Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 ECONOMÍAyNEGOCIOS Ahorro e Inversión DOMINGO 15 s 4 s 2007 ABC Ángel Olea Director de inversiones de Abante ¿Un dividendo elevado es una buena razón para apostar por un valor? Los expertos aseguran que la remuneración al accionista es un buen argumento, pero no el único, en el que deben basarse las inversiones MI CARTERA DE INVERSIÓN MADRID. Las compañías cada vez miman más a sus accionistas. Y lo que les permite a las empresas ser cada vez más generosas, además de la buena situación de la economía, es que en los últimos ejercicios sus beneficios han ido marcando récord tras récord. Así, por ejemplo, en 2006, las compañías del Ibex- 35 ganaron 43.151 millones de euros, un 31 más que el año anterior. En el primer dividendo repartido ya se ha notado ese incremento de la retribución al accionista. Así, el Pastor ha repartido un dividendo en enero que es cuatro veces más generoso que el primero de 2006. Metrovacesa lo ha multiplicado por tres; ACS y Uralita, por dos. Repsol incrementará su remuneración al accionista en total en un 80 y el que pagó Endesa en enero ya superó en más de un 60 el de enero de 2006. Iberdrola o el Santander también aumentarán de manera significativa los dividendos que pagan a sus accionistas. Entre los grandes, quizás, la única excepción es BBVA: el primer dividendo de 2007 superó en sólo un céntimo el primero del año pasado. Fuera del selectivo, además del Pastor y de Uralita, destacan Tubos Reunidos y Viscofán, que incrementaron los dividendos que reparten en un 87,5 y un 75 respectivamente. Los expertos pronostican que la remuneración a los accionistas seguirá mejorando, aunque los beneficios crezcan a niveles cada vez más moderados. EL DIVIDENDO COMO COLCHÓN a rentabilidad que se obtiene con una cartera de renta variable proviene de dos fuentes fundamentalmente: la revalorización del precio de las acciones y el dividendo generado por las mismas. Aunque es mucho más intuitivo el primer elemento, resulta sorprendente, echando cálculos, la rentabilidad histórica ofrecida por la acumulación de dividendos. Según un estudio realizado por Dresdner Kleinwort, los componentes de la rentabilidad real de valores de renta variable europeos entre 1970 y 2003 se desglosa de la siguiente manera: rendimiento del dividendo un 69 crecimiento del dividendo un 23 y cambio en la valoración un 8 No sólo históricamente ha sido el dividendo un factor fundamental a la hora de explicar la rentabilidad de las inversiones, sino que además también se ha demostrado que la rentabilidad de las acciones con alto dividendo ha sido superior a la del conjunto del mercado. Desde el año 1999, el índice Dow Jones Select Dividend 30 ha conseguido rentabilidades superiores a las del índice Dow Jones Euro Stoxx 50 en 7 de los 8 años naturales que comprende el periodo. Sólo se rompió la regla el primer año, 1999, famoso por ser el del momento más álgido de la burbuja tecnológica. Aunque en este periodo analizado ha habido mercados alcistas y bajistas, los valores con alta rentabilidad por dividendo suelen destacar más en los malos momentos que en las fases de subida. En los años 2001 y 2002 el índice de altos dividendos cayó un 7 y un 16 respectivamente, mientras el índice Euro Stoxx 50 lo hizo en un 20 y 37 respectivamente. Este mejor comportamiento en fases bajistas tendría su razón de ser en el hecho de que gran número de compañías con alto dividendo suelen ser empresas en sectores maduros, con generación de beneficios estable pero de reducido crecimiento. Es decir, mucho menos sensibles a ciclos desfavorables. Este colchón las convierte en una categoría de inversión muy interesante para incorporar a las carteras, sobre todo en coyunturas de mercado complicadas. L CRISTINA VALLEJO Los inversores conservadores y las carteras defensivas se fijan especialmente en la rentabilidad por dividendo Es aconsejable fijarse en la rentabilidad por dividendo, pero sólo para construir la parte más conservadora de la cartera LAS COMPAÑÍAS MÁS GENEROSAS LO HACEN MEJOR EN BOLSA Cotización en base 100 130 120 110 100 90 A. M. J. J. A. S. O. N. D. E. F. M. A. 2006 Dow Jones Eurostoxx Select Dividend 30 Eurostoxx 50 FUENTE: Bloomberg 2007 31 aumentaron sus beneficios las empresas del Ibex en 2006. Pero algunas han llegado a triplicar el dividendo que reparten. asegura que éste es un criterio poco importante aunque puede tenerse en cuenta como medida defensiva. De hecho, es un criterio que predomina en carteras para inversores con perfil conservador, aunque este argumento de inversión nunca actúa en exclusiva. Y Self Trade Bank considera que una rentabilidad por divi- dendo sólo es atractiva cuando supera la que otorga una letra del Tesoro. Actualmente, la rentabilidad de una letra a un año roza el 4 Pero, ¿fijarse en la rentabilidad por dividendo es un buen criterio para tomar decisiones de inversión? Alberto Roldán, analista de Inverseguros, afirma que sí lo es, pero advierte que no puede ser el argumento único en el que se basen las inversiones. Es un criterio de inversiones de los muchos que hay, y hay que usarlo en combinación con otros y no de forma aislada. Apostar por compañías por su rentabilidad por dividendo dejará al inversor fuera de otras oportunidades explica Jesús Muela, analista de GVC. Paula Hausmann, de Agenbolsa, afirma que es aconsejable fijarse en la rentabilidad por dividendo, pero sólo para construir la parte más conservadora de la cartera. Y Víctor Peiro, jefe de análisis de Caja Madrid Bolsa, ¿Buen criterio de inversión? Muchos expertos consideran que sólo es conveniente fijarse en la rentabilidad por dividendo en momentos muy concretos, tal y como describe Muela: Fases económicas recesivas o bajistas de Bolsa. Porque las compañías con mayor rentabilidad por dividendo son empresas con negocios seguros, estructuras de costes controlados, ingresos recurrentes, Sólo en momentos concretos apalancamiento estable. La cotización ante una eventual desaceleración económica sufrirá menos que las demás y el dividendo constante aportará rentabilidad a las carteras O, también, como destaca Hausmann, puede ser conveniente invertir en esos valores tras fuertes subidas en la Bolsa. Sin embargo, Alberto Roldán, de Inverseguros, advierte que estos valores no tienen porqué hacerlo mejor en épocas en las que la Bolsa baja. Y, además, considera que, para el accionista, son mucho más atractivas las recompras de acciones que los dividendos. Un nuevo índice para los que se fijan en la rentabilidad por dividendo Para que al inversor le sea más fácil saber cuáles son las compañías con mayor rentabilidad por dividendo, Bolsas y Mercados Españoles (BME) ha creado un nuevo índice negociable llamado Ibex Top Dividendo, en el que cotizarán las 25 compañías que ofrezcan una mayor rentabilidad por dividendo dentro del mercado español. Estos valores ponderarán en función de su rentabilidad por dividendo ajustado por el capital flotante de la compañía y con un coeficiente de liquidez en función de su pertenencia al Ibex- 35, al Ibex Medium Cap o al Ibex Small Cap. El Comité Asesor Técnico de estos índices llevará a cabo la revisión de la composición de este índice con carácter anual. El Ibex Top Dividendo comenzará a difundirse la primera semana de mayo. Será un índice repicable y negociable, es decir, permitirá la emisión de productos financieros que repliquen su comportamiento, como fondos cotizados en Bolsa (ETF) fondos índice o derivados.