de rismo no existe ni nunca ha existido, que sólo fue espuotro modo: las encuestas dan un 78 por ciento que deseama y miasmas, palabras sin un conjunto coherente de ría una elección interna para decidir quién es el nuevo ideas. Estas cosas ocurren en las mejores familias. Gorlíder laborista, y tan sólo un 16 por ciento aprueba el sisdon Brown tiene más de bulldozer que de ruiseñor. No tema de sucesión pactada. Incluso el votante laborista es un estilista. Es un político cerebral, de despacho, aude siempre querría una elección interna del líder. Quitor de una política económica de notables resultados. zás el electorado desconfía ya demasiado de las decisioLo que racionalmente pudiera ser un mérito en realines que los partidos tomen por su cuenta. Eso da todadad convierte a Brown en un continuista, en un dejà vía más valor al tan denostado sistema de primarias vu en un componente de la fatiga y no en un valor de reque rige en los Estados Unidos. cambio. Así la izquierda anda como puede. Por supuesto, en cada caso es determinante el modevpuig abc. es lo electoral, hasta el punto de que conforma en gran me- TIENE PRISA N el océano del Presupuesto General del Estado, en el que tienen cabida- -gobierne quien gobierne- -todos los despilfarros, el vuelo de un Mystère de La Coruña a Valencia es poco menos que una cucharadita de agua. Aun así, conviene afear la conducta de la ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, por usar, en compañía de su cortejo habitual, un avión militar para trasladarse de la capital gallega a un mitin electoral de Carmen Alborch, aspirante a la vara de la Alcaldía que regenta Rita Barberá. El mal uso de los medios públicos es una constante del poder, especialM. MARTÍN mente en circunstanFERRAND cias, como la nuestra, de escasa tradición democrática y débiles mecanismos para el control de gasto; pero es todo un síntoma del desprecio hacia los ciudadanos contribuyentes que sienten los representantes electos y los cargos designados. María Teresa Fernández de la Vega, por ejemplo, presume de la austeridad a que le obligan sus ingresos mensuales- -4.000 euros- -y, en flagrante contradicción, parece más un maniquí de alta costura que una vicepresidenta de un Gobierno de definición y prácticas radicalmente socialistas. Es posible que sus galas sean de alquiler, o prestadas por el vecindario, pero resultan ostentosas frente a la exhibición de modestia retributiva que tanto complace a quienes, en cualquiera de los planos de la Administración, ocupan el turno de poder. La confusión entre el Estado, el Gobierno y el partido, a la que nos acostumbró el totalitarismo franquista, sigue viva entre nosotros. Se evidencia con frecuencia en los gestos de José Luis Rodríguez Zapatero y se advierte en anécdotas como la que protagoniza la inútil titular de un inútil Ministerio. Sin duda Carmen Alborch merece la adhesión y el empuje de sus compañeros en el puño y la rosa; pero, ¿al precio de la movilización de la Fuerza Aérea? La mesura, que es lo que más engrandece a los políticos profesionales, exige distinguir entre lo propio y lo ajeno. El uso de un avión militar para un acto electoral del PSOE- -del PSPV para mayor preci, sión- equivale a abrir el monedero de 40 millones de ciudadanos- -niños, ancianos, inmigrantes e inválidos incluidos- -y quitarnos a cada uno un céntimo de euro. Eso no es honrado ni con mayoría absoluta y arrolladora. A un mes de las elecciones autonómicas y municipales conviene estar vigilantes ante las pequeñas peripecias de la actualidad. Suelen señalar, mejor que los grandes asuntos, la tendencia y el nivel de respeto a los ciudadanos de los partidos y de sus líderes. La instauración de la mentira como forma expresiva más común del Gobierno Zapatero y hurtos menores, como el avión de Trujillo, son una proclama más aleccionadora que las que contienen los programas electorales. Las prisas de Trujillo, a juzgar por sus logros ministeriales, no justifican el uso espurio ni de una bicicleta del Estado. E T -Transmitimos tranquilidad al mercado bursátil inmobiliario.