Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 21- -4- -2007 Muere en París, a los 74 años, el actor francés Jean- Pierre Cassel 83 El Rey destaca el valor de la palabra, que nos une y nos hace mejores Don Juan Carlos ofreció un almuerzo con motivo de la entrega del premio Cervantes ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS M. DE LA FUENTE MADRID. Sus Majestades los Reyes y Su Alteza Real el Príncipe de Asturias ofrecieron ayer un almuerzo en el Palacio Real a un centenar de representantes del mundo de las letras españolas con motivo de la entrega del premio Cervantes el lunes a Antonio Gamoneda. Don Juan Carlos dedicó el brindis a la palabra, que nos emociona, nos conmueve, nos hace soñar y, sobre todo, nos hace mejores y nos une También quiso el Rey poner de ejemplo y para que sirva de estímulo a la realidad española el diálogo de lo que simboliza Cervantes Justo antes del almuerzo, el Rey dirigió una de sus bromas a los cámaras y fotógrafos que cubrían el acto. Informado de la inquietud que se ha apoderado de algunos medios de comunicación ante el nacimiento de la segunda hija de los Príncipes, Don Juan Carlos animó a los fotógrafos a salir corriendo hacia la clínica Ruber para que Gamoneda cumplimenta al Rey no se pierdan el acontecimiento. Mientras, Doña Sofía intentaba devolver la calma a los informadores. Después, en sus palabras, el Rey disculpó la ausencia de Doña Letizia, por motivos que sabemos todos Al almuerzo ERNESTO AGUDO asistieron la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y la ministra de Cultura, Carmen Calvo, así como representantes del mundo de las letras. Entre otros, estaban Gonzalo Anes, J. J. Armas Marcelo, Francisco Aya- la, José Manuel Caballero Bonald, Víctor García de la Concha, Miguel García Posada, Javier Gomá, Raúl Guerra Garrido, Carmen Iglesias, Antonio Mingote, César Antonio Molina, Gregorio Salvador, Jaime Siles, Fernando R. Lafuente y María Luisa Blanco. Apenas un par de horas antes del almuerzo en Palacio, Antonio Gamoneda depositó su legado personal en la Caja de las Letras en la sede del Instituto Cervantes, acompañado por César Antonio Molina, su director. El poeta entregó manuscritos y objetos en la caja de seguridad 1.001, cuyo contenido se conocerá dentro de veinticinco años y no perdió la ocasión para bromear al decir que pensaba ser yo el que abra la caja dentro de venticinco años. Quizá he exagerado, pero creo que sabrán comprenderme Gamoneda ironizó también con el contenido de su entrega: Ya saben que los poetas somos profesionalmente pobres y no podemos atesorar cosas valiosas, pero también tenemos nuestros pequeños misterios, y eso es lo que ha quedado encerrado aquí