Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 CULTURAyESPECTÁCULOS JUEVES 19 s 4 s 2007 ABC Mañana, Tannhäuser con ABC Llega a los kioscos la séptima entrega de la colección Grandes Óperas con el sello de calidad de Deutsche Grammophon. Podrá conseguir esta genial obra de Wagner el viernes, el sábado y el domingo con el periódico por tan sólo 9,95 euros PABLO MELÉNDEZ La colección La Gran Ópera ofrece en su próxima entrega una obra fundamental de la discografía moderna, el Tannhäuser de Richard Wagner grabado en estudio por el malogrado Giuseppe Sinopoli, desaparecido en 2001 con tan sólo 54 años y en la cúspide de su carrera, quien logró agrupar para este proyecto a una lluvia de estrellas ante los micrófonos capitaneada por un Plácido Domingo en su mejor momento vocal. El tenor madrileño es uno de los protagonistas de la colección de ABC, ya que su nombre aparece hasta seis veces en repertorios tan variados como el verdiano Ballo in maschera Aida el francés Contes d Hoffmann y Samson et Dalila o el pucciniano, Turandot aparte de este wagner romántico y trascendente. Este registro de la versión parisina de la obra, grabado en 1988, por su calidad fue saludado en su momento con varias distinciones, como el Orphée d or o los nacionales Gran Premio del Disco Ritmo y Premio CD Compact de sendas publicaciones especializadas. Se trata de la tercera incursión discográfica del tenor en tierras wagnerianas después de unos tempraneros Maestros cantores (1975) y de su Lohengrin (1985) junto a Jessye Norman, antes del Parsifal de 1991 y del de 2005 y de su también reciente Tristan (2004) Su Tannhäuser se mueve sin problemas por los caminos de la expresividad latina y por la férrea estética wagneriana; Domingo consigue adentrar al neófito en el mundo del compositor alemán gracias a su fraseo siempre noble y de acentos dramáticos, encumbrado en una línea de canto impoluta, aquí bien resuelta incluso en los agudos extremos. Los fanáticos del cantante no tienen por qué dudar respecto de la idoneidad de esta versión, a pesar de que los wagnerianos más acérrimos podrían decantarse por otras sobre todo por la dirección musical (Solti, Sawallisch, Konwitschny o Leinsdorf, por ejemplo) Es verdad que Domingo nunca cantó el papel en un escenario, pero su voluntad consiguió su objetivo al llevarlo al disco sabiendo- -y pudiendo- -rodearse de expertos en el estilo. Algunos detractores de la versión, como el ya desaparecido Ángel Fernando Mayo, en todo caso, no dudaron en calificar este logro de Domingo como de oportunismo mercantilista La nómina de intérpretes que secundan a Domingo en este Tannhäuser debería comenzar por los otros solistas, pero ante los buenos resultados obtenidos por el Coro de la Oportunismo Una soberbia Philharmonia Orchestra muestra todo el poderío wagneriano Royal Opera House en una obra en la que la masa coral desempeña un papel fundamental, es justo referirse a ella antes que a nadie. Una soberbia Philharmonia Orchestra muestra poderío wagneriano gracias a la imaginería de Sinopoli, que sabe crear la tensión requerida y dejarse llevar por esas melodías sublimes. Junto a Plácido Domingo aparecen varias estrellas del momento, y en su mejor época, como la soprano norteamericana Cheryl Studer, quien también tuvo su minuto de oro en los estudios de grabación; su discografía wagneriana se eleva a los diez títulos, incluyendo partes de la Tetralogía Agnes Baltsa ha sido una de las más destacadas mezzosopranos de las últimas generaciones, un fichaje que también aporta una cuota de mercado interesante. Otros especialistas en Wagner que figuran en los créditos son el incombustible Matti Salminen, o el también en activo Kurt Rydl, dos nombres que le brindan a la versión un peso específico más que suficiente.