Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA 27- M s Elecciones municipales y autonómicas MARTES 24 s 4 s 2007 ABC La población reclusa se dispara hasta llegar a las 65.000 personas M. CALLEJA MADRID. En las cárceles españolas ya no cabe ni un alfiler. La población reclusa no hace más que aumentar año a año y ya llega a las 65.000 personas, según el último dato aportado en el Senado por la directora generales de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo. En 2003, las cárceles albergaban a 47.207 personas; hace sólo cuatro días, esa cifra subía ya a 55.847 personas, a las que hay que sumar la parte que administra la Generalitat de Cataluña, que tiene transferidas las competencias en esta materia, y que sumaría a otros 9.000. Gallizo se cuidó mucho de subrayar que este incremento de los presos no se relaciona con un aumento del nivel de delincuencia en nuestro país, cuyas cifras son diferentes El número de reclusos crece sin parar, pero también la aplicación del régimen abierto, es decir el tercer grado penitenciario. El 30 de marzo de 2007, el número de internos clasificados en tercer grado era de 5.609, el 15,8 por ciento. El repunte es significativo si lo comparamos con los años 2003 y 2004, en los que se redujo al 10 por ciento. Para la directora de Instituciones Penitenciarias, la mayor aplicación del régimen abierto se ha conseguido gracias a una política social progresista y respetuosa con esta concepción del cumplimiento de la pena como una oportunidad para alejar del delito al máximo de personas posible El Gobierno quiere construir 31 nuevos centros de reinserción social, que se sumarán a los nueve inaugurados esta legislatura, y que harán posible tener otras 3.500 plazas de cumplimiento en régimen abierto. El PP exige disculpas al PSOE tras el archivo del supuesto fraude en Melilla La jueza no considera probada la comisión de un delito de falsedad documental s Los populares dicen que las mentiras del PSOE se han descubierto pronto CARMEN ECHARRI MELILLA. El Juzgado de Instrucción número 3 de Melilla ha acordado el sobreseimiento y archivo de la causa abierta por el caso Lence en el que se acusaba al PP de Melilla de dirigirse a una imprenta local, Marfeme, para ordenar la realización de copias de impresos de solicitud de voto por correo para, supuestamente, cometer un fraude. Este asunto fue incluso denunciado por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien llegó a cuestionar la actuación de los populares, haciendo bandera del mismo contra el principal partido de la oposición. Sin embargo, las tornas se han vuelto en contra del PSOE, ya que la magistrada titular del juzgado considera que no está probada la intención maliciosa de los procesados ni tampoco justificada la comisión de un delito de falsedad documental. El gerente del PP melillense, Javier Lence, responsable del encargo a la imprenta sobre la que mantuvo activadas las escuchas la Guardia Civil, deja de estar imputado en esta causa sobre la que el PSOE había mostrado su intención de personarse como acusación. El auto firmado por la jueza Julia Adamuz no es firme, pudiendo caber recurso de apelación en el plazo de tres días. Dicho auto indica que si bien es cierto que los hechos que han provocado la apertura de las presentes diligencias previas han provocado una cierta alarma social, de la que se han hecho eco los medios de comunicación a escala nacional, ello no implica la necesidad del mantenimiento de una imputación contra unas personas determinadas, al no resultar los hechos que han dado motivo a la formación de la causa constitutivos de delito, de conformidad con las reglas establecidas en el artículo 779.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, en relación con el artículo 637.2 del mismo texto legal Asimismo, se indica que por razones de economía procesal no pueden ser practicadas las diligencias interesadas por el citado Ministerio Público, en tanto que la práctica de las mismas dilataría innecesariamente la presente instrucción, sin que de sus posibles resultados se permita apreciar una actuación final antijurídica en la actuación de los procesados respecto de los hechos objeto de las presentes diligencias Por otra parte, el auto estima que no resulta acreditada ni probada la intención maliciosa en los procesados en relación con los hechos objeto de estas diligencias previas y en consecuencia no resulta justificada la perpetración del delito que ha dado origen al presente procedimiento El auto considera que resulta improbable una manipulación deliberada en la emisión de los votos por correo por los procesados, cuando la ley garantiza la plena identificación del elector que hace uso de su derecho al voto, sin que quepa sustitución alguna Por su parte, el Partido Popular reaccionó ayer a esta decisión judicial y manifestó que, con decisiones de este tipo, se anula la campaña que pretendían llevar a cabo los socialistas en Melilla. El secretario general de los populares, Ángel Acebes, exigió ayer disculpas públicas al PSOE por la campaña de acoso basada en mentiras y afirmó que esta vez, las mentiras y las calumnias se han descubierto pronto. Otras han tardado más como el lino El PSOE ha anunciado que recurrirá el auto judicial. Más información sobre el auto: http: www. pp. es El PSOE quería personarse EL PRESIDENT VUELVE A MISA EN SANT JORDI Artur Mas evidencia otra vez su desprecio al charnego Montilla y evita saludarle en el acto oficial POR I. A. M. J. C. BARCELONA. El presidente de la Generalitat, José Montilla, hizo ayer la síntesis de las celebraciones de Sant Jordi de sus antecesores, Jordi Pujol y Pasqual Maragall. Recuperó la misa dentro de los actos oficiales del Govern que había suprimido Maragall, pero mantuvo el Palau de Pedralbes como sede de la recepción oficial, que, eso sí, volvió al formato de chocolatada de Pujol. Y dejó su propia impronta, con la supresión del discurso institucional, decisión que también provocó críticas de la oposición. Acompañado de los consellers Antoni Castells, Joaquim Nadal, Marina Geli y Joaquim Llena, todos ellos socialistas, Montilla asisitió a la celebración de la misa oficiada por el arzobispo de Barcelona, Luis Martínez Sistach, en la capilla Sant Jordi del Palau de la Generalitat. Y es que obliga el peso del voto católico. También estaban allí representantes de la oposición, con Artur Mas a la cabeza, aunque no asistió ni un miembro de ERC ni de ICV Tampoco hizo acto de presen-