Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA 27- M s Elecciones municipales y autonómicas MARTES 24 s 4 s 2007 ABC La Xunta no citó a 14.000 enfermos para reducir sus listas de espera J. L. JIMÉNEZ SANTIAGO. Los populares gallegos quisieron puntualizar ayer el anuncio efectuado desde la Consejería de Sanidad de Galicia acerca de la reducción de las listas de espera para intervenciones quirúrgicas en el Sergas durante el último año. Según informó el domingo el departamento que dirige la socialista María José Rubio, se habría pasado de 110 días de espera a sólo 85 en un año, mientras que en las consultas externas el tiempo que se aguarda para una cita habría aumentado un día. Pues bien, el presidente de los populares gallegos, Alberto Núñez Feijóo, desbarató las cifras oficiales del Sergas al asegurar que la Consejería habría evitado diagnosticar a 14.000 enfermos para que éstos no engrosaran las listas de espera quirúrgica. Tenemos constancia de que los pacientes llaman a los hospitales y no les dan cita para el especialista y les dicen que será después de mayo. ¿Qué ocurrirá después de las elecciones se preguntó en voz alta. Núñez Feijóo explicó que resulta chocante semejante saldo positivo en la reducción de las listas precisamente cuando el Sergas atraviesa un periodo interno turbulento, salpicado por huelgas de especialistas, interinos o funcionarios no sanitarios. Hay un conflicto al mes, pero, cuantas más manifestaciones hay, más bajan las listas de espera ironizó. No pueden pensar que en Galicia no hay vida inteligente añadió acto seguido. Tras la reunión semanal con sus portavoces de área en el grupo parlamentario, Núñez Feijóo presentó además una iniciativa para acordar entre todas las fuerzas políticas: la aprobación de un seguro asistencial para las pruebas diagnósticas de modo que se le garantice a todos los ciudadanos que en 45 días como máximo dispondrán de una consulta o un diagnóstico. Esta propuesta, en la que el Partido Popular ha venido trabajando en los últimos meses sería el primer paso para rebajar ese tiempo de espera a 30 días en 2008, y tiene antecedentes en otras autonomías de colores políticos dispares, como Extremadura o Castilla y León. Es necesario parar el deterioro sanitario aseguró tajante el líder de los populares gallegos. Las Comunidades sin problemas identitarios ofrecen más confianza Marcelino IglesiassPresidente de Aragón Ayer fue doble jornada de fiesta para Marcelino Iglesias. Además de celebrarse San Jorge, Día de la Comunidad, entró en vigor, al publicarse en el BOE, la reforma del Estatuto de Autonomía, pactado con PP, PAR e IU POR MANUEL TRILLO ZARAGOZA. El socialista Marcelino Iglesias Ricou (Bonansa, Huesca, 1951) gobierna desde 1999 con el PAR. Si la anterior legislatura estuvo claramente marcada por el rechazo al trasvase, el nuevo Estatuto es uno de los principales hitos de ésta que acaba. tarios tendrán mucha más garantía y ofrecerán mucha más confianza a la sociedad y a los sectores económicos. -En el nuevo Estatuto se vela por que no haya transferencias de aguas. Pero tres años después de derogarse el trasvase, ni Aragón ni Levante tienen solucionados sus problemas de agua. En huelga permanente -En la lonja en que se ha convertido el proceso de reforma de los estatutos, en el que cada Comunidad arranca lo que puede al Estado, ¿qué significado tiene el nuevo texto aragonés? -Usted siempre se ha quejado de que la lealtad al conjunto de España, más que premiarse, se castiga, mientras que se prima a quienes tensionan desde la periferia. -Tiene un significado muy importante, porque Aragón lleva 25 años en una segunda división autonómica, lo que no sería tan grave si no estuviéramos rodeado de Comunidades que estaban en la primera velocidad, lo que creaba a los aragoneses una sensación de que eran tratados como ciudadanos de diferente condición. El Estatuto nos coloca en el mismo nivel, con las mismas posibilidades y capacidad de autogobierno y esa dificultad que nos producía el escalón diferencial ya no se producirá. Tendremos herramientas para abordar los desafíos del siglo XXI. -Hemos hechos unos acuerdos importantes que modifican el Pacto del Agua del 92, que han sido ampliamente apoyados. Estos acuerdos tienen unos meses y ahora toca desarrollarlos. Pero es verdad que en Aragón, en política hidráulica, quedan muchas cosas por hacer. Hemos sido lentos en política hidráulica, porque hemos estado en una fase de acuerdos. No hemos tenido tiempo suficiente. Por otro lado, hay que entender que las obras hidráulicas tienen una larga maduración. En cualquier caso, soy consciente de que hay que acelerar esas obras. El Ebro tiene todas las características de un río mediterráneo: la irregularidad, la torrencialidad, etcétera, tenemos uno de cuatro años dificultades para abastecernos nosotros mismos. La solución que se proponía no tenía ningún sentido por las dificultades que crea tener Comunidades autónomas enchufadas a un trasvase, como el caso de Murcia, y las incertidumbres que crea tanto en las Comunidades que tienen que ceder agua como en los agricultores que tienen que estar a expensas de acuerdos del Consejo de Ministros. Eso hay que resolverlo de otra manera. Iglesias, con una copia del Estatuto que entró en vigor ayer visto desparramarse el agua del Ebro y les ha servido de argumento para insistir en el trasvase... FABIÁN SIMÓN -Pero en Levante se han echado las manos a la cabeza cuando han -Cuando hablan conmigo de estas cosas, les recuerdo que, cuando éramos pequeños, oíamos comentar que en todos los sellos de Correos había un suplemento para ayudar a los damnificados de las riadas del Turia en Valencia. tros cúbicos de reserva hidráulica para Aragón que aparecen en el Estatuto se queden en el papel? ¿Teme que los 6.500 hectóme- -Estamos al final de una etapa en la que las cosas han sido así y me sigo quejando de que la lealtad era penalizada. En el noreste, con los vecinos que tenemos, con partidos con permanentes tentaciones centrífugas, conjugamos en Aragón pefectamente ser aragoneses y ser españoles y esto empieza a ser un valor positivo. Pero es verdad que desde la Transición teníamos la sensación de que era penalizado. De todas formas, en el siglo XXI, las Comunidades como la nuestra que no tienen problemas identi- Las obras de la Expo Zaragoza 2008 van ajustadas, pero llegaremos a tiempo -La anterior legislatura estuvo marcada en Aragón por el rechazo al trasvase. ¿En ésta, en que ya está derogado, por qué se define? -Ésta es la legislatura de la reforma del Estatuto, de los acuerdos con la General Motors, que permite no sólo mantener la fábrica en momentos de dificultades para la automoción sino incrementar su producción y puestos de trabajo, de la puesta en marcha de los medios públicos de comunicación y del desarrollo de los grandes proyectos de logística, los más ambiciosos que se están haciendo hoy en Europa, y de los acuerdos del agua. ¿Teme que la Comunidad Valenciana recurra el Estatuto aragonés, así como Aragón ha recurrido la parte del valenciano que habla del derechos a aguas excedentarias de otras cuencas? -El Estatuto es una ley orgánica, no hay leyes con más rango que éstas, sólo la Constitución. Por tanto, lo que viene en el Estatuto se cumple, sobre todo éste, que ha salido aprobado en el Senado sólo con cinco abstenciones. Es decir, ha estado de acuerdo toda España en la reserva estratégica. ¿Cómo va la Expo 2008? ¿Va a llegar a tiempo? -Va ajustado, porque el Buró Internacional de Exposiciones da dos años sólo para hacer los proyectos y las obras y eso hay que revisarlo, porque es muy poco tiempo. No obstante, llegaremos a tiempo. Los plazos son un desafío político, técnico y de construcción... y de nervios. -Tenemos recurrido un artículo en el valenciano, así como otro en el catalán. No tengo ningún interés en paralizar el Estatuto valenciano, pero hay un artículo que no se ajusta a principios fundamentales del Derecho. Un Estatuto no puede tener efectos en otra Comunidad. La autoridad de un Estatuto termina en los límites de la Comunidad, el Estatuto de Aragón no puede generar derecho y obligaciones en Andalucía; el valenciano, tampoco.