Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ESPAÑA DOMINGO 22 s 4 s 2007 ABC La carretera, esa trampa mortal La trágica Semana Santa (106 muertos) ha abierto un debate en el que los expertos opinan que los esfuerzos e inversiones deben centrarse ahora en la modernización y mejora de las carreteras españolas POR DOMINGO PÉREZ MADRID. ¿Cuántas vidas perdidas en los accidentes de tráfico son responsabilidad directa del mal estado de las carreteras? Lamentablemente, muchas, demasiadas. El director de Seguridad Vial del RACE, Tomás Santacecilia, cifra en cerca de 800 los puntos negros que existen en España En concreto, son 760 en los que cada año se producen tres o más accidentes con víctimas. El Estudio EuroRAP (programa europeo de valoración de carreteras) ha concluido que en España hay al menos 246 tramos negros, auténticas trampas mortales. Llegó a esta cifra tras analizar 1.088 tramos, un total de 20.627 kilómetros en los que se produjeron 15.298 accidentes con víctimas mortales o graves. El perfil de estos tramos corresponde con el de una carretera convencional de calzada única, con intersecciones al mismo nivel y con una intensidad media diaria por debajo de los 10.000 coches día. En estas carreteras se producen, principalmente, salidas de vía y colisiones en los cruces. La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez reconocía recientemente la mala situación de mantenimiento de las carreteras y anunciaba la elaboración de un informe sobre la siniestralidad de las carreteras españolas Palabras que Santacecilia ha escuchado con un punto de esperanza: Ojalá que los 106 muertos de Semana Santa sirvan para algo y no se quede todo, como siempre, en palabras. Desde el RACE proponemos que se trabaje de forma global- -estado, autonomías y municipios- -para acabar con los puntos negros en tres años. Igual que se hizo una ley para suprimir los pasos a nivel, que se promulgue otra para acabar con los puntos negros. Y, mientras se discute esta posibilidad, lo que hay que hacer es actuar sobre esos puntos negros: que los famosos radares móviles estén LOS DIEZ PUNTOS NEGROS MÁS PELIGROSOS Carretera N- 322 N- 432 N- 344 N- 340 N- 240 N- 320 N- 330 N- 502 N- 502 N- 640 Punto inicial Cruce con AB- 851 a Casas de Ves Fin variante Alcalá la Real Comienzo variante de Yecla Final Z. U. de el Siscar Cruce con antigua N- 240 a Bailo Cruce con N- 204 a Cifuentes Comienzo variante este de Sabiñánigo Principio Z. U. de Solosancho Cruce con N- 110 (Venta Pinilla) Fin Z. U. Monterroso Punto final Principio Z. U. de Villatoya Límite Jaen- Granada Límite Murcia- Albacete Principio Z. U. de Albatela Límite Huesca- Zaragoza Alhóndiga inter. GU- 252 a Pastrana Comienzo variante Jaca Cruce con C- 500 a Barraco Principio Z. U. de Solosancho Límite Lugo- Pontevedra Provincia Albacete Jaén Murcia Murcia Huesca Guadalajara Huesca Ávila Ávila 3,7 5,3 4,3 3,7 12,7 3,3 29,7 Media accidentes anuales 4,0 4,3 Lugo 2,3 Son carreteras nacionales de calzada única, con dos carriles para la circulación en sentidos opuestos RIESGO DE SUFRIR UN ACCIDENTE EN ESPAÑA En porcentaje Muy elevado 4,9 Muy bajo 6,2 Elevado 17,8 EL RIESGO SEGÚN EL TIPO DE VÍA Índice de riesgo según carretera 100 90 80 70 60 50 40 30 20 10 0 Moderado 26,2 Bajo 44,8 2003 Autopista 2004 Preferente 2005 Ordinaria 2006 El último esfuerzo ahí, en esos tramos de máximo peligro y, además, hay que señalizarlos, que todo el mundo sepa que entra en una zona donde puede matarse Coinciden los expertos en que el último y gran esfuerzo que queda por realizar en cuestiones de tráfico debe llegar desde las administraciones y centrarse en las carreteras. El responsable de Seguridad Vial del RAAC, Luis Pastor entiende que el carné por puntos ha tenido efectos muy positivos. Se ha reducido entre un 10 y un 15 por ciento la accidentalidad. Además, está llevando a los conductores a cumplir las normas escrupulosamente y estamos muy cerca del tope de cumplimiento. Los vehículos también están llegando a los máximos niveles de seguridad (airbag, abs, cinturones... Queda poco que hacer en esos dos campos. Así, el tercer elemento que influye en los accidentes y que todavía es susceptible de mejorar considerablemente son las carreteras Para Santacecilia es evidente: El trabajo que queda por hacer no es el de reducir la velocidad, no se puede seguir por ese camino, sino el de mejorar las infraestructuras: eliminar puntos negros, arcenes más anchos, sustitución de las vallas que cuestan la vida a tantos motoristas, instalación de farolas de fibra de vidrio- -cada año en España mueren casi 300 personas en choques contra estos elementos- márgenes de las carreteras sin socavones, revisión exhaustiva de la señalización vertical... Sobre este último punto, Santacecilia denuncia que lo que debe regir en este tipo de señalizaciones es el principio de autoridad, y para eso el conductor se las debe creer. No le puedes poner un límite de velocidad de 50 kilómetros en una curva que él está tomando a 100 y sin ningún problema. Es gravísimo. No se lo cree y si no lo cree, no obedece ni esa señal ni las que vienen después. Y ejemplos de señales absurdas hay demasiados La Red de Carreteras del Es- tado está compuesta por 24.105 kilómetros gestionados por la Dirección General de Carreteras. Otros 70.837 kilómetros dependen de las comunidades autónomas, las que pertenecen a diputaciones provinciales o cabildos insulares totalizan 68.515 y las gestionadas por los ayuntamientos alcanzar en torno al medio millón de kilómetros. Demasiados patrones para algo que, como señala Santacecilia, no deja de ser una carretera y al que va por ella no le importa si es del Estado, de la Comunidad o del Cabildo. Lo que quiere es que esté en buen estado, bien señalizada, que sea ancha, segura... Insisto en la necesidad de una política global para adecuar las carreteras, sobre todo las de la red secundaria Pastor va más allá: Debe crearse una agencia única responsable de la red viaria en toda España. Sería la única forma de que existiera una coordinación efectiva, y en esa agencia deberían estar involucrados Interior, Fomento, Sanidad y Tráfico Más información sobre seguridad vial en: www. racc. es y www. race. es