Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 20- -4- -2007 Rajoy se somete al examen de los ciudadanos ESPAÑA 21 Listas de espera: dinero y gestión Cristina, de Valencia, explicó su caso particular cuando pidió hora para un especialista y le dieron cita para casi dos meses después. Rajoy señaló que las listas de espera no se solucionan con varitas mágicas sino con dinero y capacidad de gestión Además, anunció que si gobierna desarrollará el Decreto de Especialidades. Chino en las escuelas para el futuro María, de Baleares, se quejó de que su hijo, pese a estudiar en un colegio trilingüe, aprenderá catalán, pero sabrá menos español que otro niño en Madrid. Rajoy explicó que quiere un modelo de educación en que al terminar el bachillerato los alumnos sepan perfectamente el inglés, además del español, y el chino en el futuro Cuando quiera, tenemos una cita Asunción, de 50 años, lamentó la pérdida de poder adquisitivo de los funcionarios y preguntó a Rajoy si sabía cuánto ganaba un auxiliar administrativo. Bastante más que las viudas contestó Rajoy, quien admitió que no lo sabía. Cuando quiera, tenemos una cita propuso Asunción, para hablar de los funcionarios. Rajoy aceptó. Asistiría a la boda de un hijo homosexual Dos hijos, uno de siete años y otro de uno, fueron el argumento esgrimido por uno de los asistentes para interrogar a Mariano Rajoy sobre si asistiría con orgullo a la boda de uno de ellos si fuera homosexual. Estaría incondicionalmente con mi hijo y asistiría a la boda afirmó Mariano Rajoy, para indicar a continuación que, no obstante, le diría que hiciera una unión de hecho propuesta que llevaba en su programa electoral de 2004. En este sentido, dijo que el recurso que su partido presentó ante el Tribunal Constitucional se circunscribe a la denominación de matrimonio y a la posibilidad de poder adoptar niños, no al conjunto de derechos que afecta a estas uniones. Zalamero vs. Zapatero El café de Rajoy fue su sueldo, pero no lo dijo. Se lo preguntó Violeta, una señora jubilada con una pensión no contributiva de 300 euros. Ella fue una de las que recibió los piropos que el líder de la oposición dedicó incluso a los que sacaron los cuchillos ROSA BELMONTE MADRID. David Cantero dio paso en el Telediario a Lorenzo Milá en los estudios Buñuel y, cuando parecía que sólo iba a haber un avance, empezó el programa. Sorpresa, sorpresa. Salió Rajoy y comenzaron a lanzarle cuchillos. Se presumía que el segundo iba a tener ventaja. Se presumía. Seguro que Mariano Rajoy era capaz de concursar (y ganar) en El precio justo pero los tiros no empezaron por ahí. Beatriz, administrativa con voz de locutora, habló de las mentiras reiteradas del PP. La segunda (Olga, estudiante) le preguntó qué era una persona normal y el líder de la oposición empezó a verse en una encerrona. Y así siguió la cosa, con un Rajoy defendiéndose de cómo actúa su partido y hablando a la velocidad de un opositor a Registros (respondió 70 preguntas de 40 ciudadanos, frente a las 42 de 39 de Zapatero) El octavo, Juan, ya se interesó por lo que haría si fuera presidente. Más tarde llegaría la sección ¿Qué hay de lo mío? y la de Atrévase a no estar orgulloso de un hipotético hijo homosexual en el día de su boda Ese Juan que preguntó el octavo era controlador de cercanías. En realidad, quien controló las cercanías fue Rajoy, sabedor de lo frío que había estado Zapatero con su tuteo. Tratando de usted a quienes le interrogaban se mostró mucho más cercano que el presidente. Zalamero frente a Zapatero. Incluso exclamó coño A veces dio la impresión de que se pasaba haciendo la pelota a los participantes. Qué inteligente. Le agradezco la pregunta. Qué bien hecha. Yo no la veo a usted tan mayor. O intercediendo ante Milá por que el joven Edorta siguiera preguntando sobre la guerra y haciendo alarde de mala educación. Casi desde el principio se sacó Rajoy del bolsillo interior de su chaqueta (iba vestido de político americano) un bolígrafo, que suele ser el mejor amigo de las manos para tenerlas ocupadas, de manera que no amenacen y contribuyan a evitar la rigidez. Se mantuvo lejos de la inútil mesa de atrezzo. Sin que se notara mucho, iba moviéndose por su círculo negro, dirigiéndose a quien le hablaba, sin soltar su bolígrafo bastón. Seguro. Incluso cuando no supo lo que gana un auxiliar administrativo más que las viudas que han preguntado antes Al fin y al cabo, salvo cuando te espetan qué mala oposición haces, el papel de ponente es más fácil para quien no gobierna. También sacó el humor cuando le preguntaron por Ceuta o por Gallardón es que el PP quiere que el candidato sea yo Hasta pasadas una hora y cuarto no hubo pausa publicitaria. Y ahí estuvo, aguantando a ciudadanos (qué de estudiantes, jubilados y administrativos hay en España) que en cuanto pillan un micrófono dan un mitin (especial mención ayer a Miguel Ángel, minero prejubilado, indignado con la expresión trama asturiana Prueba superada. Para Rajoy y para TVE, a pesar de ruidos, coronillas en primer plano o señores que vibraban. ¿Quién resultó más atractivo en el programa, Zapatero o Rajoy? Mmm. Lorenzo Milá. cialmente, aunque lo cierto es que no abundó en nuevos argumentos. Lo novedoso es que interrogado sobre si enviaría tropas a Irak en caso de gobernar respondió que tendría que verlo pero que cualquier decisión pasaría por las Cortes. También dijo que quizá ahora tiene más sentido estar en Afganistán o Líbano Tras defender la manifestación convocada por su partido el pasado 10 de marzo y negar categórico que allí se dejaran ver banderas preconstitucionales, abordó un abanico de cuestiones diversas, desde las pensiones mínimas y de viudedad- -que se comprometió a elevar Se sometió a 70 preguntas de 40 ciudadanos frente a las 42 que le formularon 39 personas a Zapatero hasta el 60 por ciento- -la sanidad, educación, agricultura, inmigración, urbanismo, ley del vino o la españolidad de Ceuta y Melilla. Respecto a la última cuestión, resaltó que si esa españolidad depende de que reciban la categoría de Comunidades Autónomas, promovería dicha transformación. El Estatuto catalán y los pactos postelectorales también centraron buena parte de los interrogantes. El líder del PP defendió su actuación ante un Estatuto que no es bueno para España ni para los catalanes y aseguró que él ha sido el único dirigente político que ha defendido esta legislatura la igualdad de los españoles. A destacar está la mujer que se preguntó por qué si Alberto Ruiz- Gallardón es el dirigente del PP más valorado no es candidato a las generales. Es un extraordinario alcalde. Volverá a ganar la alcaldía y el PP quiere que el candidato a las proximas elecciones generales sea yo dijo conciso.