Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 OPINIÓN JUEVES 19 s 4 s 2007 ABC DIRECTOR: JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA DIRECTOR GENERAL: JOSÉ LUIS ROMERO Área Financiera: Jorge Ortega Área de Márketing: Javier Caballero Área Técnica: José Cañizares Área de Recursos Humanos: Raquel Herrera DIRECTOR GENERAL DE DESARROLLO: EMILIO YBARRA PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA Director Adjunto: Eduardo San Martín Subdirectores: Santiago Castelo, Fernando R. Lafuente, Alberto Pérez, Alberto Aguirre de Cárcer Jefes de Área: Jaime González (Opinión) J. L. Jaraba (España) Miguel Salvatierra (Internacional) Ángel Laso (Economía) Juan Cierco (Cultura, Ciencia y Deportes) Mayte Alcaraz (Fin de Semana) Jesús Aycart (Arte) Adjuntos al director: Ramón Pérez- Maura, Enrique Ortego y Ángel Collado Redactores jefes: V. A. Pérez (Continuidad) A. Martínez (Política) M. Erice (Internacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura y Espectáculos) J. M. Mata (Deportes) F. Álvarez (Comunicación- TV) A. Sotillo (S 6 y D 7) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) y S. Guijarro UN NUEVO Y PEOR BACHILLERATO OS planes para el nuevo Bachillerato presentados por los responsables del Ministerio de Educación y Ciencia han producido una lógica alarma en el seno de la comunidad educativa. Según el proyecto de decreto de enseñanzas mínimas que debatirá la Comisión General de Educación- -integrada por representantes estatales y autonómicos- -los alumnos de primero de Bachillerato que suspendan menos de la mitad de las asignaturas no tendrán que repetir el curso completo, como sucede ahora con más de tres suspensos, sino sólo las materias pendientes. De este modo, dichos alumnos podrán matricularse también en algunas asignaturas de segundo, creando una especie de curso puente situado en tierra de nadie. Los planes del MEC están enfocados hacia la peor dirección posible. Es bien sabido que España ocupa una posición muy discreta en todos los informes internacionales sobre calidad de la enseñanza media, y que el fracaso escolar está situado en niveles excesivamente altos. Si las cosas se ponen más fáciles, es evidente que muchos alumnos tendrán el pretexto perfecto para tomarse el curso con calma y dejar la tarea pendiente para el año que viene. Es absurdo equiparar a estos efectos el Bachillerato con la Universidad, puesto que la edad y el grado de madurez son muy inferiores, lo que hace imprescindible reforzar la capacidad de padres y profesores para estimular a los adolescentes en sus estudios. Por lo demás, el elevado número de materias que deben cursar y la propia complejidad del plan de estudios, con asignaturas comunes y optativas, llevará directamente en muchos casos al aplazamiento de su estudio. En definitiva, es muy probable que el Bachillerato de tres años sea la regla y no la excepción, como pretende una norma plagada de buenas intenciones, pero que amenaza con provocar un caos académico. Hace tiempo que la comunidad escolar reclama un pacto de Estado en materia de educación. Sin embargo, las cosas cambian una y otra vez según la orientación del Gobierno de turno, generando una inseguridad permanente con múltiples situaciones transitorias y una grave desmoralización entre los profesores, primeras víctimas de unos problemas que no está en sus manos solucionar. La formación que se recibe en la etapa del Bachillerato es determinante para el nivel educativo medio de una sociedad. De ahí que un país como España, con una de las primeras economías del mundo, no pueda permitirse el lujo de que se degrade la formación de la mayoría y se conduzca a muchos al abandono de los estudios. El Bachillerato a la carta que ha diseñado el MEC es una mala fórmula que hay que rectificar antes de que sea tarde. Si a ello se añade el exceso de localismo que impera en algunos planes de estudios y la falta de medios para atender una creciente demanda específica, no debe extrañar que profesores y padres de alumnos expresen muy serias discrepancias con el proyecto. Sería lamentable que- -una vez más- -nuestro sistema educativo fuera víctima de ocurrencias con las que, de forma irresponsable, salir del paso. L LA AUDIENCIA Y LAS HERRIKO TABERNAS L entramado batasuno se encuentra en una compleja situación procesal que no justifica la caducidad de las anotaciones registrales de los embargos decretados sobre los locales de las herriko tabernas Por un lado, Batasuna está en proceso de liquidación patrimonial por la ejecución de la sentencia de la Sala Especial del Tribunal Supremo que decidió su disolución en 2003. Esta sala inició enctubre del pasado año los trámites para acreditar que las herriko tabernas (sedes de la izquierda proetarra) estaban vinculadas al funcionamiento y la financiación de Batasuna y, una vez acreditado, embargar sus locales. Por otro lado, las herriko tabernas ya fueron embargadas en el sumario instruido por Garzón sobre la financiación de ETA y Batasuna. En concreto, dichos embargos fueron decretados el 29 de abril de 2002. Como prevé la legislación procesal e hipotecaria, para garantizar la eficacia de esos embargos, el juez ordenó que fueran anotados en el Registro de la Propiedad, lo que, al parecer, se hizo efectivo en los meses de mayo, octubre y noviembre de ese año. Sin embargo, la Sala Especial del TS comprobó el pasado martes que las anotaciones registrales habían caducado por el transcurso de los cuatro años establecidos por la ley. Antes de que venciera ese plazo, el juzgado debió haber ordenado una prórroga, no de los embargos, sino de su anotación registral, sin la cual el embargo- -así como la prohibición de disponer de los inmuebles- -carece de cualquier efecto frente a terceras personas que quieran comprar o hipotecar el local. Estos son los hechos que deben aclararse. El Consejo General del Poder Judicial ha abierto diligencias informativas. El juez Garzón, en un comunicado hecho público ayer, alegó que los embargos no habían caducado y que él estaba de permiso en Estados Unidos en abril de 2006, tiempo en el que su vacante estaba cubierta por el juez Grande- Marlaska. Por su parte, la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha negado que las herriko tabernas ha- E yan vuelto a manos de Batasuna. Todas estas alegaciones deben ser analizadas porque este incidente es grave y merece una aclaración íntegra y rápida. En todo caso, sí se puede decir que algunas afirmaciones son técnicamente discutibles. En primer lugar, los embargos de las herriko tabernas acordados en la causa penal abierta por la financiación de ETA Batasuna siempre han sido competencia del Juzgado Central de Instrucción n 5 de la Audiencia Nacional y no de la Sala Especial del TS, que tramita un procedimiento distinto- -por disolución de Batasuna- -que requerirá sus propios embargos, como señaló el auto de 19 de octubre de 2006 de dicha Sala. En segundo lugar, la fecha máxima para prorrogar las anotaciones no fue el 29 de abril de 2006, sino aquélla en la que fuera venciendo cada una de las anotaciones registrales. Por último, no hay que insistir en que los embargos no caducaron, pues es evidente que un embargo no caduca porque es una decisión judicial; el problema radica en que, durante muchos meses, los embargos de las herriko tabernas han estado desprotegidos en el Registro de la Propiedad y habrá que confiar en que nadie se haya aprovechado de esta situación para entorpecer la liquidación del patrimonio de Batasuna. El juez Garzón dictó el pasado viernes un auto que ordena nuevamente las anotaciones registrales de los embargos, lo que demuestra que estas medidas seguían bajo su competencia y que seguían siendo necesarias. En todo caso, conviene esperar a que el CGPJ aclare exactamente lo sucedido y determine qué es lo que debieron hacer los jueces Garzón y Grande- Marlaska, pero también habrá que valorar las actuaciones del Ministerio Fiscal- -al que la Ley de Enjuiciamiento Criminal encomienda la función de inspección del sumario- -y del secretario judicial. De antemano, hay que rechazar como causa de este funcionamiento anormal de la administración de justicia una supuesta falta de medios o una confusión de procedimientos judiciales. EL EJEMPLO DE MARÍA SAN GIL ARÍA San Gil anunció ayer su retirada temporal de la vida política para recuperarse de un cáncer de mama que cuenta con un magnífico pronóstico de curación segura tras haber sido intervenida quirúrgicamente en las últimas semanas. Su comparecencia en rueda de prensa- -arropada por Carmelo Barrio, Leopoldo Barreda y María José Usandizaga- -para contar con absoluta normalidad una situación que padecen miles de mujeres refleja el arrojo y la determinación que siempre han marcado la actividad política de la presidenta del PP vasco, inasequible en la defensa de la libertad y el constitucionalismo en las condiciones más difíciles y adversas. María San Gil ha dado ejemplo de grandeza a la hora de plantar cara a la enfermedad con la misma dignidad y valentía con la que se enfrenta cada día a su responsabilidad como máxima dirigente de un partido obligado a trabajar- -con frecuencia en una dramática soledad- -sobre un terreno hostil y en medio de un clima a menudo insoportable. Proclamar las propias convicciones y principios resulta un ejercicio de alto riesgo que conoce bien María San Gil, quien, como miles de personas en el País Vasco, ha tenido que renunciar a parte de su vida privada por la defensa de unos valores que son los que alientan y dan sentido a su compromiso político. M Nunca lo tuvo fácil, pero siempre perseveró en su empeño, aun en las condiciones personales y profesionales más dolorosas y complicadas. Para frenar rumores y especulaciones la presidenta del PP vasco anunció ayer públicamente su enfermedad, una decisión que le honra y ratifica su firme voluntad de seguir luchando. Aunque no participará en la campaña electoral de los comicios de mayo, su ejemplo dará fuerzas añadidas a sus compañeros de partido en un momento crucial para el futuro político del País Vasco, ahora que el PNV y ETA compiten en su desafío soberanista al Estado, descarrilado ya el proceso de paz impulsado por Rodríguez Zapatero. Lo fundamental es que María San Gil se recupere plenamente, y para ello necesita tiempo y sosiego en compañía de los suyos, lejos de la primera línea del combate político, para así centrar sus energías en vencer definitivamente una dolencia que requiere un tratamiento sistemático y prolongado. Se impone un ne cesario alto en el camino para tomar aliento y volver, transcurridos unos meses, con el mismo afán y dedicación de siempre a abanderar la defensa de la libertad y la paz sin atajos, valores sobre los que la presidenta del PP vasco ha sustentado una ya dilatada carrera política que merece el reconocimiento y el elogio generales al margen de cuestiones partidistas.