Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 22 s 4 s 2007 Fiesta en Villaverde por la llegada del Metro MADRID 65 Celebración vecinal a la Pantoja Los vecinos de Villaverde han festejado durante todo el fin de semana la llegada del Metro con espectáculos, juegos para niños, una paella popular... La fiesta concluyó ayer con un concierto de Isabel Pantoja JOSÉ M. CAMARERO MADRID. Nunca antes un distrito entero se había volcado- -y entusiasmado- -tanto como lo han hecho durante estos días los vecinos de Villaverde, para festejar la llegada del Metro a las calles del barrio. Más de dos décadas de reivindicaciones ante gobiernos de diferentes colores políticos así lo merecían: espectáculos para jóvenes, juegos y atracciones infantiles, puestos de comida y bebida... La de ayer fue una jornada grande en el barrio. Tanto, que algunos apostaban por convertir el 21 de abril en el Día de Villaverde. El júbilo se hizo sentir durante todo el día en los aledaños del auditorio El Espinillo, muy cerca de la avenida de Andalucía. Allí, a media jornada, se congregaron centenares de personas para degustar una paella popular. ban María de los Ángeles y Antonia, dos septuagenarias que, silla en mano, habían acotado su territorio frente al escenario una hora antes de que comenzara la actuación, a las diez de la noche. Para otros, los más jóvenes, se trataba simplemente de un acto con morbo por la constante presencia de esta artista en los programas de crónica rosa muchos de cuyos reporteros también se acercaron al recinto. Con una puntualidad digna de los artistas ingleses, Isabel Pantoja apareció en el escenario del Auditorio de Villaverde, al aire libre, a las diez de la noche. Unas 4.500 personas, según la Policía Municipal, se habían congregado en los aledaños para ver la actuación. Ante los primeros compases, algunas fans mostraban su nerviosismo: No me lo puedo creer voceaba Teresa, mientras sus compañeras examinaban a la artista. Va muy guapa, como es ella normalmente indicaban algunas. Tampoco es para tanto comentaban varios hombres. La Pantoja como popularmente se la conoce, comenzó la actuación con temas de la copla tradicional, y sólo a la media hora de actuación, tiró de su repertorio particular. Tras los compases del popular Francisco alegre -su primera canción- todos los vecinos esperaban que la cantante dedicara algunas palabras al barrio y, por supuesto, al motivo por el que ella y centenares de personas se encontraban allí, a plena noche: la llegada del Metro. Sin embargo, Isabel Pantoja no dedicó ninguna palabra a este acontecimiento. Se limitó a dar las gracias por la masiva asistencia, además de las buenas noches, y así, continuó su espectáculo. No me lo puedo creer espetaba Virgilia, de 62 años. Seguro que no sabe ni por qué está aquí A su lado, un matrimonio le recordaba que los artistas no tienen por qué saberlo, aunque ya se lo dirán en el descanso, para que lo diga al final del concierto explicaban. No hubo gritos ni abucheos, así es que, quienes se habían acercado por eso del morbo Ante 4.500 personas Oportunidad única Sería el preámbulo a una noche donde el entusiasmo se generalizó con la llegada de la cantante Isabel Pantoja al recinto. El concierto de la coplera no dejaba indiferente a nadie. Para muchos, mayores, se trataba de una oportunidad única para ver actuar a su querida Isabel como explica- Una jornada de ocio para todos los gustos Aunque fue Isabel Pantoja quien puso el punto final a un 21 de abril repleto de actos festivos, los vecinos de Villaverde también pudieron disfrutar de una paella popular, con la que intentaban recordar el carácter popular de este barrio que tanto ha sufrido tal y como recordaban algunos vecinos durante el concierto. Además, el viernes por la noche, los más jóvenes pudieron disfrutar, en ese mismo recinto, con la actuación de Medina Azahara. Las actividades para los más pequeños, que organizaron las asociaciones del distrito, junto a la Consejería de Presidencia, completaron un fin de semana en el que se han involucrado todos. Sin comentarios sobre el Metro Isabel Pantoja, durante su actuación, ayer, en el auditorio de Villaverde pronto desalojaron los lugares que habían ocupado para tener su minuto de gloria, en el caso de que las cámaras de televisión se fijaran en ellos, junto al escenario. Mientras tanto, en el entorno de la calle de la Unanimidad, donde se encuentra el auditorio del distrito, muchas familias se congregaban para oír a la Pantoja como afirmaban Paqui y Luis, aunque no la veamos, pero pasamos la noche Ése era el objetivo de mu- DANIEL G. LOPEZ El 20 de abril debería ser, a partir de ahora, festivo en el barrio indicaban los vecinos Los aplausos se generalizaron con la llegada de Isabel Pantoja al escenario Algunos vecinos se habían acercado al recinto por si pasaba algo con la artista Mucha comida y bebida chos vecinos, que, al ritmo de la copla, se disponían a comer bocadillos, raciones y todo tipo de manjares gastronómicos dignos de una feria; o simplemente, adquirir algunas cervezas en los puestos ambulantes para pasar un buen rato. Los más pequeños fueron también protagonistas de la noche. Gracias a los payasos que se encontraban en el recinto y a los vendedores de globos de colores, los niños se divertían y también disfrutaban, a su modo, de una jornada festiva en la que la Pantoja supo poner su sello personal.