Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 21 s 4 s 2007 ESPAÑA 27 Archivada la causa contra 102 autoescuelas por fraude en carnés de conducir EFE SEVILLA. Un juzgado de Valencia ha archivado la causa en la que fueron detenidas 78 personas, vinculadas a 102 autoescuelas de toda España- -estaban involucradas empresas de 19 provincias distintas- -por la presunta obtención fraudulenta de carnés de conducir, según informó el abogado sevillano que defendió a uno de los imputados. Los detenidos fueron acusados en el año 2005 de haber participado en la obtención fraudulenta de unos 12.000 permisos de conducir en toda España, al facilitar a los aspirantes las respuestas de los exámenes teóricos a través de sus teléfonos móviles. El juzgado de instrucción 13 de Valencia, en el auto dice que no ha sido posible, ni existe previsión al respecto, de hallar al funcionario público que presuntamente filtró las preguntas de los exámenes teóricos de conducir en la jefatura de Tráfico de Valencia. El AVE Madrid- Sevilla, en la imagen la estación de Santa Justa, cumple quince años DIAZ JAPON Quince años de vuelo del AVE El AVE Madrid- Sevilla celebra hoy sus quince años de vida con una hoja de servicios ejemplar, casi impoluta, cuando la alta velocidad está a punto de llegar también a Barcelona, Málaga y Valladolid B. T. MADRID. Casi tantos usuarios como españoles, 41 millones, se han montado en el AVE Madrid- Sevilla desde que se inauguró hace hoy 15 años, aunque muchísimos de esos viajeros sean los reincidentes los aferrados a la fiabilidad y solvencia de un servicio que ha desbordado las expectativas de partida. El primer tren de alta velocidad español se abrió paso, en pleno apogeo del felipismo, envuelto en críticas e incertidumbres. Tras un goteo de fastos oficiales (primero lo estrenó el entonces ministro del ramo, José Borrell, acompañado de periodistas) los ciudadanos pudieron subirse por fin al AVE el 21 de abril de 1992, justo el día después de que los Reyes inauguraran la Exposición Universal de Sevilla. Hoy, el niño bonito ferroviario es un negocio próspero y, por encima de todo, un motor de desarrollo económico y de dinamismo social para Andalucía y para toda España, a pesar de que la decisión política del Gobierno socialista de Felipe González de no otorgar prioridad al próspero eje MadridBarcelona y apostar por el sur fue objeto de airadas críticas. Muchas voces calificaron la nueva infraestructura como un ramal aislado y sin futuro (casi un capricho faraónico del clan de la tortilla pues adujeron que, al no existir previamente una conexión de las mismas prestaciones y de ancho de vía internacional con el norte (País Vasco o Cataluña) se abortaba la posibilidad de enlazar a corto plazo la red española con la europea. Por eso, la gran eclosión de la alta velocidad en España continúa pendiente, aunque ya está más cerca: a la puesta en funcionamiento del eje MadridBarcelona a finales de este año le seguirán el Madrid- Valladolid y el de Málaga y, más adelante, los de Extremadura, Valencia y la Y vasca, con lo que en 2010, en vez de 81 trenes de alta velocidad habrá 231 y 2.230 kilómetros de red. Pero la fosa temporal entre el primer eje de alta velocidad que entró en funcionamiento, el Madrid- Sevilla, y el segundo, el Madrid- Lérida, no emborrona el éxito de un medio de transporte óptimo para recorridos de entre 400 y 600 kilómetros. Así, se ha consolidado, en la relación Madrid- Sevilla, toda una sociología específica del AVE, que ha dinamizado extraordinariamente el intercambio entre las dos ciudades, separadas ahora por sólo dos horas y media. Para el columnista de ABC Ignacio Camacho, usuario asiduo, el AVE es el proyecto de desarrollo más importante que se ha realizado jamás respecto a Andalucía, aunque fuera de Sevilla siguen discutiéndolo, claro. Pero discuten que no llegue a más sitios, no su virtualidad. Simplemente, ha recuperado a Sevilla para el mapa funcional de España. Para mí lo esencial es que ha abolido la distancia psicológica entre Sevilla y Madrid, más allá de su rentabilidad económica. Yo fui muy crítico con el gasto, que se disparó tres veces por encima del presupuesto, corrupción aparte, pero la importancia del proyecto es gigantesca Aunque sí estima que los condicionantes políticos de 1992 (el apremio de garantizar el éxito de la Expo) dejó cabos sueltos: Por miedo a los costes y a los plazos, Borrell suprimió en el proyecto inicial la extensión a Málaga, que ha habido que hacer después con unos costes altísimos y un retraso de quince años. Pero cuando funcione, va a consolidar la capitalidad económica muy por encima de Sevilla Otro efecto del AVE ha sido el de desterrar tópicos sobre la idiosincrasia nacional en general, y sobre la andaluza en particular: Funciona con una normalidad danesa o germánica- -comenta Camacho- es decir, con eficacia silenciosa y sin estridencias. Si acaso, la única experiencia impactante que recuerdo fue la congoja que me entró por el cuerpo un día de abril de 2004, cuando al bajarme en Sevilla supe que acababan de de abortar un atentado contra el tren de los islamistas del 11- M. El mío fue el último convoy que circuló ese día, el siguiente ya no salió. Tuve la sensación de haber vuelto a nacer Renfe, al recapitular para este aniversario, ha señalado que en 2006 el AVE registró un 99,6 por ciento de puntualidad en el servicio. Lo que no impide que cada vez que se registra un incidente en la línea resulte sonado y que, a la vez, por su carácter de infraestructura estratégica, haya sido objetivo de los terroristas, tanto de ETA, que en 2001 hizo estallar artefactos explosivos en la línea, como de los islamistas en 2004. Lo último en el apartado de sucesos fue la caída de una viga sobre las vías, por los trabajos de construcción de la carretera M- 45, cerca de Madrid, el pasado mes de febrero, un siniestro que obligó a cortar el servicio y copó titulares en los periódicos. Y es que cuando el AVE detiene su vuelo (hasta hoy, poquísimas veces) es como si dejara de latir el pulso de España. Eso certifica su éxito. Incidentes sonados Decisión política Pese al éxito de la línea Madrid- Sevilla, tres lustros después la red española aún no enlaza con la europea Tras una prolongada y exhaustiva instrucción, que acumula 81 tomos y multitud de imputados, entradas y registros según el juez, nos encontramos ante lo que la jurisprudencia denomina impotencia investigadora pues no ha habido elementos de prueba u otros indicios que corroboren una conversación telefónica sospechosa que dio inicio a la investigación en Ceuta. El juez constata que por lo menos en la Jefatura de Tráfico de Valencia existe una deficiente custodia de los tests de exámenes una vez que salen de la caja fuerte por lo que no se puede afirmar que únicamente funcionarios públicos tengan acceso a la información privilegiada contenida en los mismos Otros imputados pertenecían a una empresa informática que comercializaba programas de exámenes, pero el juez entiende que tampoco ha quedado acreditado que la información privilegiada que posee el grupo provenga de la Jefatura de Tráfico requisito para el delito que se les imputó de uso de información privilegiada procedente de funcionario público. El auto de archivo, emitido a petición del fiscal, tampoco aprecia indicios de delitos de cohecho o infidelidad en la custodia de documentos por los que fueron imputados los dueños de autoescuelas y alumnos. Impotencia investigadora