Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Lunes 16 de Abril de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.360. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. Una jordana rompedora Mona Abu Bakr es una mujer atípica. Hace apenas tres semanas se convirtió, en un país como Jordania, en la primera mujer en la historia del Reino que dirige un partido político LAURA L. CARO no sólo por la imagen con la que se ha presentado ante sus compatriotas jordanos: impecable uniforme de ejecutivo occidental, maquillaje de opereta y melena al viento sin pañuelo que lo cubra, en una apuesta estética cuanto menos... extravagante, sino porque hace apenas tres semanas se convertía en la primera mujer en la historia del reino Hachemita en dirigir un partido político. Y en un país como Jordania eso es romper moldes. Jordania, donde el Parlamento echó por tierra el último proyecto de ley dirigido a endurecer las sanciones contra los crímenes de honor aduciendo que tal cosa sólo serviría para fomentar el adulterio; donde el testimonio de dos mujeres es equivalente al de un hombre ante los tribunales de la Sharía en asuntos de custodia o de herencia; donde el analfabetismo femenino es escandaloso y pedir el divorcio al marido vía Khul supone renunciar para siempre a toda compensación económica... Licenciada en Biología en Estados Unidos, su nombre figura al frente de la Secretaría General del Partido Nacional Jordano formación política que hace el número 35 de las legalizadas en este Estado, y que defenderá un credo centrista -palabra de Mona- -decidido a combatir la violencia y lograr la igualdad entre los ciudadanos, sea cual sea su origen Y, a juzgar por la desconcertante y andrógina puesta en escena de su jefa, decidido también a combatir clichés y obstáculos, empezando por los reproches de quienes critican que Mona ha conseguido colar su partido en el sistema aprovechando que ahora sólo se requieren 50 firmas para su constitución, a sabiendas de que muy pronto entrará en vigor la norma ya votada en las EN EL AIRE Mónica FernándezAceytuno PESCAN DEL SAHARA staba viendo las noticias con mi marido y casi con sonido de trompetas se anunció la buena nueva: Marruecos nos deja pescar en sus aguas. Salía la ministra con su séquito, todos muy bien abrigados, porque en el mar hace frío por la mañana, despidiendo a los barcos. Zarpan hacia los caladeros marroquíes decían una vez y otra. Qué te apuestas, le comenté a mi marido, que nos han colado el caladero canario- saharaui. Mi padre acababa de darme dos cosas. Una gumía que al final era de mi madre y le dijo, perdona, si no te importa, se la regalo yo que es un broche, una daga diminuta y afilada, labrada y de plata que llevo prendida en el pecho. Y unas hojas escritas, que duelen como si me hubieran clavado en el corazón la gumía. Esta historia, me dijo mi padre, para cuando quieras contarla, es preciosa: un día del año 1976, unos individuos que no eran saharauis vocearon desde el acantilado a los marineros canarios: nasaranis, iros de aquí, a pescar a otros lugares, estas ya no son vuestras tierras, marcharos a otras costas En la entrada de la ONU, hay un gran mapamundi en el que se puede ver que la única gran región pendiente de descolonización en todo el mundo es el Sahara occidental, pero Marruecos ofrece hoy estas costas como destino turístico marroquí para el buceo, y saca partido pesquero de lo que no es suyo. Porque vamos a pagar la pesca en el banco canario- saharaui no a los canarios, ni a los saharauis, sino otra vez a los que echaron a nuestros pescadores de las que fueron sus aguas. Y ahora nos las alquilan. Y ahora las pagamos. Y encima sonríen las autoridades diciendo adiós a los barcos. Ni la dignidad nos queda. E Y Mona Abu Bakr, primera mujer que preside un partido político en Jordania dos cámaras que exige quinientos avales. Pero la dama no se ha encogido debajo de su traje de hombre: tiene consigo 120 miembros fundadores, asegura, y ningún problema para certificar hasta mil simpatizantes Las mujeres que lo ven difícil no pueden ni deben decir que es difícil. La lección que se desprende es que una mujer puede elegir no darse por vencida y no ser subestimada sólo porque es mujer No es palabra de Mona, sino el apasionado llamamiento a la no resigna- AFP ción que Tujan al- Faysal, la primera mujer elegida diputada en Jordania en 1993, dictó a sus paisanas desde la tribuna del Parlamento. No obtuvo escaño en las siguientes elecciones, aunque abrió el camino para que hoy todas las listas tengan que incluir una cuota femenina. Y también para que otras, como la flamante líder del nuevo Partido Nacional, decidieran romper- -moldes, clichés, barreras- aunque sea pertrechadas detrás de un elocuente disfraz de hombre.