Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 25 s 4 s 2007 ESPAÑA 17 Saludo militar del presidente de Pakistán, general Parvez Musharraf, a su llegada al Palacio de la Moncloa IGNACIO GIL Musharraf exige prohibir la calumnia al Islam para evitar el terrorismo El presidente paquistaní pide ante el Rey el fin de la ocupación extranjera y la represión de los musulmanes s Pacta con Zapatero reforzar la lucha antiterrorista LUIS AYLLÓN MADRID. Los Gobiernos de España y Pakistán suscribieron ayer una declaración conjunta en la que anuncian su intención de adoptar nuevos acuerdos bilaterales para luchar contra el terrorismo. La firma de esa declaración tuvo lugar en el Palacio de la Moncloa, tras una entrevista mantenida por el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, con el presidente de la República Islámica de Pakistán, general Pervez Musharraf, que ayer comenzó una visita oficial a España. Musharraf acudió a La Moncloa nada más llegar a Madrid y, por la noche, asistió a una cena ofrecida en su honor por Sus Majestades los Reyes, y a la que asistió también el Príncipe de Asturias. En esa cena, Don Juan Carlos subrayó, entre otras cosas, que España y Pakistán son dos países que comparten el profundo dolor provocado por la brutal barbarie y total sinrazón del terrorismo pero también tienen en común el compromiso de hacer frente a dicha lacra, así como a otros desafíos globales, como la inmigración ilegal, el narcotráfico o la criminalidad organizada Musharraf, por su parte, recordó que su país ha tenido un papel esencial en la lucha contra el terrorismo y dijo que éste fenómeno sólo se podrá afrontar eficazmente si se entienden sus causas subyacentes. A no ser- -dijo- -que pongamos fin a la ocupación extranjera y la represión de los pueblos musulmanes, el terrorismo y el extremismo continuarán incorporando partidarios entre los musulmanes enajenados en distintas partes del mundo Además, consideró indispensable que se ponga fin a la discriminación racial y religiosa contra los musulmanes y que se prohíba que nadie calumnie a nuestra gran religión, que llama a la paz, la armonía y la hermandad En el comunicado conjunto suscrito en La Moncloa se afirma también que España y Pakistán rechazaron la identificación del terrorismo con cualquier nación, cultura o religión y se comprometieron a estudiar iniciativas para el desarrollo y fortalecimiento del diálogo intercultural e interreligioso valorando de forma muy positiva la Alianza de Civilizaciones promovida por España y la estrategia paquistaní Moderación Ilustrada Según una nota de la Secretaría de Estado de Comunicación, al abordar la cooperación antiterrorista con Pakistán, Zapatero la calificó de excelente y Musharraf expresó su opinión de que la pobreza y la marginación están en el origen del terrorismo Sin embargo, en la Presidencia del Gobierno hay un absoluto mutismo sobre si se abordó la situación del español de origen sirio Mustafá Setmariam, fundador de la célula de Al Qaeda en España en los años noventa. Su paradero se desconoce, aunque algunas informaciones indicaron que a mediados de 2005 fue detenido por policías paquistaníes y entregado a Estados Unidos. Cualquier cuestión sobre este caso recibe como respuesta el silencio y ayer no fue posible preguntar por el asunto ni a Zapatero ni a Musharraf, porque Moncloa no organizó la rueda de prensa que suele ser habitual cuando se produce una visita oficial de un mandatario extranjero. En España viven unos 70.000 paquistaníes, la mayoríade ellos en Barcelona y La Rioja. Como informó ABC, las Fuerzas de Seguridad se muestran preocupadas por el potencial radicalismo de algunos de los miembros de esta comunidad, que es sometida a una intensa vigilancia. Alguna de las fuentes consultadas indicaron que casi todo lo que les rodea es falso, desde su documentación hasta la mercancía que venden lo que puede ser un caldo de cultivo para su integración en la Yihad a corto o medio plazo. El caso Setmariam El presidente de Paraguay anula su visita a España por el bloqueo a sus ciudadanos EFE ASUNCIÓN. El presidente de Paraguay, Nicanor Duarte, ha aplazado su visita oficial a España, prevista para el 7 y 8 de mayo próximos, debido al rechazo de la entrada de emigrantes paraguayos en el aeropuerto de Madrid, informó ayer el canciller Rubén Ramírez. En virtud de la penosa situación por la que están atravesando nuestros compatriotas en su deseo de ingresar al territorio español, el señor presidente de la República ha decidido posponer su visita al Reino de España afirmó Ramírez. Subrayó que no existen cupos ni criterios establecidos para aceptar o rechazar a los paraguayos, y aseguró que el Gobierno español tampoco prevé en un futuro próximo exigir el visado, por lo que no encuentran explicación a que en el primer trimestre se impidiera la entrada a 700 compatriotas.