Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 17 s 4 s 2007 INTERNACIONAL 35 Al Sadr obliga a sus seis ministros a abandonar el Gobierno de Irak Bush pide un presupuesto de emergencia y rechaza un calendario de retirada ABC BAGDAD. El clérigo disidente chií Moqtada al Sadr, ordenó ayer a los ministros de su bloque parlamentario que se retirasen inmediatamente del Gobierno, según declaró el jefe del grupo parlamentario de Al Sadr, Nassar al Rubaie. Los ministros se retirarán inmediatamente del Gobierno iraquí y pondrán sus seis puestos a disposición del Gobierno, con la esperanza de que sean entregados a personas independientes que representen la voluntad del pueblo declaró Al Rubaie, leyendo un comunicado de Al Sadr. Inmediatamente los seis ministros dimitieron. Pido a Dios que dé al pueblo iraquí un Gobierno independiente, alejado de las fuerzas de ocupación, que haga todo aquello que pueda ser útil al pueblo añadió el comunicado. Los partidarios de Al Sadr contaban con seis ministros en el Gabinete, formado por 37 miembros, y con 30 diputados en el Parlamento, de 275 escaños. La decisión hará más difícil la posición política del primer ministro, Nuri al Maliki, quien precisa de los sadristas para mantenerse en el poder. Al Sadr ha criticado duramente a Al Maliki por no imponer a Estados Unidos un plazo para la retirada de sus tropas. Muqtada al Sadr cuenta con un importante predicamento entre la mayoría chií del país. Varios de los milicianos de su Ejército del Mahdi han sido detenidos recientemente en el marco del plan de seguridad puesto en marcha por las autoridades estadounidenses e iraquíes. Por su parte, el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, criticó ayer los proyectos presupuestarios presentados por el Congreso de mayoría demócrata, afirmando que la inclusión de partidas innecesarias en el mismo para atraer votos de la oposición no se justifica y garantizando su veto a la El clérigo disidente chií Moqtada al Sadr durante el sermón del viernes en la mezquita de Kufa propuesta de fijar una fecha para la retirada de las tropas de Irak. Bush, que compareció ante la prensa en la Casa Blanca rodeado de familiares de soldados estadounidenses, reclamó a los demócratas aprobar sin retraso, ni cortapisas un presupuesto de emergencia para Irak y Afganistán. El presidente tiene previsto reunirse mañana miércoles con miembros demócratas del Congreso para tratar el tema. Durante su encuentro junto a los familiares, Bush continuó vinculando los ataques del 11 de septiembre de 2001 con la AP invasión de Irak, asegurando que la única forma de evitar nuevos ataques es una ofensiva para luchar contra los extremistas y radicales donde viven de manera que no haya que enfrentarse a ellos en territorio americano. Para el inquilino de la Casa Blanca, Estados Unidos no puede estar seguro hasta que se acabe con el terrorismo y de no hacerlo con los terroristas y extremistas en Irak, nunca lograrán librarse de esta amenaza. La lección aprendida del 11 de septiembre, afirmó Bush, es que lo que ocurre fuera del país afecta a la seguridad de Estados Unidos El presidente norteamericano afirmó que una derrota en Irak supondría un aumento de la muerte y destrucción en Oriente Próximo y en Estados Unidos Lección del 11- S El fiscal del juicio contra Milosevic acusa a Del Ponte de favorecer a Serbia SIMÓN TECCO CORRESPONSAL LIUBLIANA. En Croacia y en Bosnia- Herzegovina ha provocado desconcierto e indignación el contenido de la carta de Sir Geoffrey Nice, ex fiscal del Tribunal Penal Internacional para los Crímenes en la ex Yugoslavia (TPIY) En la misiva denuncia un acuerdo secreto entre la fiscal jefe del TPIY Carla del Ponte y el Gobierno de Belgrado, que habría permitido que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) absolviera recientemente a Serbia, de la acusación por genocidio, presentada por Bosnia- Herzegovina. En una carta publicada el domingo por el diario Jutarnje List de Zagreb y respondiendo a lo publicado por el New York Times Nice (principal fiscal en el proceso contra el difunto Slobodan Milosevic) sostiene que Del Ponte aceptó en mayo de 2003, que una parte importante de los documentos del Consejo de Defensa yugoslavo, obtenidos para el juicio contra Milosevic, quedase en en manos de los serbios y fuesen censurados por el gobierno de Belgrado con diversas tachaduras negras. Estos documentos contenían detalles de las diversas reuniones entre la cúpula militar y política de Belgrado donde se acordaron las operaciones militares en Bosnia y Croacia. Documentos que luego sirvieron de base para el veredicto de la CIJ. Treinta diputados ABC. es Vídeo sobre la dimisión en cadena en Irak en: abc. es internacional