Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 22 s 4 s 2007 CIENCIAyFUTURO 93 Váyase usted a paseo... en serio La universidad alemana de Kässel tiene la primera cátedra de Promenadología- -la ciencia del paseo- -del mundo... No es para menos. En la Historia ha habido grandes ideas que se acometieron paseando y hay quien no entiende cavilar sin caminar POR RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. Pasear es un arte que requiere ciencia, y un verbo reflexivo que no tiene que ver con el transitivo forzado en el Madrid del 36, ni con el torero en la plaza. Puesto en reflexivo, pues, pasearse es voluntario- -sólo el perro es paseado- -e implica que el paseante obtenga un cúmulo de percepciones, consciente del medio en que se desenvuelve. Por eso paseándose el paisaje es más bello. Ello requiere una capacidad de inmersión en el entorno, concentración y discernimiento, que con cada paso lo adentra a uno en el medio. Así lo estudia y enseña Martin el primer docente del mundo que ostenta una cátedra sobre la ciencia del paseo, quien cree que los avances hechos en esta asignatura pendiente pueden cambiar la calidad de vida de las personas y facilitar un encaje menos agresivo en el medio. Catedrático en la Universidad de Kässel (Hesse) insiste en que la promenadología es asunto serio... De antiguo se sabe de grandes ideas que acometieron paseando y hay quien no entiende cavilar sin caminar: desde siempre hay maestros que han elegido dar sus lecciones caminando con los alumnos, aunque la escolarización en el último siglo haya pulverizado esa tradición. La introducción a esta ciencia aborda la alienación de la percepción y potencia la suave navegación por el mundo que nos rodea, explica quien ha escrito también sobre la cultura alemana de comistrajear con prisa en la calle, ajenos a todo. Asimismo, se estudia la contradicción entre el ansia humana de parajes idílicos frente a la aspiración de establecerse entre el laberinto de muros y vías de asfalto de las ciudades. De resultas, la mirada sobre el entorno ha cambiado radicalmente en el último siglo la ruptura la impuso el ferrocarril, que cambió rapidez por estrechez de miras hacia el modo de desplazarse. La irrupción del automóvil precipitó y universalizó el cambio, que alcanza el cúlmen con el vuelo de bajo costo, que es el metro moderno: permite viajar a todos sin cerciorarse de por dónde ni beneficiarse de esa progresión, y se desembarca una hora después como quien sale de una boca de metro. Además, las telecomunicaciones han roto el concepto espacial: visitar en el breve curso de un telediario Bagdad, el Congreso de diputados y la feria de abril. La navegación por GPS ha rematado la quiebra: se desplaza uno siguiendo una flecha. Antes era necesario sumergirse en un mapa para imaginarse avanzar sobre él, ahora con GoogleEarth, no sólo se viaja virtualmente sino que se contemplan hasta las fotos, desde Amsterdam a la Polinesia, sin sacar siquiera el billete. El experto de Kässel, alumno en los años 80 del creador de esta disciplina, el suizo Lucius Burckhardt (autor de ¿Porqué es bello el paisaje? explica que todas estas herramientas virtuales permiten encontrar rápido sin tener que buscar y, por tanto, sin tener que ver, observar y deducir. Por todo ello, parece que el hombre moderno ya no capta detalles, ni cuando camina, que sus predecesores habrían percibido con toda certeza. La frecuente impresión de que los paisajes ya no son lo que eran revela una distinta educación para la apreciación. Ante el empobrecimento de la aprehensión, el medio ha sido disneylandizado por un pomposo hablar de la Naturaleza: el hombre sólo necesita Cuestión de apreciación La madrileña Dehesa de la Villa es un buen lugar para entregarse a la ciencia del paseo unos cactus o una palmera para reconfortarse y, en vacaciones, una habitación con vista al mar, postales que colman el imaginario colectivo. El hombre actual ha olvidado ver el entorno, no atiende ni percibe los detalles Con frecuencia le interesa más hacer la foto que contemplar. La ciencia del paseo busca ayudar a recuperar la mirada y la mente para devolverla al mundo que nos rodea. Hay que volver a ser capaz de percibir ese cine natural de la vida que hemos cambiado por rápidos videoclips Basta volver un día andando a casa para descubrir inverosímilmente cosas que siempre estuvieron ahí, y hay que atreverse a apagar el GPS o caminar por una calle desconocida, un parque o un bosque al CHEMA BARROSO que nunca se entró Caminar es la velocidad a la que mejor entiende el ojo humano, como explica cualquiera que se haya bajado un día del coche para hacer el Camino de Santiago dice Hape Kerkeling, autor de Ya estoy en camino Navegar por el mundo Más información sobre esta cátedra: http: cms. uni- kassel. de La normativa para prevenir la gripe aviar abre la puerta a la vacunación ABC MADRID. Ayer entró en vigor la normativa para luchar contra la gripe aviar. Aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 30 de marzo, el real decreto recoge medidas preventivas de vigilancia y de actuación ante la detección de un foco en aves, ya sean de corral, cautivas o silvestres. Asimismo, indica cómo actuar para evitar la propagación del virus a otras especies. Por ejemplo, una vez confirmado el foco de alta patogenicidad se tendrán que sacrificar inmediatamente todas las aves en un radio de tres kilómetros alrededor de la explotación y tratar los desperdicios generados de forma adecuada y bajo un control oficial. En torno a la explotación se creará una zona de vigilancia de al menos diez kilómetros a la redonda. En cuanto ala aplicación dela vacuna contra el virus, la normativa prevé su utilización sóloen casos que se consideren una urgencia para evitar la propagación de un foco encontrado en España o en un Estado miembro cercano. El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación aplicará la vacunación preventiva si lo considera necesario para prevenir a largo plazo la gripe aviar.