Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA La izquierda ignora el espíritu de la Transición SÁBADO 21 s 4 s 2007 ABC Saura destina 218.524 euros a expandir la memoria histórica en Valencia y Francia El tripartito aprovecha la moda revisionista para extender el pancatalanismo MARÍA JESÚS CAÑIZARES BARCELONA. Pancatalanismo y memoria histórica, dos de las obsesiones de los socios de gobierno de José Montilla, encuentran un lugar común en las subvenciones que la Generalitat catalana destina a entidades culturales situadas en la Comunidad Valenciana, Baleares y la Catalunya nord zona incluida en el particular mapa de los Països Catalans de ERC. De la generosidad de la Generalitat dan fe las ayudas otorgadas por el Ejecutivo catalán para implantar el discurso soberanista más allá de las fronteras del Principado. En sólo dos años, 2005 y 2006, se han concedido subvenciones por valor de 3,6 millones de euros, de los cuales, 218.524 están destinadas a fomentar la memoria histórica, según explica el Gobierno autonómico en respuesta a una pregunta parlamentaria formulada en la Cámara catalana por el diputado del PP, Daniel Sirera. Ajeno a las críticas que califican de sectario el empeño del consejero de Relaciones Institucionales, Joan Saura (ICV) en rendir culto a sólo una parte de las víctimas de la Guerra Ci- vil- -condenando al olvido a los 40.000 exiliados en 1936 por oponerse a la República- este departamento ha triplicado en los dos últimos dos años las ayudas a la memoria histórica y a partir de 2008, dará 12.000 euros a las obras de teatro inspiradas en esa cuestión. Pero es que, además, Saura intenta exportar su revisionismo histórico, concretamente en Valencia y Francia, donde, una vez más, el gran beneficiado es el editor Eliseu Climent, ideólogo del pancatalanismo y defensor de la unidad de la lengua. Climent recibió el año pasado 100.000 euros a través de Acció Cultural del País Valencià en base a un convenio para la realización de actividades de promoción de la participación ciudadana, para el fomento de la paz y para la recuperación de la memoria histórica La Associació Cultural del País Valencià recibió hace dos años 70.000 euros para un estudio sobre la guerra civil, la represión, el franquismo y la transición mientras que el Archivo de la Memoria Joan Baptista Basset recibió 26.300 euros para investigar las fosas comunes de Valencia. También en esta comunidad, la Asociación de ex Presos Sociales obtuvo 5.005 euros par investigar la represión de la homosexualidad en la Barcelona franquista. En Francia, la Asociación Prats Endevant recibió más de 12.000 euros en dos años por la preservación del monumento de los hechos de Prats de Molló y por la exposición Camino de la retirada Saura concedió a la asociación francesa Fils et files de republicans espagnols et enfants de l exode 3.000 euros para la escultura homenaje a los republicanos en Le Perthus, y 1.500 euros al Centro Español de los Pirineos Orientales para recordar a los niños de la guerra. No sólo el departamento de Relaciones Institucionales destina parte de sus recursos a incentivar el pancatalanismo. La Consejeria de Innovación, Universidades y Empresas, dirigida por el republicano Josep Huguet, ha invertido 1,2 millones de euros en ayudas al pancatalanismo- -ERC presentará más de cien listas en las elecciones municipales en Valencia y Baleares- Cerca de 500.000 euros recibió el Institut Joan Lluís Vives, mientras que Edicions del País Valencià- -editora del semanario El Temps fundado por Climent- se benefició de 305.000. El departamento de Cultura, en manos de ERC, contribuyó al pancatalanismo con 375.000 euros para entidades como Fundació Ausias March (presidida por Climent) Edicions del País Valencià o Gremi d Editors de Balears. Homenaje a los republicanos