Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 MADRID JUEVES 19 s 4 s 2007 ABC AL DÍA Ignacio Ruiz Quintano DELFINO De las tres chinas al juego de chinos En la mano un niño El gancho del trapero Barreiros La niña bonita Me arriesgo y digo blanca Con estas frases y con los puños sobre la mesa, nos adentramos en el juego de chinos POR MABEL AMADO FOTO ÁNGEL DE ANTONIO MADRID. Nunca pensó que el sencillo juego que inventó para compartir las horas con los demás pastores de ovejas en los campos de Bercianos del Real Camino, en León, perviviría en el tiempo. Y mucho menos que un bisnieto suyo organizaría en Madrid un torneo abierto a toda España. En pleno siglo XXI, José Antonio Hidalgo hace honor a su bisabuelo y continúa organizando el Campeonato Nacional de Chinos, que cumple este año su vigésima primera edición. Y es que con sólo tres chinas o piedras se logró diseñar un juego- -o deporte, como prefieren llamarlo algunos- -que no requiere esfuerzo físico, pero sí dosis de observación, habilidad y matemáticas. Como recuerda Hidalgo, este juego, que nació en las zonas rurales de León, fue progresivamente introduciéndose en la Península por las rutas de la trashumancia. Además, Bercianos del Real Camino, en plena ruta de Santiago, tenía un hospital de peregrinos donde pronto se instauró jugar a chinos durante las convalecencias Y de ahí, de los campos leoneses, pasó a la ciudad, donde pronto se hizo popular la imagen de los amigos y compañeros de carajillo o de cañas jugándose la siguiente ronda con tres monedas, piedras o palillos en la mano. Aunque la época de mayor apogeo fueron los años sesenta. M ientras Gallardón se centrífuga en la M- 30, Sebastián se abre al mundo como un jacinto en primavera, suponiendo que sea en primavera cuando se abren los jacintos, que no lo sé. Sólo sé que el espectáculo más triste que ofrecía Madrid era el de no ofrecer espectáculo alguno interesante, hasta que llegó Sebastián. A Sebastián le ha tocado desempeñar en Madrid el papel que en Wisteria Lane desempeña Michael Delfino. Y se nota. Es un seductor. Y un cosmopolita. Su jefe, Rodríguez, lo sabe, y no escatima en medios para que gane. Una sede palaciega para el Cervantes, una Casa Árabe y un Centro por la Paz son sus regalos. ¿Qué más podía esperar del socialismo Madrid? El Cervantes está muy bien- ¡menuda caja fuerte tiene! -porque los planes financieros de Sebastián en el Ayuntamiento son recuperar lo que se pierda en la retirada de parquímetros con lo que se gane en las clases de español en la capital. El español, como se sabe, está perseguido en toda España. Lo que pasa es que el que quiere salir de España no tiene más remedio que hablar español, y para aprender el español hay que venir a Madrid, donde el Cervantes se encarga de satisfacer esa demanda. Los intermoneys de Sebastián llaman a este fenómeno turismo idiomático y en Barcelona deben de estar como locos por que gane Sebastián. Ahí es nada: aprender español y en la antigua sede de un gran banco, que es la sede del nuevo Cervantes. ¿Qué decir de la Casa Árabe? Al rumor de sus fuentes, Gema Martín Muñoz podrá verter al árabe las traducciones del árabe de Emilio García Gómez, y Zerolo, sinalefear los mensajes de Zawahiri que hablan de pisar pronto con los pies puros sobre el usurpado Al Andalus. Mucho han de torcerse las cosas (que Simancas, por ejemplo, no logre echar de Telemadrid a Dragó) para que sobre el consistorio de Sebastián no derrame Suecia las golosinas de la piñata del Nobel que adorna la memoria de Arafat. ¡Paz! Un Centro por la Paz que quite el hipo a los poetas de Al Andalus, con misses por todas partes pidiendo paz para el mundo, timbas de funcionarios de la ONU cuyas ganancias se destinarán a combatir las guerras, además de un palomar en lo alto para la suelta emblemática de torcaces que ya, ya. Campeonato Nacional de Chinos Cuándo: Días 19, 20 y 21 de abril. Dónde: Restaurante Melgar (Antonio López, 5) Cuánto: inscripciones, 12 euros. Premios: Primero, medalla de oro y 200 euros; segundo, plata y 150 euros, y tercero, bronce y 100 euros. Además, se dará un premio a la primera mujer clasificada. Cada jugador tendrá que adivinar el número exacto de chinas que hay tras los puños cerrados José Antonio Hidalgo se prepara para el campeonato de hoy zó por juego de chinos Sin embargo, en este campeonato se oficializan las chinas para guardar un orden y todos jugarán con el mismo modelo- -unas figuras pequeñas de chinos metidos en un llavero- -que ha diseñado el propio organizador. Y, con las chinas en la mano, los grupos formados y el juezárbitro presente, hoy comenzará el campeonato, que se desarrollará hasta el sábado, día 21, en el restaurante Melgar (Antonio López, 5) Tras la orden del árbitro, los primeros seis jugadores, cada uno de ellos con tres chinas, tendrá que adivinar el número exacto que hay tras los puños cerrados. Quien gane lleva un punto y, además, será el último que hable en la siguiente partida. Para jugar se necesita mucha psicología, observar cómo se va desarrollando la partida y tener en cuenta las tendencias de cada uno de los jugadores y si llevan un orden. Además, miramos a los ojos y nos fijamos en la mano y en cómo se marcan los nudillos según un número mayor o menor de piedras afirma Hidalgo, hábil jugador y también participante que ya se ha alzado con el primer puesto en tres ocasiones. Le dejamos practicando, como muchos de los participantes que esperan con ilusión el momento de comenzar a manipular las chinas dentro del bolsillo de sus chaquetas o pantalones. Cuando el juez dé la señal, estará prohibido usar expresiones de jugador avezado o lenguaje técnico. Para ello sólo hará falta cambiar de bar y escucharemos en seguida las tradicionales En la mano un niño -5- Los dos patitos -22- El gancho del trapero -7- Barreiros -8- La niña bonita -15- nerse la moneda entre los dedos y al abrir el puño, si fuera necesario para ganar, mostrar una menos al contrincante. Pero no merece la pena. Como afirma Hidalgo, la gente suele ser muy seria y, además de ganar, quieren pasar un buen rato y hacer amigos Como los que coincidirán de nuevo en el campeonato de este año. Serán sesenta- -la mayoría repiten- pero con poca presencia femenina. Este juego comenzó entre hombres y no era común que las mujeres participaran ni en éste ni en ningún otro afirma Hidalgo. Por eso, aunque las piedras se llaman chinas, el juego se masculini- Mucha psicología En las barras americanas En las barras americanas, las chicas de alterne solían jugarse a chinos las copas- -afirma Hidalgo- Como en esos lugares la luz era tenue y los consumidores llegaban ya un poco tocados las chicas solían decirles Abre tú Era el momento para contar y, si era necesario, pasar una piedra bajo la bayeta o tirarla al suelo, tras la barra Como se imaginan, ellas ganaban siempre... Porque trampas ha habido en todas las épocas. Por ejemplo, dependiendo de la habilidad del jugador, éste puede po- Madrid acoge el rodaje del primer corto por relevos ABC MADRID. ¿Tiene el gusanillo de la interpretación o simplemente le apetecería participar en un rodaje? Ahora tiene una oportunidad gracias a la singular iniciativa de la marca de alimentación Knorr Vie. El sábado, a las 11.00 horas, la explanada de Nuevos Ministerios recreará un parque en el que se aspira a atraer a cientos de ciudadanos para participar en un pionero corto por relevos Como protagonistas, Eloy Azorín e Irene Visedo, y de argumento, una pareja, Víctor y Vicky, que decide escapar de la rutina e improvisar un picnic. A partir de ahí, un grupo de instructores ayudarán a los voluntarios a memorizar el guión y les darán nociones de interpretación. Ya en mayo, la película se podrá descargar gratis a través de www. urbanpicnic. es.