Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 24 s 4 s 2007 ESPAÑA 29 RELIGIÓN Blázquez reclama una sana laicidad que respete a la Iglesia El Episcopado denuncia la exclusión de los símbolos religiosos JESÚS BASTANTE MADRID. El presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez, reclamó ayer una sana laicidad donde el Estado no considere la religión como puro sentimiento individual, susceptible de relegarse al ámbito privado durante su discurso de apertura de la Asamblea Plenaria del Episcopado. El obispo de Bilbao reconoció que toda intervención directa de la Iglesia en el ordenamiento político y social constituiría una injerencia indebida aunque exigió al Estado que sea garantizado el ejercicio de las actividades de culto, y también culturales, educativas y caritativas, de la comunidad de creyentes Blázquez fue más allá, reclamando que dentro de la laicidad, que no degenera en laicismo, sean respetados los símbolos religiosos en las instituciones públicas así como que los representantes legítimos de la Iglesia se pronuncien sobre los problemas morales que se plantean a la conciencia de todos los hombres Tras advertir que las palabras laicidad y laicismo son utilizadas como si fueran elásticas solicitó claridad en el uso de las palabras y los conceptos que expresan Así, Blázquez indicó que ha llegado a atribuirse al término laicidad una acepción ideológica opuesta a la que tenía en su origen pretendiéndose que exprese la separación total entre Estado e Iglesia Esto supondría que la Iglesia no tendría derecho alguno a intervenir en temáticas referentes a la vida y a la conducta de los ciudadanos lo que implicaría la exclusión de los símbolos religiosos de los lugares públicos El prelado también se refirió en su discurso a la actual situación educativa, poniendo especial énfasis en los profesores de Religión. Así, Blázquez recordó la reciente sentencia del Tribunal Constitucional, que avala la constitucionalidad del vigente sistema de contratación de estos docentes. Para el presidente del Episcopado, la citada sentencia apunta que corresponde a las confesiones religiosas la competencia de juzgar sobre la idoneidad de las personas que hayan de impartir la enseñanza religiosa entre cuyos criterios hay que tener en cuenta, junto a las aptitudes académicas, el testimonio cristiano y la comunión eclesial del docente como un componente definitorio de su confesión Echenagusía, obispo auxiliar de Bilbao, en la asamblea CHEMA BARROSO Claridad de palabra Discurso de monseñor Blázquez en: http: www. conferenciaepiscopal. es