Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN SÁBADO 21 s 4 s 2007 ABC AD LIBITUM LA ESCOBA DEL DIABLO OSÉ Luis Rodríguez Zapatero y Gaspar Llamazares, en desprecio de sus predecesores y maestros, Felipe González y Santiago Carrillo, han decidido echar por tierra los supuestos de la Transición y se disponen a declarar ilegítimos los juicios del franquismo. Es como abolir la ley de la gravedad. Las cosas seguirán cayendo por su propio peso; pero en lo que hay que fijarse, más que en el inexistente contenido ético del proyecto, es en el retintín dela propuesta. Se trata de proseguir el acostumbrado camino en el que media España, la de turno, se dedica a zaherir a la otra media. Un absurdo que le sirve al Gobierno como gran maniobra de M. MARTÍN distracción. Después de FERRAND tres años de proclamas huecas, procesos sin final y exhibiciones tercermundistas, resulta imprescindible seguir sacando conejos de la chistera para que los ciudadanos no adviertan la inmensa vaciedad de una legislatura sin realizaciones concretas y plena de proclamas rimbombantes. Zapatero, que debiera hacerse tratar sus fijaciones obsesivas, sigue fiel a su empeño de desenterrar cadáveres. En esta ocasión, con la ayuda de un Llamazares que, en oportuna paradoja, sólo puede presumir de ser el enterrador de un veterano PCE que supo mantener viva la esperanza democrática durante todos los años del franquismo y colaborar activa y eficazmente en el tránsito de una España totalitaria a otra democrática. Ahora, cuando dos tercios de la población han nacido ya al amparo de la Constitución, ¿qué sentido tiene la idea que perpetran, con ínfulas de izquierda rancia y trasnochada, dos políticos tan enjutos? Las dos Españas, que también tienen espacio en el refranero, gran asilo para la pereza intelectual de la Nación, dicen- -una- -que cuando el diablo no tiene que hacer... mata moscas con el rabo y- -la otra- -que cuando el diablo no tiene que hacer... coge la escoba y se pone a barrer Izquierda y derecha. Ninguna de las dos opciones sirve de germen a nada de provecho. Ese es el sino nacional, una de las desgracias que siempre nos acompañan. El PSOE e IU quieren barrer los juicios del tiempo de Francisco Franco. ¿Por qué parar ahí? Ya puestos, podrían haber llegado a decretar la ilegitimidad de los juicios del Tribunal de la Santa Inquisición. Franco es, para la mayoría de los españoles, alguien tan distante como Witiza. Sólo Zapatero y Llamazares le tienen siempre presente, quizás porque las vocaciones autoritarias- -los extremos- -tienden a juntarse con la avidez con que se atraen en los imanes los polos de signo distinto. Aquí, donde lo que importa es el futuro, incierto y centrífugo, resulta temeraria esa pasión por el pasado que evidencian el líder socialista y su eventual acompañante comunista. Buscan una nueva Transición. No les gusta la que se resume en la Constitución del 78, que les ha permitido ser lo que son, y quieren enmendarle la plana a sus predecesores. Olvidan, en su pequeñez un detalle importante: aquello fue posible gracias a la práctica unanimidad de todo el arco político nacional. LA MEMORIA LEGISLADA J M acuerdo- hará al menos felices a los que, como el magisIRAMOS adelante. Por eso dedicamos esfuertrado Martín Pallín, piensan que los muertos por el banzos ímprobos a fijar nuestras energías en la redo republicano o por los desmanes anarquistas de los apertura del pasado. La entrada estruendosa en años treinta ya tuvieron suficientes homenajes durante este siglo XXI consiste en detener la mirada setenta años el franquismo. No reparan siquiera en la posibilidad de atrás y en engrasar toda la metralla oral posible para que estas familias se sientan legitimadas tan sólo por el crear un ambiente propicio al reajuste de los hechos. La homenaje de la democracia, no de un dictador. La tesis del historia como debió ser, no como fue. No la podemos camjuez viene a decir que esos son los muertos malos: el régibiar, pero sí podemos reescribir y reinterpretar sus dramen democrático no puede homenajear jamás su mas para obtener beneficio electoral. La llamada memoria y quien ya lo hizo, un dictador, satisfizo Ley de Memoria Histórica queda oficialmente suficientemente sus necesidades. Tremendo. desbloqueada después de que PSOE e IU hayan lleSantiago Carrillo, el nonagenario comunista gado a un acuerdo en vista de la proximidad de las que tan buen servicio brindó a su país en los años elecciones: se declara ilegal o ilegítimo todo juisetenta cuando templó y modernizó las estructucio realizado durante el franquismo y se disporas de su partido y adaptó sus aspiraciones a las nen mecanismos de compensación a aquellas perque meramente favorecieran la convivencia y la sonas que padecieran dichos arbitrios, se articudemocracia, parece estar ahora mucho más orgulan mecanismos de ayuda para aquellos que quieCARLOS lloso de su trágico papel en la guerra civil que de ran desbrozar cunetas y se abre el debate sobre el HERRERA su sensata aportación a la Transición española. futuro del Valle de Los Caídos. Todo eso a grandes ¿De verdad le interesa a Carrillo que se reabran las fosas rasgos. Las pequeñas pinceladas quedan para la improvide Paracuellos y se le asignen formalmente los muertos sación política que pueda surgir de aportaciones ocurrenque provocó? ¿Tan respaldado se siente por esta ley fragtes sobre el terreno. mentada y fragmentadora? Se trata, como pueden imaginar, no sólo de reparar La memoria, desgraciadamente, no se legisla. Si acaaquellas cuitas trágicas que no hayan quedado suficienteso sólo se legisla en las dictaduras más feroces, donde se mente resueltas con las medidas diversas que se han todecide la oficialidad de lo que pasó. Nunca en regímenes mado desde la Transición; la intención poco oculta tras de convivencia racional. Cuando se desencadena una lelas palabras de los inductores de la ley consiste en arrojargislación adecuada a una forma de actuar, pensar y guenos cadáveres a la cabeza unos a otros con la pretensión rrear como la que representaba el escaso amor por la lide separar cuáles son los buenos y cuáles los malos, cuábertad y la democracia del Frente Popular se está intenles murieron por la injusticia y cuáles por la defensa de la tando volver a poner el reloj en la hora del ayer. En la hora libertad. Es decir: no se trata sólo del natural deseo de rede un ayer que resultó trágico para una España que aprencuperar restos humanos, sino, fundamentalmente, de redió a mirar al futuro en tiempos que ya empezamos, lacuperar rencores. Y, a ser posible, contemplar el pasado mentablemente, a añorar. con ojos de la actualidad y así poder justificar su visión Y el que no esté de acuerdo con los preceptos elementaincompleta, falsa. El hecho inapelable de que las víctiles de esta ley ya sabe que, tácita o explícitamente, será mas siempre son víctimas, independientemente de quien acusado de franquista. Cosa que quizá sea uno de los objefuera su verdugo, no está contemplado en el espíritu de estivos de la misma, mire usted por donde. Que poco se imate acuerdo político de jugadores tramposos. La ley, que naginaba ese dictador que iba a seguir siendo protagonista ció como un deseo de contentar a los energúmenos de de la política española tantos años después. Qué país. ERC- -que finalmente ni siquiera se han sumado al ¿Un éxito decís vuestro programa de invitados preguntando a los dos líderes, y en el que Rajoy ha obtenido más audiencia que Zapatero?