Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 16- -4- -2007 DEPORTES 97 Antes, en los vestuarios había más respeto Acepta ser un viejo prematuro por todo lo que ha vivido en tan poco tiempo. Donde más noto el cambio es en los vestuarios. Yo era de los de antes. Soy como Luis, que ha intentado inculcarme esas ideas de respeto, de compromiso. Me acuerdo cuando llegué al primer equipo. No hablaba si no me preguntaban. Me quedé parado hasta que encontré un hueco para cambiarme. No tenía ni ropa. Veía a Kiko, López, Aguilera... y escuchaba. Sabía que tenía que aprender, callar, llevar los balones, las bolsas. Ahora, por desgracia, no pasa. Llega un chaval de 17 años al vestuario y hace bromas a todos, habla sin que le pregunten. Los códigos de defenderse unos a otros ya no existen. Yo soy de los que prefiero que un entrenador defienda en público a sus jugadores y si después tiene que coger a uno por el cuello en el vestuario, que lo coja. La unidad dentro es mucho más importante de lo que pueda parecer. En el Atlético ha sido muy difícil hacer un vestuario fuerte. En siete años han pasado siete entrenadores, cien jugadores... Me gustaría que el año próximo estuviéramos los mismos o casi y vinieran cuatro o cinco que lo mejoraran. Pero si se van ocho y vienen ocho estaremos otra vez igual mo un chaval de 23 años, parece que tiene treinta. -Es normal. Yo con 19- 20 ya tenía sobre mi espalda toda la responsabilidad del club encima. Y eso es fácil de decir, pero muy complicado de sentir. Me ha tocado hasta ahora madurar más y disfrutar menos. -Podría sucederle como a Raúl, que a los 28 años muchos le querían jubilar, más que nada porque estaban hartos de verle. -Ya, pero Raúl a los 23 ya había ganado casi todo, es dios para los madridistas y lo va a seguir siendo. La verdad es que la gente se cansa de los jugadores. A mí me pasará lo mismo cuando tenga 28. Después de diez años en el equipo me querrán aparcar, pero no lo pienso. -Su relación con Luis es compulsiva, se quieren, se odian. Hace poco han tenido otro roce. en poco tiempo, porque antes nunca tuve tiempo para mejorar poco a poco. Tanta responsabilidad y las necesidades del equipo me ha quitado tiempo para evolucionar paso a paso. Con veinte años ya era uno de los tres capitanes y aquí es un cargo con mucho trabajo porque cada año la plantilla es casi nueva. pa, pero futbolísticamente no aporta mucho... -Tampoco jugamos tan mal... Además, bien no juega nadie. En este club las urgencias son tantas que tampoco importa mucho cómo juegues si consigues el objetivo. Si estamos el año próximo en Europa, nadie se va a acordar de cómo jugamos. Además, no comparto que juguemos tan mal. Hemos he- ¿Le gusta más el fútbol o jugar al fútbol? cho partidos de todo tipo, como todos. No puedes jugar tan mal y seguir ahí, al lado del Zaragoza, que dicen que juega muy bien. O no importa jugar bien o no jugamos tan mal. -Hace unas semanas Luis Aragonés mencionó públicamente las cualidades que debía usted mejorar, como la conducción de balón, el golpeo, el remate... -Eso ya me lo había dicho a mí anteriormente. Yo sé en lo que tengo que mejorar, en todo. Mejoras con los éxitos. Me entreno todos los días para mejorar en todo lo que pueda mejorar y creo que he mejorado mucho -Usted está convencido de que su equipo se va a meter en Euro- -Roce, no. Hablamos de unas cosas y de otras no. Trascendió que habíamos hablado de mí y de mi futuro y era mentira. Nada más. Sobre Luis tengo que decir que es el entrenador que más caña me ha dado y también el que más tiempo me ha dedicado. Primero dos años en el Atlético y ahora dos largos en la selección. Siempre le he admirado por sus códigos. Es muy exigente, le gustan los vestuarios de antes y ahora el fútbol ha cambiado. Cuando llegó al Atlético me enseñó muchas cosas. Me exige, pero también sé que me defiende a muerte. MADUREZ En la vida cuantos más palos te llevas antes ves las cosas. Aquí he tenido pocas alegrías y eso te hace madurar mucho antes PROYECTO DE CLUB -Por qué está siempre a la defensiva cuando se habla de usted como persona, de su vida privada. -Jugar. No soy un obseso que se pasa todo el día viendo partidos, pero veo los resúmenes de cada jornada, los partidos de Champions de la Liga. También veo la Liga inglesa, me gusta porque sus equipos son todo corazón y se juega con una gran velocidad. Me emociona el Liverpool. Siempre me ha gustado el Milán. Dicen que no juega a nada, pero lo gana todo. En el fútbol todo no es dinero, con trabajo y un proyecto serio se gana, como el Sevilla -Porque para hablar de cómo soy en mi vida privada hay que tener algún fundamento e información. Los críticos pueden decir cómo soy dentro del campo, pero los que no me conocen no pueden decir cómo soy fuera y además querer crear opinión. No soy desconfiado. Al revés, soy confiado... hasta que me la meten.