Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 DEPORTES Mundial de Fórmula 1 s Gran Premio de Bahrein LUNES 16 s 4 s 2007 ABC Fernando Alonso empieza a quitarse el casco después de terminar en quinta posición el Gran Premio de Bahrein Felipe Massa se pone a tono Fernando Alonso acaba quinto en una carrera para olvidar en la que fue adelantado por Nick Heidfeld JOSÉ CARLOS CARABIAS ENVIADO ESPECIAL SAKHIR (BAHREIN) Faltaba Felipe Massa para armar el banco con la cuarta pata y perfilar así un Mundial efervescente en el que sólo cabe la doble tenaza. De un lado, los dos pilotos de Ferrari, y de otro, la pareja de McLaren. Cuatro en ruta lanzados a por el título y de regreso a Europa. Ganó Massa en Bahrein, en desquite de sus dos fiascos en Australia y, sobre todo, en Malasia, desde donde se cuestionó su solvencia para soportar la presión. El brasileño venció ayer de principio a fin, muy resuelto a levantar la voz. Fernando Alonso nunca recordará esta tarde en su retrovisor. Seguramente querrá olvidarla cuanto antes. Nunca se sintió cómodo en el coche y acabó por aceptar cuatro puntos y la quinta posición. Heidfeld le sorprendió con un adelantamiento limpio, lejos de su anodina imagen de pulcro conductor sin cara. El Mundial apunta ahora a Barcelona y como dicen los genios locos, más apretado que las tuercas de un submarino. Para los foros artistas, donde el pellizco manda por encima de la robotización, una mala tarde la tiene cualquiera. Puede acontecer un partido pésimo de Romario, sin inspiración porque tuvo que dormir la noche anterior en vez de salir de farra. Podía suceder que Drazen Petrovic metiese sólo 35 puntos en vez de 50. Y era casi norma que Chava Jiménez repartiese cal y arena en 24 horas en honor de su estilo de vida. Pero en la Fórmula 1 estas cosas no se digieren con la misma naturalidad. ¿Un mal día? Eso no puede ser. Siempre debe haber una explicación. Sin embargo, el campeón no tuvo un buen fin de semana. A Alonso ya sólo se le puede comparar consigo mismo. Y en el espejo se refleja el dominador de una disciplina que sólo tuvo dos quintos puestos en 2006, en Indianápolis en junio, y en Alemania en julio. El asturiano es un prodigio de regularidad que navega fiel a una idea convertida en plan: si no se baja del podio gana el campeonato. Alonso habló de falta de adherencia con sus neumáticos traseros blandos. Es decir, se supone que patinó en dificultad hasta la segunda parada (vuelta 43) Algo mejoró su ritmo entonces, pero no tanto como para pensar que habría revertido la situación. Para entonces, ya había acumulado todas las noticias adversas. Nunca estuvo en disposición de aproximarse a Massa y Hamilton cuando circuló en tercera posición, después de adelantar a Raikkonen en la primera vuelta en un espectacular mano a mano que duró unas cuantas curvas. El finlandés le sobrepasó luego en el primer repostaje. Y para entonces ya le había adelantado en la pista, sin paradas ni historias, Heidfeld, el alemán que ha cogido la bandera de BMW en renuncia de Kubica, el polaco que anunciaba lo mejor de lo mejor. A falta de entresijos mayores, de los pequeños o grandes detalles con los neumáticos o la estrategia, las carreras se escrutan por el ritmo y el arrojo. Alonso estuvo lejos de Massa en el vuelta a vuelta. Bahrein fue un mano a mano entre el brasileño reciclado para la pelea y el increíble Lewis Hamilton. Ambos se repartieron una ensalada de vueltas rápidas (7 entre la 9 y la 18) que no varió con las paradas en el garaje. Por detrás, en el segundo pelotón, Red Bull manejó la guitarra. Tantos euros invertidos ofrecieron dividendos durante buena parte de la tarde. Webber y Coulthard estaban detrás del grupo de Heidfeld, Alonso y compañía. Sus motores reventaron finalmente, pero pare- LO MEJOR Otro podio de Hamilton y el ritmo de Red Bull El inglés salió bien, se escapó con Massa y fue inalcanzable. Los coches del toro han mejorado notablemente y por momentos tanto Webber como Coulthard estaban en los puntos. Hasta que el motor se rompió. LO PEOR Ralf Schumacher y otro desastre para el equipo Honda El hermanísimo no levanta cabeza. Su compañero Trulli (séptimo) le barrió. Honda va de mal en peor. Button chocó con Speed en la primera vuelta y se retiró. Barrichello sólo alcanzó la 14 posición.