Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA El acoso terrorista s La excarcelación de De Juana VIERNES 20 s 4 s 2007 ABC De Juana pasea vigilado por el exterior del hospital, pero dentro del recinto Pesa 66 kilos y los médicos le han recomendado ejercicio para recuperar masa muscular P. M. MADRID. El etarra José Ignacio de Juana Chaos, autor de veinticinco asesinatos, salió dos veces del hospital de San Sebastián en el que se encuentra ingresado para ir a una óptica a hacerse unas gafas y para acudir a un homeópata, en cuya consulta hizo algunas compras. El pistolero hizo estas dos salidas el 10 y el 17 de abril tras recibir el permiso correspondiente del centro penitenciario del que depende (Martutene) y de los médicos que le atienden, y vigilado por agentes de la Policía Autónoma Vasca. El terrorista fue conducido directamente desde el centro penitenciario hasta esos lugares y tras las consultas regresó directamente al hospital, sin realizar ninguna otra actividad. El día 10, De Juana fue trasladado en ambulancia, a la que seguía el dispositivo policial oportuno, mientras que en la segunda ocasión se optó por un automóvil particular con el mismo dispositivo policial, al considerar el centro médico innecesaria y gravosa la utilización de un vehículo sanitario. La Dirección General de Instituciones Penitenciarias aseguró ayer que el etarra, que estaba acompañado por su novia, siempre estuvo vigilado y que en ningún caso se le permitió salir de compras: los únicos productos que adquirió fueron unos homeopáticos en la consulta del especialista Sobre la situación actual en la que se encuentra el terrorista, las fuentes consultadas por ABC aseguran que no ha sufrido problemas en su proceso de recuperación, aunque aún deberá pasar bastante tiempo hasta que pueda recibir el alta hospitalaria, que en cualquier caso será anterior al alta médica. Se teme que pueda sufrir secuelas renales. En estos momentos, el etarra pesa 66 kilos (llegó a pesar 52) Los médicos que atienden a este individuo le han ordenado que haga algo de ejercicio para que vaya recuperando poco a poco el tono muscular, pues durante la huelga perdió un 30 por ciento de la musculatura. En un principio, el pistolero se daba pequeños paseos por la planta en la que se encuentra su habitación del Hospital Donosti, si bien últimamente ha comenzado a dar pequeños paseos alrededor del edificio, aunque siempre dentro del recinto y como es lógico vigilado. A lo largo de todo este tiempo, el pistolero no ha tenido el menor contratiempo con el resto de pacientes o visitantes del centro hospitalario y sólo en una ocasión se planteó un pequeño problema con un individuo que pretendía arrojarle un bote de pintura roja y amarilla, pero que ni siquiera pudo acceder a la habitación por la actuación del servicio de seguridad. Prisiones aclara que las únicas compras que hizo el etarra fueron en la consulta del homeópata que visitó No obstante, las fuentes consultadas por ABC consideran que el hecho de que se haya vuelto a reavivar la polémica por la situación de De Juana Chaos plantea problemas en torno a la seguridad de este individuo, que aunque es un peligroso delincuente también está amenazado. En este sentido, las mismas fuentes precisan que no es tan preocupante la situación actual- el centro sanitario es un recinto cerrado como la que se planteará una vez que reciba el alta. Cuando eso ocurra, el etarra regresará a su domicilio, donde estará controlado por medios telemáticos durante el horario que se le imponga. Pero fuera de esas horas el terrorista saldrá a la calle- una parte importante de su tratamiento es que haga ejercicio y tendrá que ser permanentemente vigilado para evitar que sufra agresiones. De Juana, en el hospital de Madrid en pleno chantaje; llegó a pesar 52 kilos VOCENTO