Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 MADRID MARTES 24 s 4 s 2007 ABC Los libros despiertan la noche Libros colgantes, conciertos en la calle, conferencias, encuentros, proyecciones, lecturas dramatizadas... Madrid volvió a mostrar su amor a la literatura en la segunda edición de la Noche de los Libros POR MABEL AMADO FOTOS: JULIÁN DE DOMINGO MADRID. La región tiene vocación noctámbula y lectora. Si hace menos de un mes la Comunidad rendía homenaje a la creación escénica con la Noche de los Teatros, ayer, y con el mismo ímpetu festivo, los madrileños se lanzaron a la calle para celebrar la Noche de los Libros. Desde las cuatro de la tarde- -porque puestos a celebrar, cuanto antes empiece la fiesta mejor- -y hasta pasadas las dos de la madrugada, bibliotecas, librerías, instituciones culturales y cafés abrieron sus espacios a todos los ciudadanos interesados en convertir la lectura en una fiesta. Allí, al cobijo de paredes teñidas de palabra, se sucedieron encuentros con autores, conferencias, tertulias, conciertos, debates, fiestas, actividades infantiles, talleres literarios, concursos... Y los que prefirieron disfrutar de la bondad climática en ple- Esperanza Aguirre, junto a Carmen Posadas y Santiago Fisas, recorrió un paseo lleno de libros colgantes na calle también se vieron sorprendidos por la creatividad en forma de libros colgantes, música, performances, monólogos de humor o lecturas dramatizadas a pie de escalinata. Y es que fueron diez horas consecutivas en una sutil combinación de esencia lectora y contenido cultural que no dejó indiferente a nadie. Comencemos el repaso por algunas de las 350 actividades que ayer programó la Consejería de Cultura y Deportes y en las que se involucraron más de 600 escritores, músicos y artistas nacionales e internacionales. Nuestro singular recorrido arranca en un templo con sabor cultural que combina la palabra con el olor del café recién hecho. Estamos en el Café Comercial, uno de los tres establecimientos que se sumaron a esta iniciativa con el fin de recordar las tertulias con solera. En esta ocasión, rememorando a los clásicos, Espido Freire, Carmen Posadas y Fernando Marías departieron sobre Cosas que nunca dirías en una mesa redonda ¿Y de qué creen que sí hablaron? De muchas cosas. Por ejemplo, Posadas descubrió que los escritores son como los cocineros, que nunca dan la receta mientras que Espido desveló al público cómo empezó a escribir: a instancias de sus compañeras de clase que le pedían que novelara sus vidas. Marías, sin embargo, puso la nota de humor recordando una película de Orson Welles... Aunque nosotros paramos en el Comercial, otros ciudadanos optaron por el Café Gijón, al que acudieron Ángela Vallvey, Lorenzo Silva y Martín Casariego para debatir sobre Y tú de qué te ríes o el Central, con Ángeles Caso, Manuel Hidalgo y David Torres en cómplice tertulia sobre El día que fui mayor Situados ya en plena calle Fuencarral, el tramo comprendido entre las glorietas de Bilbao y Quevedo se convirtió ayer en un paseo literario. Y no era para menos, pues de unas instalaciones singulares colga- Diez horas consecutivas ban libros que invitaban al peatón a detenerse a leer. La Torre de Babel El remolino Caricias para el corazón o Antología sumergida fueron algunos de los doscientos títu-