Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ESPAÑA www. abc. es JUEVES 19- -4- -2007 ABC Los intereses de España en Marruecos, objetivo fácil para los yihadistas Marruecos decreta estado de vigilancia máxima ante la amenaza inminente de otra oleada de atentados islamistas LUIS DE VEGA. CORRESPONSAL RABAT. España y los españoles son objetivos vulnerables y fáciles de atacar ante el riesgo de atentados terroristas que vive estos días Marruecos, según han confirmado a ABC varios miembros de las Fuerzas de Seguridad de nuestro país destacados en el reino alauí. El Gobierno de Rabat reconoció ayer que se mantiene vigilante en todo el país después de que el portavoz del Ejecutivo dijera que se habían malinterpretado sus palabras cuando horas antes se difundió que había hablado de alerta extrema Las autoridades han reforzado la seguridad de los consulados, de los hoteles frecuentados por extranjeros y de los lugares de culto en Casablanca explicó Nabil Benabdelá, que se refirió al intercambio de información sobre terrorismo con distintos países, entre ellos España. sablanca a cerca de medio centenar de personas, entre ellos cuatro españoles, el 16 de mayo de 2003. Hay diplomáticos y funcionarios de la Embajada y de los consulados que, en opinión de esta fuente, se relajan a la hora de mantener en el día a día ciertas medidas de autoprotección como intentar no repetir horarios e itinerarios y otras rutinas como visitar los mismos cafés o aparcar en los mismos lugares. Algunos de ellos han llegado a reconocerlo directamente a ABC. Los vehículos de los diplomáticos en Marruecos llevan además unas placas amarillas con una serie de numeraciones gracias a las que cualquiera puede saber incluso a qué país pertenecen. Aunque hasta el momento no se ha enviado más personal desde España, no se descarta reforzar próximamente la vigilancia de los edificios oficiales españoles una vez se haya comprobado sobre el terreno cuáles son las necesidades para hacer frente a la actual amenaza. Los funcionarios policiales destacados en Marruecos ya están evaluando la situación, sobre todo en el consulado de Casablanca. Más que de alarma habría que hablar de preocupación puntualiza uno de ellos. Aunque no son pocos los que califican de chapuceros a los cinco terroristas que se han suicidado en Marruecos en los últimos días causando la muerte a un policía y el hecho de comprobar que tienen a representaciones diplomáticas e intereses extranjeros entre sus objetivos ha sido suficiente para que se extremen las precauciones, aunque siempre de manera discreta. Se pretende mantener alto el grado de vigilancia sin alterar la normalidad del importante flujo de turistas que visita el país magrebí. En febrero el Gobierno de Marruecos reconoció que Al Qaida está intentando golpear en el interior del país. Desde entonces han muerto siete terroristas en Casablanca. El primero el 11 de marzo en un cibercafé. La semana pasada uno fue acribillado a balazos y los otros cinco se inmolaron para no ser detenidos. Los dos últi- Entre los diplomáticos españoles consultados no hay sin embargo demasiada preocupación. Prefieren ser discretos, evitan calificar la situación de alarmante y hablan de normalidad dentro de un clima de amenazas más serias, sobre todo, para Estados Unidos. El terrorismo ha pasado a ser un aspecto más de nuestra higiene diaria recalca un diplomático en su despacho con cristales blindados. Todo cambiará cuando haya un muerto encima de la mesa Esta es la advertencia de una fuente de la lucha antiterrorista española en Marruecos que cree que hay muchas personas que no son conscientes de que pueden convertirse en objetivo. Parece que queda demasiado lejos la muerte de dos turistas españoles en un ataque perpetrado contra un hotel de Marraquech en 1994 o los atentados suicidas, entre ellos contra la Casa de España, que causaron la muerte en Ca- Clima de amenazas Algunos diplomáticos no atienden a las medidas de autoprotección necesarias a pesar de que el peligro de atentados se ha elevado Joan Mesquida, flanqueado por los responsables de Guardia Civil (izquierda) y Policía (derecha) en Melilla mos kamikazes saltaron por los aires el sábado pasado a escasos metros del consulado de Estados Unidos. De esta forma se confirmaba algo sobre los que no cabía demasiadas dudas, que los radicales islámicos buscan entre sus objetivos intereses occidentales en Marruecos. En ese mismo barrio de la capital económica del país se hallan otras representaciones diplomáticas como el consulado de España. Rabat, que ya había aumentado su despliegue desde febrero, ha elevado las dotaciones de agentes que vigilan estos edificios y hay más vehículos patrullando sus alrededores de manera permanente. Uno de esos policías fue atacado a las puertas del consulado en Tetuán por un radical islámico armado con una espada y vestido a la afgana el pasado 1 de marzo. El acceso a la Embajada y los consulados está más controlado desde entonces. Se presta más atención a las cámaras que filman el exterior, se cachea a las visitas y se evita que entren con bultos, se inspecciona mediante espejos debajo de los coches y en algunos casos se abren los maleteros. El peligro, como explica un funcionario, puede venir de las aglomeraciones de cientos de personas que se forman en el exterior de algunos de estos Mesquida: No dejamos ningún cabo suelto El director general de la Policía y de la Guardia Civil, Joan Mesquida, subrayó ayer que el terrorismo internacional es una prioridad de prioridades para el Gobierno y una amenaza que nos tomamos muy en serio aunque precisó que alarmismo, ninguno Mesquida, que realizó una visita a Melilla durante la cual supervisó el perímetro fronterizo, la sirga tridimensional y el paso de Beni Enzar, recordó que en este momento está activado el nivel de alerta 2 ante la celebración del juicio del 11- M y el tercer aniversario de dichos atentados. Esto supone una vigilancia especial en determinados puntos sensibles fronterizos, infraestructuras y una presencia policial más activa dijo, y subrayó que se han intensificado los trabajos de refuerzo de controles fronterizos y hay más personal dedicado a vigilancia e información, informa Efe. El terrorismo es una amenaza que nos tomamos muy en serio, no dejamos ningún cabo suelto, cualquier indicio que pueda representar una amenaza es analizado exhaustivamente y tomamos todas las precauciones para tener activados los mecanismos de prevención y anticipación afirmó. Insistió en que a pesar de las menciones explícitas de Al Qaida a Ceuta, Melilla y Al Andalus, la amenaza del terrorismo internacional es mundial, y asistimos diariamente a declaraciones de grupos terroristas amenazando a todos los países Finalmente, precisó, que su viaje a Ceuta y Melilla no guarda relación con los recientes atentados ocurridos en Marruecos y Argelia.