Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo MIÉRCOLES 25- -4- -2007 ABC EL PLANETA MÁS PARECIDO A LA TIERRA COMPARATIVA Tierra Distancia de la Tierra al Sol: 150 millones de km Sol ZONA DE HABITABILIDAD DE UNA ESTRELLA La zona de habitabilidad de una estrella se define como la región alrededor de ella en la que un planeta podría albergar agua líquida en su superficie permitiendo el desarrollo y evolución de la vida. La zona de habitabilidad del Sol coincide con la órbita terrestre. En el caso de Gliese 581, más pequeña y más fria que el Sol, la zona de habitabilidad se encuentra mucho más cerca Distancia a su sol: 14 veces menos que la Tierra Instrumento utilizado para el descubrimiento: Espectrógrafo HARPS, dentro del Telescopio ESO de 3,6 m. del Observatorio de La Silla, en Chile Nuevo planeta Gliese 581 Brillo: 50 veces inferior al del Sol Masa: Un tercio de la masa del Sol (La masa del Sol es de 1,9891 x 1030 kg) SUPER TIERRA Estrella que orbita: Gliese 581 Número de planetas: Tres. Los otros dos tienen 8 y 15 masas terrestres, respectivamente Distancia de la Tierra: 20, 5 años luz, en la constelación de Libra Diámetro: 50 mayor que la Tierra Masa: Cinco veces más que la Tierra Período orbital: 13 días Temperatura superficial: entre 0 y 40 C Posibilidad de agua líquida: si Composición: rocosa y con posibilidad de océanos La Silla TIERRA CHILE ARGENTINA Diámetro: 12.756,28 km Masa: 5,974 x 10 24 kg Período orbital: 365,2564 días Descubren el primer planeta habitable fuera del Sistema Solar Se trata de un mundo rocoso situado en la zona de habitabilidad de su estrella, Gliese 581, y que podría tener agua líquida JOSÉ MANUEL NIEVES MADRID. Un equipo de astrónomos de Suiza, Francia y Portugal acaba de anunciar el descubrimiento del primer planeta extrasolar que podría, por lo menos hipotéticamente, ser habitado por el hombre. O lo que es lo mismo, el primer planeta hallado más allá de las fronteras de nuestro Sistema Solar y cuyas condiciones son parecidas a las de la Tierra. El nuevo mundo, con un diámetro apenas un 50 mayor que el terrestre y una masa cinco veces superior, reúne, en efecto, las condiciones necesarias para disponer de agua en estado líquido, el ingrediente fundamental de la vida. Se trata del planeta extrasolar más pequeño y similar al nuestro de los cerca de dos centenares que han sido descubiertos hasta ahora. La súper Tierra término con el que se refieren los astrónomos al hallazgo, gira alrededor de Gliese 581, una estrella bien conocida por los científicos, más pequeña y fría que el Sol. Se trata de una enana roja que se encuentra en la constelación de Libra, a 20,5 años luz de distancia (recordemos que un año luz equivale a casi diez billones de kilómetros) y en cuya órbita ya se habían descubierto otros dos planetas, gigantes gaseosos con quince y ocho masas terrestres, mucho más parecidos a Neptuno que a nuestro propio mundo. El nuevo planeta viaja alrededor de su astro mucho más deprisa que la Tierra alrededor del Sol, y efectúa una órbita completa cada trece días. Además, se encuentra catorce veces más cerca de Gliese 581 de lo que la Tierra está de su estrella particular. Sin embargo, debido a las diferencias de tamaño, luminosidad y temperatura entre Gliese 581 y el Sol, el nuevo mundo está exactamente en la zona habitable de su estrella, una estrecha franja orbital en la que un planeta debe estar situado para que en él se den las condiciones necesarias para la vida. Michel Mayor y Stephane Udry, dos de los descubridores que se formara un planeta con agua en estado líquido. Los mundos que se encuentran fuera de esta zona quedan, en principio, descartados como candidatos. En efecto, si estuvieran más cerca de la estrella, serían tan calientes que cualquier res- EPA Alrededor de cada estrella, según su tamaño y temperatura, la zona habitable es el área concreta en la que sería posible Muy fríos o muy calientes to de agua se evaporaría al instante, como es el caso de Mercurio en nuestro Sistema Solar. Si estuvieran más lejos, serían tan fríos que el agua sólo sería posible en forma de hielo, como sucede en Marte. Para nuestro Sol, la zona habitable se en-