Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 ECONOMÍA www. abc. es economia VIERNES 20- -4- -2007 ABC Sacyr zanja la batalla de Eiffage lanzando una opa por 6.500 millones Ofrece 5 acciones propias por cada 12 de la francesa condicionado a controlar el 60 M. LARRAÑAGA MADRID. Luis del Rivero tenía un plan B Si no podía entrar en el consejo de Eiffage por las buenas tendría que ser por las malas y aunque siempre deseó no tener que hacerlo, ayer abrió el maletín, se acercó a las oficinas de la autoridad bursátil francesa y puso sobre la mesa la documentación necesaria para lanzar una opa sobre el 100 del capital de Eiffage. Como el propio Del Rivero explicó posteriormente a los analistas, sólo había tres opciones ante la tozuda negativa de la dirección de la francesa- -con escándalo incluido- -a que su principal accionista estuviera presente en el consejo de administración. La primera opción era retirarse de la guerra vendiendo las acciones con unas jugosísimas plusvalías, nada más y nada menos que 1.900 millones de euros. La segunda hubiera sido mantenerse en la misma posición y aguantar el chaparrón La tercera, por la que finalmente ha optado Del Rivero, era pasar al ataque. Los tres escenarios estaban perfectamente calculados y previstos, así como todas las posibles variantes en función del resultado de la junta de accionistas. De hecho, la idea de Del Rivero era conformarse con entrar en el consejo y no ir más allá, pero la actitud del presidente de Eiffage, Jean Francois Roverato- -absolutamente hostil a la entrada de Sacyr- -y la forma en la que se desarrolló la junta de accionistas, en la que no se permitió votar a un 17,5 del capital por su procedencia española, no le dejaba más margen de maniobra que ir a por todas. Así que nada más concluir la junta de accionistas, Del Rivero convocó al consejo para tomar una decisión. La idea era discernir si primero debía ser la demanda o primero debía ser la opa y, al final, triunfó la practicidad. Sacyr lanzó ayer la opa y Del Rivero insinuó que las demandas anunciadas quedan en manos de la decisión de los abogados, lo que en la práctica supone que podrían pasar a un segundo o tercer plano. La oferta consiste en un canje de acciones de Sacyr por títulos de Eiffage en proporción de 12 acciones de la española por cada cinco de la francesa. Esta proporción era, en el momento de plantearse la oferta un canje desfavorable para la parte francesa a precios de mercado. Sin embargo, las acciones de Eiffage bajaron ayer un 5,08 y las de Sacyr subieron un 2,82 con lo que la ecuación ya es favorable a la parte francesa. El mercado ha valorado positivamente la oferta y eso se demuestra en el ajuste de los precios de las dos empresas hasta acercarse a la ecuación de canje propuesta señalaron fuentes bursátiles. Sacyr atenderá este canje mediante una ampliación de capital por un máximo de unos El mercado se ajusta al canje Del Rivero, junto a Manuel Manrique (dcha. y Santiago del Pino (izqda. tras presentar la opa cionada a que Sacyr controle al menos el 60 de Eiffage- -ayer declaró ante la autoridad bursátil francesa que tiene un 33,32 se garantiza que los accionistas procedentes de la francesa controlarán al menos el 20,4 del grupo español. Sin embargo, este grado de aceptación no es previsible dado el grado de enfrentamiento a que se ha llegado. El propio Del Rivero subrayó que si los directivos, que controlan aproximadamente un 5 de Eiffage, no acuden a la opa, no habrá problema alguno ya que el grupo español confía en el actual REUTERS La dirección de la francesa considera que el precio debe ser de al menos 129,5 euros y en metálico 6.500 millones de euros, con lo que los accionistas procedentes de Eiffage podrían llegar a controlar en conjunto un 34 del capital de Sacyr si el 100 acudiera a la opa. Como la oferta está condi- equipo gestor de Eiffage y tiene la idea de que ésta siga siendo una empresa francesa, cotizada en el mercado francés y con una dirección de esta nacionalidad. Sin embargo, ni con este guiño parece convencer Del Rivero a los gestores de Eiffage, que se apresuraron a manifestar que Sacyr debería pagar 129,5 euros por acción y en metálico. En contraposición, Sacyr insistió al presentar la oferta a los expertos en que el canje ofrecido supone una prima del 30,6 respecto a la cotización de Eiffage antes de que la especulación la llevara a zonas de máximos y un 34,4 respecto a la valoración de los analistas. Los números que arroja la integración de Sacyr con Eiffage son definitivos a la hora de valorar la importancia de la operación. Con datos basados en el cierre del pasado 2006, la suma de ambas empresas sería el cuarto grupo europeo de construcción y servicios por ventas netas, el segundo por ebitda y también el segundo por balance total. Apoyado en estas cifras, Del Rivero insistió en que Eiffage y Sacyr no son empresas rivales sino complementarias y también recalcó nuevamente su compromiso de potenciar el grupo francés y no recortar, tal y como han asegurado los directivos de la empresa. Consejo de urgencia Ángel Laso D Iom NARANJEROS Y GOLFISTAS CONTRA GABACHOS arece que a muchos franceses no les gustan las naranjas. No sólo las tiran, sino que también descalifican a los que las cultivan. Algunos llevan P años tirándolas por el asfalto tras asaltar camiones españoles, siguiendo las consignas de ese ultranacionalista agrícola, que se parece a Asterix, llamado Bové y para el que nadie, excepto los propios gabachos tiene derecho a vender en Francia ni una triste lechuga. Pero resulta que a algunos de ellos, como el presidente de Eiffage, Jean Francois Roverato, de origen italiano (no sabemos si calabrés) además de los cultivadores de narajas tampoco le gustan los jugadores de golf murcianos. Roverato, al que por jugar con fuego le acaban de hacer una opa con cambio de papelitos, que son las más tristes, ha calificado a los gestores de Sacyr, presidida por Luis del Rivero, y a sus aliados españoles, Luis Portillo (Inmocaral) y Félix Abánades (Rayet) de cultivadores de naranjas y jugadores de golf murcianos un insulto cuanto menos surrealista y puede que algo xenófobo. Del Rivero es murciano y quizás juegue al golf y cultive naranjas, pero tiene otras facetas, como la de buscador de setas y de rolex y quiere quedarse con Eiffage al menor precio posible. Se le conocen pocos fracasos. En el más destacado, su asalto al BBVA, perdió salud pero ganó dinero y experiencia. Roverato, como buen francés, será proteccionista, pero no un experto en diplomacia como sus paisanos. ¿En qué ha quedado la grandeur Grupo puntero en Europa