Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 VIERNES deESTRENO VIERNES 20 s 4 s 2007 ABC Quiero que la gente salga del cine pensando, no sólo con una caja de palomitas Jim Carrey s Actor, protagonista de la película El número 23 Uno de los rostros más populares- -y más flexibles- -de la comedia de Hollywood, Jim Carrey, se pasa a la intriga en El número 23 una película de Joel Schumacher que recoge las obsesiones que puede llegar a causar una sola cifra FABIÁN W. WAINTAL LOS ÁNGELES. Jim Carrey no bromea con la superstición del número 23 en su nueva película. Alejándose una vez más de la comedia, protagoniza un misterioso thriller donde el número 23 juega su propio papel en cada rincón de la filmación. Contagiando la obsesión desde la pantalla, más de un lector descubrirá que el mismo número 23 nos afecta a todos muy de cerca. Sumando, restando o multiplicando, tal vez descubramos que aquel mágico número afecta nuestras vidas a diario, igual que al mismísimo Jim Carrey. Eligió el 23 de febrero para estrenar la película; el dossier tiene 23 páginas y la entrevista se realizó en el hotel Four Seasons Beverly Hills (un nombre con 23 letras) el 31 de Enero (31 1 3 1+ 1 3 2 o un 23 invertido) a las 3.20 de la tarde (otra vez, el 23, invertido) (Riéndose) En ésta no, pero espero que recaude mucho más. Es la película número 23 que dirige Joel (Schumacher) Su nombre y el mío suman 23 letras. Mi nombre y el de Virgina Madsen también son 23 letras. Es algo que se multiplica por todas partes. Se suponía que íbamos a empezar a rodar el 7 de enero, y como Virginia todavía estaba arreglando su contrato, no empezamos hasta el 23. Y no lo habíamos planeado. Yo veo ese número en cada lugar que voy desde hace años. ñalaba el número 23, todo el tiempo. Miraba las matrículas de los coches y sumaba los números, podía aplicar el 23 en cualquier cosa. Yo pensé que estaba loco, hasta que el número empezó a aparecer en mi vida. En todos lados. Siempre vivo circunstancias donde me rodea el número 23. Mis amigos me dicen que van a salir corriendo a gritos si sigo insistiendo en el tema. Pero cuando los espectadores hayan visto nuestra película y vuelvan a ver el número 23, lo van a ver de una forma distinta. Es un juego que me gusta jugar con el público. Quiero que la gente salga del cine pensando en algo, sin dejarlos solamente con una caja de palomitas. ¿Cobró 23 millones de dólares por esta película? -En la película, su personaje llega a la conclusión de que el destino no existe, que todo depende de las buenas o malas elecciones que hagamos en la vida. ¿Cuáles han sido las suyas? -Yo no tuve ninguna elección equivocada. ¿Qué tal? Y entre las mejores, tuve muchísimas elecciones buenas... Esta película fue una buena decisión. Joel Schumacher y Virginia Madsen fueron muy buenas elecciones. -Yo no lo veo como nada malo ni oscuro. Lo veo como una palmada en el hombro que me dice: Algo mágico está pasando Hay algo inteligente. Suena divertido. ¿Qué significado esconde para usted el enigma del número 23? -Antes decía que desde hace años ve el número 23 por todas partes ¿En qué momento se empezó a dar cuenta que superaba las casualidades? -Para mí siempre fue algo divertido, como un fantasma, pero un fantasma divertido. Tenía un amigo en Canadá que se- El número 23 se aleja completamente de las comedias y viaja a un nuevo tipo de cine ¿Fue una búsqueda deliberada? -Desde que era muy niño, solía escribir un tipo de poesía que asustaba a mis padres. Tenía siete u ocho años y me encerraba en el baño tratando de escribir sobre el significado de la vida. Y en la otra habitación, hacía reír a todo el mundo, porque mamá estaba enferma y yo quería que se sintiera bien, quería que ella pensara que había dado a luz un milagro. Siempre trataba de salvar a alguien, pero toda mi vida estuvo plagada de preguntas, rezos y esperanzas. Cumplir los cuarenta fue algo muy bueno para mí. Muchos lo llaman crisis, pero yo lo llamo renovación. -De verdad, ¿no ha tomado nunca ninguna decisión errónea? -Yo creo que las películas me Jim Carrey en una escena del inquietante filme dirigido por Joel Schumacher ABC