Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 DEPORTES Campeonato del Mundo de Motociclismo- -Gran Premio de Turquía LUNES 23 s 4 s 2007 ABC Rossi se quema, Pedrosa se cae y Stoner reina Jacque tira a Dani, Elías sube al podio tras enojar a Valentino, que desgastó las gomas, y el australiano recupera el liderato TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN Las apuestas del Mundial de la cilindrada absoluta se quedaron sin acertante. Nadie en su sano juicio habría pagado dinero por un podio formado por Stoner, Elías y Capirossi, salvo un farol para la galería. La mayoría de las quinielas incluían a Rossi y a Pedrosa en el triunvirato del Gran Premio de Turquía y los dos gallos del corral se quedaron compuestos y sin cava. Dani pagó una mala salida con un acoso y derribo en el embrollo de la arrancada. Valentino se enfadó con Elías por un adelantamiento al borde del accidente y después notó como sus neumáticos se gastaron como nunca le había sucedido desde que en 1997 ganó su primer título. Mientras los dos favoritos perdían el tren, Stoner puso pies en polvorosa para adjudicarse la segunda victoria de su vida en MotoGP y recuperó el mando en el campeonato que estrenó en Qatar. El triunfo del australiano no rompió solamente las quinielas de Estambul. Destrozó también el pronóstico de que el cetro de los ochocientos centímetros cúbicos es cosa de dos hombres (Valentino y Dani) de dos fábricas (Yamaha y Honda) y de unas ruedas (Michelín) La superioridad de los neumáticos Bridgestone y la valía de Stoner confirmaron lo que ya fue patente en Qatar: el antiguo piloto de Alberto Puig está dispuesto a conquistar el laurel a bordo de una moto, Ducati, que está preparada para derrotar a Honda, a Yamaha y a Michelín. La máquina italiana tutea a las japonesas y Bridgestone se codea con las carcasas galas. Este negocio vive una revolución total. Stoner fue el más rápido desde que el semáforo abrió la carrera. No tuvo rival. Su único enemigo fue el asfalto, porque no observó por delante a ningún adversario a lo largo de los cuarenta y tres minutos de competición. Todo lo contrario que Pedrosa, que se sintió atascado al arrancar, descendió del tercer al octavo puesto, se vio rodeado de oponentes y pagó el precio del barullo. Olivier Jacque asumió el papel del loco del día se lanzó en una curva rápida como si le fuera la temporada en ella y arrolló a Edwards, a Dani y a Vermeulen, aunque este último se levantó y pudo continuar en la prueba. El francés, a su edad, no ha escuchado todavía el lema que el veterano Barros recordó al joven Melandri en otra situación similar: Las carreras no son como empiezan, sino como las puedes acabar Quienes no pudieron eran Pedrosa y Edwards, segundo y tercero en los entrenamientos. Mientras ellos lamentaban el desastre, Casey ya cabalgaba en solitario, perseguido por Hopkins, Capirossi, Rossi y Elías, quienes protagonizaron la si- Valentino Rossi Décimo clasificado en MotoGP Estoy muy descontento con Elías, su forma de pilotar no es correcta, es peligroso. Respecto al desgaste de los neumáticos, ni nosotros ni Michelín sabemos la razón de lo ocurrido Dani, el peligro de salir mal Toni Elías Segundo clasificado en MotoGP No he podido pillar a Stoner porque mantuve una lucha con Hopkins y luego ya no podía alcanzarle, pero este puesto es muy importante para mí Dani Pedrosa Retirado en la carrera Salí mal, he frenado en una curva y me han golpeado por detrás; es una pena, en este circuito no tengo suerte Elías ataca a Rossi un segundo antes de chocar con él un objetivo imposible, porque la bala roja era imparable, pero el intento provocó una tonta pelea que pudo mandar a los dos al césped en el ecuador del gran premio. Elías realizó un adelantamiento sobre Rossi al límite del reglamento, sus cuerpos se tocaron y el español finalizó la estocada con una derrapada en una curva que dejó al emperador descolocado y al manresano en segunda posición. Toni, sencillamente, se pasó de frenada. Y Valentino, simplemente, perdió dos segundos y sintió el soplido de Hopkins, Capirossi, Melandri, Barros y Hayden. No sólo acusó esa presión, sino que todos le adelantaron, para sorpresa general. El heptacampeón, que estrenaba motor, agotó sus neumáticos. El matrimonio entre el nuevo motor y las gomas elegidas no funcionó en una cama asfáltica, la de Estambul, que no le gusta. Acabó en la décima plaza. Con el rey hundido, Elías consumó su segundo podio en MotoGP, después del éxito conseguido en Estoril 2006. Allí, en Portugal, privó del triunfo al italiano, cinco puntos que le costaron el título. Rossi no duerme pensando en Toni. Elías, a pierna suelta. Casey Stoner Ganador en MotoGP Tal como iban la Ducati y los Bridgestone nada podía salir mal. Vamos a luchar así toda la temporada Toni es el gafe de Rossi guiente polémica de la jornada. Valentino y Toni adelantaron al norteamericano y al viejo Loris hasta escaparse en busca del llanero solitario, ese australiano de veintiún años que ya comienza a preocupar al poder establecido. Era Dani sufre contusiones en el cuello y en el pecho, pero correrá en China Olivier Jacque destrozó las aspiraciones de Pedrosa y de Edwards, que partieron en primera línea de parrilla. El francés se pasó de frenada en una rápida curva y arrolló al español, al estadounidense y a Vermeulen, aunque el australiano pudo continuar en carrera y se clasificó en undécima posición, detrás de Rossi. Dani se marchó caminando, pero pocos segundos después se tiró al suelo, dolorido por los golpes sufridos en el tórax. Se le colocó un collarín y fue trasladado en camilla a la clínica móvil del doctor Costa, donde las radiografías confirmaron fuertes contusiones en el pecho y en el cuello, pero inicialmente no se encontró lesión grave alguna. Se temía una rotura de clavícula y quedó descartada. Se queja del cuello, tiene toda la zona dolorida, con los músculos tirantes, producto de la caída indicó su director, Alberto Puig. El accidente supuso la anulación de los entrenamientos que Pedrosa pensaba realizar hoy en Turquía, pero en principio no tendrá problemas para competir el 6 de mayo en el Gran Premio de China. Vermeulen (izquierda) y Pedrosa (derecha) en el suelo, mientras Melandri elude la caída REUTERS