Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 20- -4- -2007 La CE pide a Holanda que no discrimine al Santander en la compra de ABN Amro José Manuel Durao Barroso, presidente de la Comisión Europea 43 Los socios de Astroc cierran filas en torno a Bañuelos El valor se recupera un 6,7 tras la caída del miércoles s El dueño de Zara, Amancio Ortega, niega que haya conflictos A. C. VALENCIA. Astroc vivió ayer la resaca de su desplome en Bolsa con un ojo pendiente del parqué y el otro dirigido hacia el presidente de Inditex, Amancio Ortega, quien negó a través de una carta que tenga intención de desprenderse del 5,01 de las acciones que posee en la firma inmobiliaria. La epístola tranquilizó los ánimos del presidente de Astroc, Enrique Bañuelos, después de que el propietario del imperio de la distribución textil expresara que no existe conflicto alguno con el equipo de gestión de la empresa En relación al resto de socios, el grupo Rayet, ya hizo público hace un mes su deseo de abandonar la compañía como parte de su estrategia de crecimiento y diversificación. Para ello, pactó una opción de compraventa con Astroc de su 5,1 a un precio de 40 euros por acción, sin que se haya ejecutado la operación hasta este momento. Por su parte, el grupo Nozar- -que ahora tiene el 8,5 de Astroc- -se comprometió hace tres semanas con Bañuelos a elevar su participación hasta el 9 mediante la compra progresiva de acciones a 45 euros durante un plazo de dos meses. En virtud de ese pacto, Nozar tampoco podrá vender ni ceder ninguna de sus acciones en Astroc antes del próximo 31 de julio. Mientras, el parqué deparó una recuperación del valor de la compañía, que creció un 6,7 tras el duro correctivo que le asestó el mercado en la jornada anterior, donde perdió un 43 y se dejó 1.300 millones de capitalización bursátil. Así, los títulos de Astroc cerraron ayer a 27,7 euros, todavía lejos de 45,5 a los que cotizaba antes de iniciarse su caída. Con todo, diversos analistas atribuyeron la evolución de ayer- -fue el segundo valor que más creció en el mercado continuo- -a un ajuste técnico, que podría preceder a nuevas caídas en próximas jornadas. La convulsión que vive el hasta hace un par días uno de los valores estrella del mercado bursátil español está íntimamente relacionada con la volatilidad de un sector como el inmobiliario. Astroc negó ayer la existencia de incidencias y, en su caso, riesgos, en la docena de planes urbanizadores presentados ante la Administración valenciana, que recientemente ha modificado la ley autonómica que regula su aprobación. Respecto a la compra de inmuebles por parte del propio Bañuelos, incluidos en el resultado de la empresa, la compañía los enmarcó ayer en la estrategia de activos no estratégicos Por último, Astroc subrayó que el informe de auditoría correspondiente al ejercicio 2006 es favorable y no contiene salvedades ENRIQUE BAÑUELOS PRESIDENTE DE ASTROC ALGO MENOS RICO, PERO RICO AL FIN Y AL CABO M. L. MADRID. A finales del año pasado, la revista Forbes consideraba a Enrique Bañuelos el propietario de la segunda mayor fortuna de España, sólo superado por Amancio Ortega, creador de Inditex y socio del propio Bañuelos en Astroc, la inmobiliaria que fue la sensación bursatil el año pasado. Sin embargo, si la clasificación se hiciera a día de hoy, Bañuelos no ocuparía tan privilegiada posición. Su principal fuente de riqueza es la posesión de la mayoría del capital de Astroc y la inmobiliaria ha protagonizado este año uno de los cataclismos bursátiles más importantes que se recuerdan en el mercado español. En el pasado mes de febrero, perdió 1.600 millones de euros de capitalización y en la jornada del miércoles se despeñó un 42,9 y su valor bajó otros 1.300 millones de euros. Bañuelos es, por tanto, menos rico, pero rico. Basta tener en cuenta que su inmobiliaria salió a Bolsa a un precio de 6 euros por título y, tras recuperarse ligeramente, ayer cerró a 27,72 euros. Y además de Rico, Bañuelos es un hombre con planes. Inmobiliario atípico, dedicó la ma- Accionariado claro La inmobiliaria niega la existencia de riesgos derivados del cambio de la ley urbanizadora valenciana yor parte de su actividad empresarial a promover suelo para que otros hicieran viviendas. Hizo de la velocidad de rotación de sus activos la clave del éxito y, ahora, está empeñado en que el futuro pasa por promover barrios enteros de viviendas de protección pública, con todos sus equipamientos. No construiríamos un Guggenheim para ganar dinero con la taquilla, pero sí lo haríamos si pudiéramos explotar edificios de oficinas u ocio al lado dice. No es una simple frase, sino la expresión de la filosofía de Bañuelos.