Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA LA HORA DE LA VERDAD DEL 11- M LAS ACTIVIDADES DE CARTAGENA MARTES 24 s 4 s 2007 ABC El juez ordena investigar la detención de un testigo por error de la Policía D. M. MADRID. Javier Gómez Bermúdez, presidente del Tribunal, decidió ayer deducir testimonio de la declaración de un testigo- -J. M. O. -para investigar los motivos por los que fue detenido por la Policía pese a no tener relación alguna con los atentados. El hombre aclaró al presidente de la Sala que si no había presentado denuncia por este hecho fue porque ya tenía suficiente con los daños psicológicos que me han causado. He intentado olvidarlo y mirar hacia adelante. Tampoco me veía con fuerzas en ese momento para presentar una denuncia J. M. O, que trabaja en una inmobiliaria, fue detenido el 14 de marzo de 2004 después de que realizara una llamada telefónica a Telemadrid para preguntar si iban a poner información relacionada con lo que estaba pasando Se da la circunstancia de que su llamada se produjo después de que un comunicante anónimo informase de la existencia de una cinta de reivindicación de la matanza en una papelera cercana a la mezquita de la M- 30. Al ser detenido (sobre las tres de la tarde) los agentes le dijeron que tenía que aclarar una llamada efectuada desde mi móvil y que para ello lo trasladaron al complejo policial de Canillas, donde se le aplicó la ley antiterrorista y no fue asistido por ningún abogado. El testigo relató que durante tres o cuatro horas fue interrogado por unos diez policías y que a continuación le metieron en los calabozos, donde permaneció hasta la doce de noche, hora en que fue puesto en libertad. Estuve en estado de shock confesó. El Tribunal pide a Garzón dos notas informativas sobre Cartagena No han aparecido en soporte papel después de que el magistrado ordenase borrar las copias que había en el ordenador para evitar filtraciones sobre el confidente D. M. P. M. MADRID. El juez Javier Gómez Bermúdez pedirá al magistrado Baltasar Garzón que le facilite dos notas informativas elaboradas por la Unidad Centeral de Información Exterior (UCI) sobre las informaciones que el chivato Abdelkader Farssaoui, conocido por el alias de Cartagena ofreció a esta unidad. La decisión de remitir el oficio al titular del juzgado número 5 de la Audiencia Nacional la tomó el presidente del Tribunal después de que un agente de la UCIE, uno de los controladores del confidente e instructor de las diligencias desde el 17 de marzo de 2004, declarara que supo que las dos notas en papel desparecieron después de que Garzón ordenara a la Policía destruir las copias en soporte informático. El instructor tomó esa decisión después de que se filtrara a la Prensa la identidad y otros datos del colaborador policial, que comprometían su seguridad. Precisamente fue esa filtración la que provocó que el confidente decidiera acabar sus relaciones con la Policía. Además del episodio de las notas informativas, la declaración de este testigo, que en la fecha de los atentados era el jefe del grupo de argelinos de la UCIE, sirvió para conocer nuevos detalles sobre la colaboración de Cartagena con la Policía. Así, explicó que fue el propio confidente quien, a mediados de septiembre de 2002, se puso en contacto con su unidad para ofrecerse a colaborar. En ese momento dijo ser argelino- -lo que resultó falso- -y que había estado relacionado con los servicios secretos marroquíes. Cartagena según el testigo, fue aportando datos pero nunca le marcamos un objetivo ni le dimos órdenes concretas Cuando el chivato tenía información que consideraba relevante llamaba a la Policía y mantenía una reunión con sus controladores. Esta dinámica se rompió cuando el grupo de Mustapha Maymouni, del que estaba dando datos, comenzó a sospechar de que entre ellos había un chivato. El confidente tenía miedo- le dijimos que lo primero era su seguridad aseguró el agente- -y se marchó a vivir fuera de Madrid, en concreto a Albolote (Granada) Según el policía, Cartagena tenía total libertad de movimientos y no le obligaban a nada. De Albolote se trasladó a Almería y una vez allí volvió a dar información, esta vez de El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón un grupo de argelinos que quería volar la Audiencia Nacional. Sus confidencias dieron lugar a la Operación Nova En cuanto al 11- M, el inspector explicó que el 2 de abril, día del atentado frustrado del AVE, llamaron a Cartagena para que viajara a Madrid al día siguiente: Vino por sus propios medios. A las once y media de la mañana le vimos en el Parque Juan Carlos I y no nos reprochó nada. Tampoco le CHEMA BARROSO Uno de los controladores de Cartagena asegura que nunca le dieron órdenes pudimos preguntar por el piso de Leganés porque nosotros a esas horas no sabíamos de su existencia Finalmente aclaró que nunca conoció a El Chino ni mucho menos se reunió con El Tunecino como declaró Cartagena en el juicio. ABC. es Siga en directo las sesiones del juicio del 11- M desde abc. es