Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 21 s 4 s 2007 INTERNACIONAL 39 Dos muertos en otro incidente armado dentro de las instalaciones de la NASA en Houston Ante la matanza de Virginia y el octavo aniversario del asalto al high school de Columbine, EE. UU. teme posibles actos de emulación PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. Como si esta semana no hubiera resultado poco traumática y sobrecogedora en términos de violencia armada, un individuo armado ha logrado irrumpir ayer por la tarde en el edificio número 44 del Centro Espacial Johnson en la ciudad texana de Houston. Después de cuatro horas de tensa espera, efectivos policiales han encontrado dos cadáveres. El del asaltante- -supuestamente un hombre blanco de unos cincuenta años vinculado laboralmente con la NASA- -y el de uno de sus rehenes. Pudiéndose liberar sin daños a una mujer retenida en el segundo piso de ese edificio dedicado a oficinas y laboratorios de comunicaciones. Ante lo ocurrido esta semana en la Universidad Politécnica de Virginia, las autoridades de Houston han realizado un masivo despliegue de seguridad. Pero sin llegar a suspender ninguna de las operaciones de control en curso, incluidos los contactos con la Estación Espacial Internacional que este fin de semana tiene previsto devolver tres astronautas a la Tierra. En el resto de Estados Unidos, ayer se han celebrado un sin fin de silenciosas concentraciones, ceremonias de recuerdo y vigilias en memoria de las 32 víctimas mortales del pistolero de Virginia. Sin lograrse conjurar el temor a nuevo episodios de asaltos armados contra centros educativos. La jornada de homenaje ha coincidido con el octavo aniversario del brutal asalto al high school de Columbine. Sucesos conectados trágicamente y que han provocando toda clase de alertas y falsas alarmas. En su delirante y polémica diatriba remitida a la cadena NBC, el pistolero de Virginia, Cho Seung- Hui, entrelazó ambos sucesos al rendir homena- Un amplio dispositivo de policías y fuerzas de seguridad custodian el Centro Espacial Johnson, de la NASA, en Houston je a los mártires Eric y Dylan en referencia a los dos estudiantes de bachillerato que armados con un arsenal asesinaron en 1999 a doce alumnos y un maestro en su instituto de Colorado. Compartiendo además, testamentos multimedia, una amenazadora estética muy similar, un sobrecogedor culto a la violencia y graves problemas psicológicos. Como durante todos los aniversarios de lo ocurrido en abril de 1999, el high school de Columbine ha permanecido ayer cerrado. Según Tom Mauser, que perdió a su hijo Daniel en esa matanza, es muy difícil observar lo que ha ocurrido en Virginia porque es demasiado reminiscente de nuestra tragedia Para Beth Nimmo, cuya hija Rachel fue supuestamente la primera víctima mortal en Colorado, lo ocurrido demuestra que como sociedad no hemos hecho los cambios o logrado el impacto que esperábamos tener tras lo ocurrido en Columbine Según esta madre desolada, siempre he sabido que habría gente dispuesta a eclipsar lo ocurrido aquí y que alguien encontraría una forma de hacerlo Los dos sucesos trágicos también han inspirado reflexiones sobre el papel de la comunicación de masas en este tipo de tragedias tan típicas de EE. UU. Para Robert Thompson, especialista de la Universidad de Syracuse, el asalto de Columbine fue el primero retransmitido en directo por televisión, con un sin fin de repeticiones dentro del universo de canales dedicados las 24 horas del día a la información. Según Thompson, el suceso de 1999 produjo imágenes icónicas en la cultura popular. En este sentido, los padres de los estudiantes asesinados en Virginia insisten en que las cadenas de televisión dejen de retransmitir las psicóticas peroratas e imágenes de Cho Seung- Hui. En lugar de debatir sobre cómo fue posible que un perturbado pudiera hacerse con dos pistolas y centenares de balas para perpetrar una matanza récord, la polémica parece centrarse por ahora en la decisión periodística de divulgar el testamento multimedia del pistolero de Virginia. Desde el lunes, las fuerzas policiales por todo EE. UU. se han empleado a fondo para responder a falsas amenazas de bombas, inquietantes comunicados anónimos y actividades sospechosos que han obligado a la evacuación temporal de al menos dos decenas de centros universitarios. Toda clase de AP Jornada de homenaje Reproches y querellas campus, como el de Georgetown en Washington, han confirmado su decisión de multiplicar patrullas y medidas de seguridad hasta el final de este curso académico. Planteándose revisiones a fondo de sus planes de emergencia y sus protocolos para el tratamiento de alumnos con problemas mentales. Todo de cara a evitar los actuales reproches de negligencia formulados contra las autoridades académicas de la Politécnica de Virginia. Con todo, analistas legales han empezado a advertir que las familias de las víctimas del pistolero surcoreano van a tener grandes dificultades para obtener compensaciones por parte de la Politécnica de Virginia, porque al tratarse de una institución estatal está protegida por la doctrina de inmunidad soberana que limita su responsabilidad en querellas civiles. Restando solamente la posibilidad de acciones legales en la jurisdicción federal contra determinados altos cargos. Ante lo que el vicerrector de Virginia Tech, Ed Spencer, ha respondido insistiendo en combatir la seductiva tentación de culpar a otros ABC. es Vídeo, imágenes y textos de la matanza de Virginia en abc. es internacional