Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 25 s 4 s 2007 INTERNACIONAL 39 Erdogán renuncia a la presidencia de Turquía tras los avisos del Ejército Aunque ha preferido designar candidato al ministro de Exteriores, seguirá en el partido ENRIQUE SERBETO CORRESPONSAL BRUSELAS. El primer ministro turco, Tayip Erdogán, no será el candidato al puesto de presidente de la República que debe ser elegido por el Parlamento en las próximas semanas. La ofensiva de los medios laicomilitares y de la oposición nacionalista ha hecho mella y Erdogán ha tenido que renunciar a sus planes de ocupar la jefatura del Estado. A cambio, ha propuesto al ministro de Asuntos Exteriores, Abdula Gul, que de todos modos es una especie de alter ego suyo. Gul tiene una imagen más moderada y cosmopolita, pero es igual de partidario de la rehabilitación pública de los usos sociales de la religión islámica. Si uno de los problemas que se han exhibido constantemente para atacar la candidatura de Erdogán es que su esposa se cubre con el pañuelo islámico, que es una indumentaria prohibida en los edificios públicos- -entre ellos la sede de la presidencia de la República- -la elección anunciada ayer tampoco resuelve el problema: la esposa de Gul, Hayrunisa, también utiliza la misma indumentaria. No es de extrañar que el principal partido de la oposición, el Popular Republicano (CHP) haya reaccionado con la misma acritud con la que lo hubiera hecho en el caso de Erdogán. Sus diputados ya han anunciado que no asistirán a la primera votación parlamen- Tayip Erdogán, a la derecha, y Abdula Gul, tras anunciar la candidatura presidencial, ayer en Ankara, taria prevista para este viernes, con la intención de provocar una falta de quórum, la única maniobra que le queda puesto que el partido de Gul y Erdogán, el de la Justicia y el Desarrollo (AKP) tiene mayoría absoluta. Según los republicanos, la Constitución dice que se necesita la presencia de dos tercios de los diputados y están dispuestos a impugnar el voto ante los tribunales. El procedimiento prevé cuatro votaciones y en las dos últimas basta con una mayoría simple. Además de las extraordinarias presiones a las que ha sido sometido Erdogán, entre las que figuran menciones indirectas a la posibilidad de un golpe de Estado, muchos cuadros de su propio partido le habían advertido que si dejaba las riendas del AKP corrían el riesgo de malograr sus posibilidades AP en las elecciones legislativas de noviembre. Según las últimas encuestas los islamistas siguen siendo la primera fuerza política con el 31 por ciento de los votos. Gul, que como ministro de Asuntos Exteriores tiene buena imagen en Europa, ha recibido el primer espaldarazo formal por parte del Partido Popular Europeo, en el que el AKP tiene el estatus de observador.