Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 17 s 4 s 2007 Campeonato del Mundo de Fórmula 1 DEPORTES 89 El peor enemigo de Fernando Alonso Siempre se merendó a sus compañeros de equipo, Marques, Yoong, Trulli, Villeneuve y Fisichella. En McLaren, Lewis Hamilton aparece como el hueso más duro de roer JOSÉ CARLOS CARABIAS MANAMA (BAHREIN) La primera máxima en la Fórmula 1, aquella que siguen los pilotos como entregados feligreses, consiste en ganar por encima de todo al compañero de equipo. Da igual si es amigo o no, si el conocimiento mutuo proviene de lejos o fue de ayer, si la química funciona en el plano laboral, si la dirección del equipo toma partido... El primer objetivo es siempre el inquilino del mismo garaje. Eso es así, una norma no escrita de la Fórmula 1 concede Fernando Alonso, quinto en Bahrein, líder del Mundial. Sucede que hasta la fecha el doble campeón del mundo había ejercido una hegemonía plenipotenciaria sobre los coches que ha conducido. Su talento al volante terminó por anular, aniquilar deportivamente, a una extensa lista de pilotos. Alonso comenzó su periplo en la Fórmula 1 con el brasileño Tarso Marques, del que nunca más se supo. Coincidieron en Minardi (2001) cedido el español y de regreso a la F- 1 el suramericano. No hubo color. El asturiano venció siempre a su compadre en el pozo de la parrilla, destino habitual del Minardi. Lo mismo sucedió con el sustituto de Marques, el malayo Alex Yoong, impulsado a la categoría reina por el influjo de Petronas, el gigante asiático del petróleo que da nombre a las famosas torres gemelas de Kuala Lumpur. MI GRAN PREMIO Heikki Kovalainen Piloto de ING Renault NOVENO, LA PEOR POSICIÓN Acabé el Gran Premio de Bahrein en la más frustrante de las posiciones: la novena. Un resultado decepcionante. La semana pasada abrí mi cuenta de puntos en Malasia y esperaba sumar alguno más. No me siento frustrado sólo por mí; es por el equipo, que trabajó tanto durante la semana y que se merecía algo mejor. Gracias a la octava posición de Giancarlo volveremos a casa al menos con un punto, pero los compañeros del equipo trabajaron tan duro en Enstone y Viry que me hubiera gustado haberles recompensado mejor. En este momento, sin embargo, sabemos que competimos por las clasificaciones y que la competición está muy reñida. Desde Malasia tengo la impresión de que me he pasado la vida entera en un circuito... lejos de casa. Llegué a Bahrein el martes. Era la primera vez que iba a competir en un circuito que ya conocía, pues corrí aquí hace dos años en GP 2. Todavía no lo sabía, pero iba a pasar la tarde enfrentándome a Nico Rosberg, ¡mi rival de entonces! El viernes aprovechamos la sesión para probar los frenos, Hamilton conversa con Ron Dennis, su padrino en McLaren tos por 79 del italiano. Uno de sus mejores amigos entre los pilotos de la actual parrilla. El ex campeón del mundo Jacques Villeneuve sustituyó tres carreras a Trulli en Renault en 2004 y el tanteo no cambió de dueño: Alonso sumó 14 puntos por ninguno del célebre hijo de Gilles Villeneuve. Las secuelas son visibles en la última pareja de baile de Fernando Alonso. Renault fue campeón del mundo dos años consecutivos con cuatro títulos (pilotos y constructores) y Giancarlo Fisichella navega ahora por la parte media del pelotón. Lo peor que le puede suceder es que alguien le coloque en el espejo frente a Alonso. Éste ganó quince carreras con Renault, dos Mundiales y 267 puntos. Fisichella, tres pruebas y 130 puntos. Así de cruel es la Fórmula 1. Lo primero que interpreta la telemetría, el mundillo, los patrocinadores, toda la gente, es el rendimiento en paralelo de los integrantes de la propia casa. Luego resulta conmovedor escuchar hablar al personal del espíritu de equipo... Ha llegado Lewis Hamilton a la vera de Alonso y todo ha cambiado. Es el adversario más correoso que hubiese imaginado. El mismo coche, el mismo paraguas y los mismos puntos después de tres carreras en el Mundial 2007. Y no sólo eso. Hamilton, como Alonso, tiene el respaldo total de su escude- AP ría para soñar. No sé por qué no voy a pelear por el título dijo el inglés después de la carrera en Sakhir. Ganará carreras este año y no hay razón para que no pueda competir por el título ratificó Martin Whitmarsh, la mano derecha de Ron Dennis. Trulli, su mejor amigo Flavio Briatore llenó sus anchas espaldas de críticas por elegir en 2003 a Alonso en vez del pujante inglés Jenson Button. El italiano Jarno Trulli se convirtió en el compañero del español y fue el único que hasta la fecha mantuvo una paridad competitiva. Juntos disputaron 31 grandes premios bajo el paraguas de Renault y hubo casi empate en las calificaciones (16 a 15 favor de Trulli) pero no así en los resultados en carrera: Alonso juntó 114 pun- puesto que el circuito de Bahrein es el más exigente de todo el calendario desde ese punto de vista. Por la tarde rodamos con neumáticos blandos y confirmamos que ofrecían la suficiente resistencia y duración para usarlos como principales para la carrera. Todos los demás equipos llegaron a la misma conclusión. Las cosas no fueron igual de bien el sábado. Después de la tercera sesión libre nos dimos cuenta de que parecía haber surgido un problema con la bomba de combustible en mi coche de carrera, por lo que cambié el chasis como precaución. En última instancia fue una buena decisión, pues el domingo terminé la carrera en el coche de repuesto sin ningún problema. Desafortunadamente fallé en la ronda de clasificación final por sólo cinco décimas; ¡los ingenieros calcularon que esta fracción de tiempo equivale a tres metros en esta pista! Eso significó que mi posición de salida fuera la doce Creo que elegimos la mejor estrategia en la carrera. Lo único que no esperábamos es que, al decidir realizar una primera manga larga, se iba a producirse un excesivo desgaste de los neumáticos. El peso del combustible extra requerido para dar unas cuantas vueltas adicionales demostró ser un gran handicap y esto nos costó caro, pues el manejo resultó muy difícil durante toda la primera manga. Fue entonces cuando Trulli me pasó- -y también a mi compañero Giancarlo- -en una larga manga a mitad de la carrera. Pero no fue Renault el único equipo que tuvo este problema; creo que uno de los McLaren y un BMW sufrieron también un desgaste excesivo de los neumáticos con una manga larga. En consecuencia, terminé fuera de los puntos. Lo positivo es que, de momento, esta temporada he podido ver la bandera a cuadros en todas las carreras. También estoy contento de pensar que vuelvo a Europa esta noche, donde podré analizar con paz y tranquilidad mi comienzo en el campeonato. Hay lecciones que uno tiene que aprender y cosas que hay que mejorar. El equipo va a seguir trabajando en el equilibrio del coche. Tenemos cuatro semanas por delante para comenzar a dar la vuelta a la situación y trataremos de superar todas las dificultades para lograrlo, lo garantizo. Creo que uno de los McLaren y un BMW sufrieron también un desgaste excesivo de los neumáticos con una manga larga