Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo DOMINGO 15- -4- -2007 ABC Un error humano causó la pérdida del buque insignia de la flota marciana La Mars Global Surveyor perdió el contacto con la Tierra el 5 de noviembre de 2006. Un error de programación de sus sistemas desencadenó una fatal secuencia de fallos J. M. NIEVES MADRID. Después de estudiar Marte durante casi una década, más tiempo que ningún otro ingenio enviado allí por el hombre, el 5 de noviembre de 2006 la sonda Mars Global Surveyor dejó repentinamente de enviar datos a la Tierra. Sólo faltaban dos días para que el buque insignia de toda la flotilla de naves espaciales marcianas cumpliera sus diez años de servicio. El motivo, según un informe hecho público el viernes por el comité de NASA que estudia el caso, fue un error humano que desencadenó una compleja secuencia de acontecimientos y que culminó con un fallo en la batería de la nave. La pérdida de la sonda fue el resultado de una serie de acontecimientos vinculados a un error informático efectuado cinco meses antes del fallo de la batería ha declarado la presidenta de la comisión investigadora, Dolly Perkins, una de las responsables del centro de vuelos espaciales Goddard de la agencia espacial. El panel de expertos ha situado el origen de la cadena de fallos que llevó a la pérdida de la Mars Global Surveyor en septiembre de 2005, cuando una actualización rutinaria de los ordenadores de a bordo provocó inconsistencias en los bloques de memoria del sistema. Los ingenieros intentaron fijar el problema enviando a la sonda un software incorrecto, que no preveía los errores que más tarde se produjeron. Lo cual ha demostrado, según los expertos, que los procedimientos existentes no son los adecuados. Si estos procedimientos- -ha manifestado Dolly Perkins- -hubieran sido más rigurosos, quizá esto no habría ocurrido Las mejores imágenes del planeta rojo Las detalladas observaciones realizadas por la Mars Global Surveyor de la polvorienta superficie marciana han permitido, por ejemplo, encontrar quebradas que parecen haber sido esculpidas por antiguos cursos de agua, así como depósitos minerales relacionados con la presencia del preciado líquido. Estos emplazamientos fueron seleccionados después por los científicos como puntos de destino de misiones posteriores, entre ellos los vehículos robóticos Spirit y Opportunity que acaban de cumplir tres años de misión sobre la superficie del planeta rojo. Ilustración en la que aparece la Mars Global Surveyor en órbita de Marte, con sus paneles solares totalmente desplegados El primer fallo en las comunicaciones con la Mars Global Surveyor se produjo el pasado 2 de noviembre (apenas cinco días antes de su cumpleaños Tras una maniobra rutinaria para reorientar los paneles solares que le proporcionan energía, la nave transmitió que uno de los motores encargados de esa tarea estaba funcionando de forma incorrecta. El software de la sonda respondió entonces activando de inmediato el motor de reserva, pero el contacto se interrumpió por completo durante dos largos días. La señal de la Global Surveyor, sin embargo, fue recuperada el 5 de noviembre, y durante cuatro órbitas diferentes, aunque durante ese tiempo la nave no transmitió dato alguno. Los Comunicación interrumpida ingenieros concluyeron en ese momento que la sonda había entrado en modo seguro un estado programado de actividad restringida durante el que sólo funciona si recibe instrucciones de la Tierra. Y desde entonces, nada. Al parecer, la nave espacial se reorientó entonces en un ángulo que dejó expuesta a la luz solar directa una de sus dos baterías, lo que causó un recalentamiento de la misma y, en última instancia, el agotamiento total de ambas baterías en apenas once horas. La posición incorrecta de la antena impidió a su vez que la cápsula informara de su situación a los técnicos de control, y la respuesta de seguridad programada no incluía el asegurarse de que su orientación fuese segura desde el punto de vista térmico. Sin energía en once horas La Global Surveyor, como se ha dicho, estaba equipada con un doble sistema de control que, en teoría, garantizaba su funcionamiento incluso en caso de producirse fallos. Sin embargo, el panel de investigadores se dio cuenta de que había inconsistencias en las memorias de los dos ordenadores de control de la nave, debido al hecho de que las actualizaciones informáticas se habían hecho en momentos diferentes. El software defectuoso enviado por los ingenieros tuvo como consecuencia el mal funcionamiento de los paneles solares. Y, al reorientarse para corregir ese problema concreto, la nave expuso peligrosamente sus baterías a la luz solar, lo que causó su calentamiento y la posterior pérdida de la nave. La Mars Global Surveyor había sido lanzada el 7 de noviembre de 1996 y alcanzó la órbita de Marte el 11 de septiembre de 1997. En total, la sonda ha trasmitido a la Tierra 240.000 imágenes desde abril de 1999. Sin sus datos, hoy no sabríamos ni la mitad de lo que sabemos sobre el planeta rojo. La misión principal era la de examinar Marte durante un año marciano completo (equivalente a dos años terrestres) pero su vida útil fue repetidamente prolongada, la última vez el pasado 1 de octubre. Control redundante Campo de dunas fotografiado en junio de 2003. Las manchas oscuras, de origen desconocido, aparecen cada primavera. Más información: http: mars. jpl. nasa. gov mgs Rocas sedimentarias fotografiadas por la Global Surveyor en Marte. Una prueba de la existencia de agua en el planeta rojo.