Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6- 7 S 6 LOS SÁBADOS DE Test de optimismo mente aprender a hacer una valoración más realista de nuestras habilidades para afrontar las dificultades, capacidad en la que los optimistas aventajan también a los pesimistas, que se perciben a sí mismos con menos recursos para hacer que las cosas cambien. Otra diferencia crucial a favor de los que encaran la vida de forma positiva es distinguir entre lo que se puede cambiar y lo que no, porque permite economizar energías. Ante lo que no se puede cambiar, la estrategia optimista es la de aceptar la realidad como viene y dar salida al malestar mediante la emoción más adecuada; si es posible, utiliza el sentido del humor para suavizar los disgustos. Los pesimistas tienden a evitar las situaciones difíciles o a negar los problemas, dos estrategias engañosas que les privan de excelentes oportunidades para poner a prueba sus capacidades y aumentar su autoestima. Inmersos en este círculo vicioso, cada vez se sienten menos preparados para nuevos retos. Y es que, como resaltaba el filósofo Epícteto hace 2.000 años, no son las cosas que nos ocu- Aceptar o negar 1. En momentos de seguridad suelo esperar lo mejor 12345 2. Me resulta fácil relajarme 12345 3. Si es probable que algo me salga mal, seguro que me sale mal 12345 4. Siempre soy optimista respecto a mi futuro 12345 5. Para mí es importante mantenerme ocupado 12345 6. Me cuesta creer que las cosas vayan a mi favor 12345 7. Difícilmente me encuentro mal 12345 8. Casi nunca cuento con que las cosas me vayan bien 12345 9. Estoy muy bien con mis amigos 12345 10. En general estoy convencido de que me ocurren más cosas buenas 12345 que malas 1: Muy en desacuerdo; 2: En desacuerdo; 3: ni de acuerdo ni en desacuerdo; 4: de acuerdo; 5: Muy de acuerdo Puntuación: Para 1, 4 y 10 se suman los puntos que marcan las casillas. Para 3, 6 y 8 la puntuación es la asiguiente: si ha marcado la casilla 1 le corresponden 5 puntos, a la 2, 4 puntos y así sucesivamente. Las preguntas 2, 5, 7 y 9 no suman puntos. Por debajo de 20 puntos domina el pesimismo. Entre 21 y 23 no domina ninguna de las dos tendencias. Con puntuación mayor de 24 entramos en el dominio de los optimistas. rren las que nos inquietan, sino la opinión que tenemos sobre ellas. Esta percepción de falta de recursos frente a los contratiempos favorece la aparición del temido estrés, responsable de que el sistema inmunológico funcione peor. Como recoge Anolli en su libro, se ha comprobado que la actitud pesimista y los pensamientos fijos e intrusivos ligados a acontecimientos estresantes están relacionados con una cantidad menor y una actividad reducida de un tipo de células del sistema inmunológico denominadas T- killer- -asesinas- que se encargan de destruir los microorganismos nocivos Una filosofía optimista favorece la actividad de estas células y tienen una mayor cantidad de leucocitos patrullando por el torrente sanguíneo. Además, las estadísticas indican que el optimismo se muestra más eficaz para alargar la vida que la disminución de la pre- sión arterial o la reducción del colesterol asegura Anolli, Ayuda también a prevenir las enfermedades cardiacas y a afrontar mejor las enfermedades tumorales, al tiempo que permite un mayor control del estrés y ayuda a afrontar la ansiedad y la depresión. Pero no todas las formas de optimismo son buenas, algunas tienen serias contraindicaciones. Por eso la característica distintiva del optimismo inteligente debe ser el realismo. Todo lo que favorezca creencias ilógicas, como pensar que se tienen más posibilidades de obtener resultados positivos o de experimentar menos sucesos negativos que el resto de las personas; la falsa percepción de que se puede modificar la realidad a través del pensamiento- -en una mala interpretación del término pensamiento positivo- -o verlo todo siempre de color rosa, lejos de ayudarnos nos traerán más de un quebradero de cabeza. La buena noticia es que el optimista no nace, se hace. Y para los que quieran emprender este apasionante camino, nada mejor que seguir las instrucciones que Seligman ofrece en su libro Aprenda optimismo