Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
108 DEPORTES VIERNES 20 s 4 s 2007 ABC TRES GOLES PARA LA HISTORIA Semifinal Copa del Rey Messi Cortés Messi Luis García Luis García Messi Belenguer Alexis Messi Messi Nacho Messi Paredes Nacho 12 segundos 13 toques 4 jugadores y el portero regateados Con la derecha Mundial de México 86 Butcher Maradona Maradona Shilton Stevens Valdano Valdano Butcher Fenwick Reid Reid Valdano Butcher Maradona Shilton 11 segundos 12 toques 5 jugadores y el portero regateados Con la Izquierda Jornada 7 de Liga 96 Fernando Fernando Ronaldo Bellido William 21 segundos 13 toques 5 jugadores regateados Con la derecha Ronaldo Ronaldo Ronaldo José Ramón Dormí igual que cualquier otro día Después de su obra de arte, Messi se muestra impasible, mientras en Getafe lamentan entrar así en la historia ENRIQUE YUNTA BARCELONA. Echó de menos Schuster una patada. A lo sumo hubiese sido amarilla y la juagada se hubiera quedado en eso, en un intento más de Messi por destrozar a una zaga rival. Pero no llegó nadie. Fue tan rápido el extremo argentino que sentó a todo aquel que se interponía por su camino y marcó el mejor gol del siglo XXI. Mala pata para el Getafe, por decirlo suavemente. Sin quererlo, forma parte de una de las noches más gloriosas de la historia del fútbol, que será recordada por siempre jamás por aquel gol de Messi. Es una putada, de primeras jode que se lo haya metido al Getafe admitió ayer Casquero. Es la otra cara de la moneda, la de los perdedores. En Getafe dolía más entrar en todas las videotecas del planeta que verse casi fuera de la final de la Copa del Rey, una oportunidad única para este humilde club. Que se lo pregunten a Nacho, un espectador de lujo de la obra maestra de Leo. Él fue el segundo hombre al que dribla Messi- -caño incluido- -y el que corre como un poseso hasta la frontal, tirándose en balde con el objetivo de abortar un eslalon memorable. Abatido, se paseó por la zona mixta del Camp Nou con pocas ganas de hablar de la jugada. Ni siquiera le queda el consuelo de verse dentro de unos años en los recopilatorios de las mejores imágenes de todos los tiempos, incluso le molesta la opción: No quiero verme de aquí a 30 años en esos vídeos espetó con resquemor. Como Messi, Nacho también corrió esos 55 metros, aunque siempre a rebufo de su marca. Tuvo un amago de sujetarle, pero confió en la ayuda de sus compañeros, también avergonzados por el nuevo dios azulgrana. Si sabes que la jugada acaba en gol, seguro que hubiera intentado hacer una falta se lamenta a toro pasado. Ahora bien, tuvo más finura que Schuster y no escatimó en elogios: Sólo me queda aplaudir y felicitarle. Hay que agradecer, por el bien del espectáculo, que haya jugadores como él De hecho, tampoco Messi sabría cómo pararse a él mismo. La verdad es que no sé qué habría hecho, casi nunca me pongo en el lugar de los defensas explicaba ayer el héroe. Ruborizado ante tanta alabanza, Messi recogió el testigo de Ronaldinho, que le cedió todo el protagonismo antes de iniciar la sesión preparatoria de ayer. Ante la presencia de una multitud de cámaras, el brasileño salió al césped de La Masía acompañando al argentino y señalándole amistosamente para otorgarle todos los méritos. De paso salía él en las imágenes y dejaba constancia de que ha vuelto a trabajar. Messi, a quien en su día le aconsejó un entrenador de las categorías inferiores que cambiara su estilo de juego para adaptarse a la filosofía de toque rápido del Barça, recordó la jugada una vez más: Fue una pelota que me dio Xavi en Si sé que acaba en gol... Nunca pensé que podía ser la misma jugada que la de Diego, en ese momento no pensaba en nada