Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA El tripartito catalán, fiel a sí mismo LUNES 23 s 4 s 2007 ABC Las patronales catalanas advierten de que un recorte del Estatuto abriría una grave crisis Empresarios y sindicatos no quieren contemplar la posibilidad de que el Constitucional lamine la reforma estatutaria s El déficit inversor en infraestructuras lo consideran lesivo para toda España E. ARMORA J. C. VALERO BARCELONA. La clase empresarial asistió al largo proceso de reforma del Estatuto de Cataluña sin pronunciamientos de campanillas. Pero una vez el texto ha sido aprobado por los parlamentos autonómico y nacional y sancionado en referéndum por los ciudadanos, las cinco principales patronales catalanas y los dos sindicatos mayoritarios (UGT y CC. OO. cierran filas tras la opinión de que lo mejor será que el Tribunal Constitucional no lo toque, porque, de recortarlo, advierten de que se avecina un problema político e institucional de primera magnitud Para Fomento del Trabajo, la gran patronal presidida por Juan Rosell, si se ve recortado de manera sustancial el marco político aprobado por los catalanes, podría provocarse una crisis política e institucional que afectaría de manera destacada a la percepción que tiene la sociedad de la política; y de ningún modo generaría beneficios para la economía catalana ni tampoco para la española La patronal de la pequeña y mediana empresa (Fepime) adscrita a Fomento, abunda en la opinión de que si hubiera un recorte significativo se daría un problema político de primera magnitud en el que no habría ganadores No obstante, para la patronal que preside Eusebi Cima, un recorte o una ampliación derivada del marco constitucional no tendría por qué suponer implicaciones directas en la actividad económica, pero lo que sí podría generar, tanto a nivel español como catalán, son incertidumbres en el escenario político que podrían perjudicar el clima de estabilidad que precisa el ámbito económico Algo más contundente se muestra Antoni Abad, presidente de la vallesana Cecot, después de restar hierro a las consecuencias económicas: La situación que ya sufrimos actualmente no puede ir a peor, pero también estamos convencidos de que un recorte del Estatuto aceleraría un proceso de concienciación general que podría hacer evolucionar el escenario actual. Para Josep González, presidente de la patronal independiente de la pequeña y mediana empresa, PIMEC, todo el mundo sabe que el Estatuto aprobado ya sufrió importantes recortes Por eso, González considera que no se entenderían nuevos recortes En su opinión, Cataluña ya ha sufrido un retraso considerable en infraestructuras, que se debe corregir y, para ello, lógicamente, se requiere una financiación adecuada La patronal Pimec señala que España debería ser consciente de que un motor económico como ha representado siempre Cataluña, no es bueno que se frene porque perdemos todos En cualquier caso, González está convencido de que no se producirán nuevos recortes de este Estatuto. Serían muy difíciles de explicar- -añade- -y, sobre todo, de justificar El empresario confía en el buen criterio de los políticos que administran el país. Ojalá no me equivoque concluye. Rafael Romero, presidente de la Cámara Oficial de Contratistas de Obras de Cataluña (CCOC) recuerda que suele decirse que el 12 de septiembre de 1714, los catalanes volvieron al trabajo y abrieron los comercios y talleres. El espíritu emprendedor prevalece- -puntualiza- pero hay algo que en el resto de España quizás no se acabe de entender: el déficit de infraestructuras que padece Cataluña le perjudica, pero también perjudica a España Para Romero, ese déficit no es un problema catalán sino español Pero en el terreno de las infraestructuras, existe a su juicio un problema igual o más grave que el déficit: la mala gestión de las que disponemos Y señala el ejemplo del aeropuerto de Barcelona y las cien averías en lo que va de año en Cercanías de RENFE. Los sindicatos mayoritarios ni se plantean la posibilidad del recorte y abogan por el máximo despliegue estatutario para asegurar nuestro progreso social y económico Sería el peor de los escenarios, porque lo que necesita nuestro país es que el Constitucional respete el texto de un Estatuto que ha sido aprobado por el Parlamento catalán, negociado en el Congreso de los Diputados y avalado en referéndum afirma Josep María Álvarez, secretario general de la UGT de Cataluña. Desde CC. OO. Manel García Biel, asegura que su sindicato apoya el actual Estatuto porque adecua el marco legal a las necesidades políticas, económicas y sociales de Cataluña lo que quiere decir que sin Estatuto estaríamos en peores condiciones Por el máximo despliegue No frenar el motor catalán Los agentes sociales respaldan al presidente Montilla para que despliegue la refo No habría ganadores MARAGALL, NI ESTÁ NI SE LE ESPERA El ex presidente catalán, que impulsó como un empeño personal la reforma del Estatuto y del modelo de Estado, ha desaparecido de la escena política IVA ANGUERA DE SOJO BARCELONA. A finales de agosto de 2003, el entonces candidato socialista a la presidencia de la Generalitat, Pasqual Maragall, veía colmadas buena parte de sus aspiraciones federalizantes en el cónclave socialista de Santillana del Mar, en el que otro aspirante, el candidato a la presidencia del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, avaló sus tesis con su apuesta por la España plural. Casi cuatro años después, Zapatero no sólo ha avalado la reforma del Estatuto catalán, sino también la del andaluz, el balear y el valenciano. Un proceso de reforma institucional criticado tanto por el primer partido de la oposición como desde amplios sectores históricos del propio PSOE, que en las últimas semanas ha abanderado Joaquín Leguina. La apuesta por la España plural de la mano de los nacionalismos periféricos aceptada por Zapatero se ha demostrado mucho más conflictiva de lo previsto. Y mientras Zapatero lidia con ese toro, Maragall está desaparecido de la escena política. Zapatero, pese a todo, mantiene la apuesta por las reformas institucionales y su Gobierno se apresura a facilitar Despliegue estatutario El empresariado se suma a las presiones al TC y vaticina problemas políticos de primera magnitud el despliegue estatutario tanto en Cataluña como en Andalucía. Pasqual Maragall, por contra, se ha desentendido de su partido y del tripartito II que ahora lidera José Montilla. Desde las elecciones autonómicas del 1- N, el ex presidente de la Generalitat sólo ha hecho una comparecencia pública, el pasado 28 de marzo, en la primera jornada del Pleno monográfico sobre el Estatuto catalán, del que se siente justificadamente padre político. Tras las elecciones tuvo el tiempo justo de presenciar el debate de investidura de su sucesor, José Montilla, y cogió un avión para perderse durante dos meses por Chile y Argentina, donde reside una de sus hijas. Desde su regreso ha tomado posesión del despacho que, como ex president, le sufraga la Generalitat durante dos años. Pero prácticamente no ha vuelto por la sede del PSC. Sólo ha presidido una de las ejecutivas del partido- -la primera tras su regreso de América- -en la que anunció su voluntad de involucrarse a