Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 ECONOMÍAyNEGOCIOS En portada s Reguladores poco fiables DOMINGO 22 s 4 s 2007 ABC (Viene de la página anterior) vicios financieros acaben convergiendo en Europa en aras de fortalecer el mercado único, lo que supondría más crecimiento económico, más creación de empleo y más competitividad para el conjunto de la economía europea. En materia de regulación no se ha avanzado mucho en los últimos años, ya que antes de llegar a una convergencia los países europeos tienen primero que haber adoptado la misma legislación en materia de integración de mercados financieros, tal y como propuso Alexandre Lamfalussy, el pionero en esta materia. En todo caso, una prueba de que España no tiene mucho que decir en este campo es que no hay ningún miembro de ninguna institución española en el Grupo Interinstitucional de Vigilancia de la integración de los mercados financieros. En todo caso, y a pesar de que todavía Europa esté en proceso de integrar sus mercados financieros, paso imprescindible y previo al de la cooperación entre los reguladores, la CE y los expertos que trabajan desde hace años en este campo reconocen que el gran reto es mejorar la cooperación entre los controladores de los mercados bursátiles y financieros, de tal modo que las empresas europeas que operan en mercados bursátiles tengan las mismas normas y, además, que las personas que se encargan de su control y vigilancia apliquen en la práctica la misma política para autorizar o no opas, nuevas salidas al mercado, etc. A pesar de que queda mucho camino por recorrer el último informe realizado por la CE sobre la materia, y hecho público en marzo, señala que se detectan avances en materia de cooperación en la lucha contra la delincuencia financiera y en la mejora de la normativa comunitaria sobre los derechos de la sociedades, contabilidad y auditoría. En materia de cooperación de los supervisores el citado estudio señala que este aspecto ha aumentado considerablemente su peso específico sobre todo a raíz del auge que están teniendo las fusiones y operaciones corporativas transfronterizas. La idea de Bruselas es conseguir a medio y largo plazo que haya un funcionamiento óptimo de los organismos de supervisión, que tendrán que empezar a compartir información y los análisis que realicen, a pedir el mismo tipo de información a las empresas que quieran actuar en sus mercados, entre otras medidas. En este sentido, la CE ya ha recomendado a todos los países miembros que para conseguir estos objetivos se tienen que reforzar los medios tanto humanos como materiales de estos organismos. Legislación al margen, sin embargo, desde la Comisión se siguen muy de cerca todos los acontecimientos que se están produciendo en España en torno a la anunciada dimisión del máximo responsable de la CNMV Manuel Conthe, a condi, ción de comparecer en el Congreso de los Diputados para explicarse. Sin embargo, a pesar de esta especial atención, según confirmaron hace unos días en Bruselas fuentes del departamento del comisario McCreevy, las competencias actuales del Ejecutivo comunitario para abordar este tipo de casos son limitadas. Hoy por hoy, Bruselas sólo puede actuar legalmente cuando el regulador incumple la normativa, cosa que de momento no se ha puesto de manifiesto en el caso Conthe No obstante, a Bruselas siempre le queda el reproche político, como el que hizo el comisario McCreevy al Gobierno de Polonia, que sustituyó recientemente al regulador del mercado bursátil por otro más afín a sus intereses. McCreevy escribió una carta al Gobierno polaco para expresar su preocupación por los hechos. ESPAÑA Los gobiernos han situado a hombres cercanos a su ideología presidiendo las grandes empresas públicas o privatizadas y al frente de los reguladores ESTADOS UNIDOS La SEC cuenta con siete grandes leyes como osamenta legal para garantizar su independencia de factores externos, si bien su máximo dirigente sigue siendo nombrado por el presidente del país mos supervisores y reguladores. La SEC, ¿un espejo donde mirarse? Desde 1934, Estados Unidos cuenta con un órgano regulador que se encarga de velar por los intereses de los inversores norteamericanos en el volátil mundo de las finanzas. Tras el escarmiento provocado por el crack del 29, el Congreso decidió crear este organismo para evitar que las compañías que operaban en Bolsa pudieran abusar de sus inversores, así como manipular toda la información referente al estado de sus cuentas. A día de hoy, la Comisión de Mercados y Valores norteamericana (SEC, por sus siglas en inglés) continúa supervisando minuciosamente cada movimiento que el enrevesado corporate a ese lado del Atlántico realiza dentro de los mercados estadounidenses. Con el completo poder de vigilar cada movimiento que suceda en las mercados dentro del territorio nacional, la SEC cuenta con un total de siete grandes leyes que componen su osamenta legal de cara a facilitar sus operaciones y garantizar su completa independencia de cualquier factor externo que pueda poner en peligro su objetividad a la hora de tomar decisiones. Aún así, el responsable de la entidad sigue siendo nombrado por el presidente de EE. UU. con la previa aprobación del Senado. También depende del mandatario de turno designar al resto de los cuatro comisarios que conforman el núcleo duro de la SEC. Pese a la necesidad de que la Cámara Baja apruebe e, incluso, señale posibles candidatos, muchos critican esta forma de elección, ya ESTADOS UNIDOS Sujetos al poder político En España, al margen del color del Gobierno en el poder, ha habido también dudas acerca de la independencia de los reguladores respecto de los políticos. En tiempos del Ejecutivo de José María Aznar, si bien es verdad que se impulsaron las funciones de algunas agencias reguladoras clave como la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones o la Comisión Nacional de Energía (CNE) no se logró vencer en la opinión pública la percepción de que estaban sujetas al poder político. En la actualidad, con José Luis Rodríguez Zapatero al frente del Gobierno- -y pese a que cuando estaba en la oposición había criticado con firmeza la actuación de su antecesor sobre los organismos reguladores- -también se ha situado a hombres cercanos al socialismo al frente de las grandes empresas públicas o privatizadas y presidiendo los entes reguladores, como la ex diputada socialista en la CNE. Uno de ellos, el aún presidente de la CNMV Manuel Conthe, nombrado en su cargo por el vicepresidente económico Pedro Solbes, se ha visto prácticamente obligado a presentar su dimisión, para muchos, porque ha dejado en evidencia la política de injerencia e intervención del Gobierno en los sectores económicos (sobre todo en el último tramo de las opas sobre Endesa) y en los organis- ESPAÑA Cristopher Cox está al frente de la SEC estadounidense que si el Capitolio está controlado por mayoría por el mismo partido del habitante de la Casa Blanca, se podría cuestionar la independencia ideologica de los miembros de la SEC. Para evitar partidismos o, al menos, atenuarlos, la SEC, que cuenta con cuatro departamentos, 18 oficinas y emplea a 3.100 personas, ha establecido un sistema por el que al menos un comisario, cuyo cargo no puede superar los cinco años, se renueve el 5 de junio de cada año. Con esto se garantiza que cada año uno de los cinco comisarios sea nuevo. Además, se ha estipulado que no puede haber más de tres miembros de la cúpula de la organización pertenecientes al mismo partido. Cabe destacar que Christopher Cox es el actual presidente de la SEC tras ser nominado por el presidente Bush. Desde su sede central en Washington, la Comision también ha contado con numerosas polémicas, que ponen de manifiesto las rencillas que surgen entre los distintos miembros de la organización. Por ejemplo, William Donaldson, el predecesor de Cox como presidente de la SEC, abandonó su cargo en 2005, tan sólo dos años después de ocupar el puesto, debido a una profunda división de opiniones con el resto de los cuatro miembros de la entidad. Durante sus 18 meses REUTERS en el cargo, Donaldson fue acusado de aliarse con los otros dos comisarios democratas bloqueando cualquier tipo de decisión de los dos republicanos restantes. A día de hoy, Cox, actual capitán de la SEC, parece haber devuelto cierta calma a la institución, aunque no se ha librado de tener que hacer frente todavía a serios retos. Así, la reforma de la ley de contabilidad Sarbanes- Oxley o crear una regulación que penalice la manipulación en la entrega de fechas de opciones de compra, son barreras que Cox está intentando retrasar y que ya han provocado las primeras críticas entre sus propios colegas. Una autoridad que no atiende a nacionalidades La oleada de compras de compañías británicas realizadas en los últimos años por empresas españolas muestra la completa apertura del mercado del Reino Unido al capital extranjero, sin que consideraciones nacionales afecten a las operaciones, lo que explica el éxito de la internacionalización y pujanza de la City londinense. El principal regulador, la Financial Services Authority (FSA) creada en 2001 tras la fu- REINO UNIDO