Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 ESPAÑA DOMINGO 15 s 4 s 2007 ABC El móvil de la guarda Tener permanentemente localizados a los hijos ha sido el sueño eterno de cualquier madre que se precie. La incertidumbre, la pregunta constante: ¿dónde estará? ya puede tener siempre respuesta inmediata gracias al móvil y sus servicios de GPS POR DOMINGO PÉREZ MADRID. ¿Dónde estará? ¿Habrá llegado? ¿Se encontrará realmente dónde me dijo? Son preguntas que martillean el cerebro de todos los padres cuando sus retoños salen de casa. ¡Cuántas veces habrá soñado una madre con tener un ojo mágico que pudiera ir siguiendo a su hijo permanentemente, para saber lo que hace, con quién anda y dónde se encuentra! Suena a ciencia ficción, pero la tecnología empieza a estar muy cerca de conseguirlo. En concreto los móviles, esos aparatitos que nacieron para facilitar las comunicaciones telefónicas, pero cuyos usos presentes y futuros empiezan a superar cualquier previsión y a resultar apabullantes: maquinitas para jugar, reproductores de sonido, cámaras de fotos, de video, agendas, cronómetros, pantallas de televisión, tarjetas de pago, llaves de casa... y últimamente están capacitados también para convertirse en esos ángeles de la guarda con que suspiran todos los padres. En esos chivatos bienintencionados que siempre que se lo pidan les informarán regularmente del emplazamiento del pequeño. sus hijos vía una llamada al 424, por sms o por internet y una vez activado, por cualquiera de estos tres métodos, recibirán la información de dónde se encuentra el móvil de su hijo en cada momento. En zonas urbanas, con más antenas, TME se compromete a facilitar la calle, la población y el código postal en donde se encuentra el localizable con un margen de error de unos 20 metros; mientras que zonas rurales oscila su fiabilidad en torno a los dos kilómetros. Si el servicio se solicita por internet o sms se verá la situación del móvil en un callejero. Adiós las pellas. En cualquier momento, te pueden pillar. Candela, ocho años, y María, seis, son hermanas y ya tienen móviles. Te los enseñan orgullosas. Dos teclas, una para llamar a papá y otra a mamá te aclara la menor. Tienen acceso restringido de llamadas entrantes y salientes y de sms. Llevan sus móviles en las mochilas con la misma soltura y despreocupación con la que hace unos años hubieran transportado el plumier. Marta, su madre, justifica la decisión de movilizar a sus pequeñas desde la tranquilidad. Si me retrasaba cinco o seis minutos a la hora de ir a recogerlas, ya estaba nerviosa. Ahora las llamo, las digo que no salgan del colegio y que me esperen, porque voy seguro, sin nervios ni llantos. Además me siento más mer, pero es también aplicable para niños o violencia doméstica y dispone de un sistema de alarma que avisa cuando el usuario del móvil sale de la zona que previamente se ha marcado como segura. También dispone de un servicio de seguimiento personalizado las 24 horas del día, los 365 días del año. Pero la joya de la precisión es el Cell Id. Combina- -explica Azorín- -la tecnología GPS con la del móvil. La exactitud de la localización puede llegar a ser milimétrica. Mientras el usuario está en el campo del satélite, es éste el que le va siguiendo. Cuando se oculta porque entra en una casa, por ejemplo, son las antenas las que dan su localización. Su fiabilidad lo hace ideal para deportes de riesgo, seguimiento de enfermos... Hay que partir de que todos estos dispositivos sólo funcionan a partir del momento en el que el móvil se mantiene encendido, sino... agujero negro. Los adolescentes, bajo control a través del móvil con GPS DÍAZ JAPÓN La consulta por internet permite localizar el móvil en un callejero tranquila sabiendo que están a una llamada telefónica Además- -prosigue Marta- -cuando me enteré de la posibilidad de tenerlas siempre localizadas dí de alta el servicio inmediatamente. Sobre todo pensando en los periodos de vacaciones. Van a casa de amiguitas, a la piscina, bajan al jardín de la urbanización... siem- ABC Una demanda de los padres Este tipo de inquietud fue con la que se toparon en Telefónica Móviles España (TME) cuando realizaron los estudios de marketing previos a los lanzamientos de sus productos para los menores. Juan Francisco Bezón, director de junior explica que la posibilidad de localizar a los niños fue una de las necesidades más demandadas en las encuestas Esto animó a la empresa a incluir la opción Localízame en sus dos modelos infantiles, el Mo 1 de Imaginarium adaptado para niños de hasta ocho años y el Play Pack, pensado para los llamados preadolescentes, muchachos de hasta 14 ó 15 años. El servicio Localízame permite que el usuario del móvil esté siempre vigilado Tecnológicamente se basa en el rastreo de las antenas de la compañía. Los padres incluyen el servicio en el móvil de pre suelen estar muy controladas por algún mayor, pero bueno es una opción más para vigilarlas y no es muy cara Se paga por cada vez que se utiliza el servicio, y cuesta unos 25 céntimos si se usa la opción de voz y unas 30 si se prefiere el sms o la web. Igual que TME, Vodafone dispone de una sistema muy similar y específico para niños, se llama mini, cuenta con el gancho de ser de Disney y los padres pueden incluir el servicio de localizador, también basado en el rastreo de la llamada a través de las antenas. Su fiabilidad en zona urbana es de más o menos 300 metros y de dos kilómetros para las rurales. Pero José Manuel Azorín, responsable del Segmento de Mayores y Necesidades Especiales de Vodafone, descubre todo un mundo en esto de la localización al desvelar la existencia del nuevo servicio Alares y del Cell Id Alares es un sistema de teleasistencia vía móvil. Ahora mismo se está aplicando con éxito para pacientes con Alzhei- Zonas urbanas y rurales Adriana es madre de dos muchachotes, Carlos de 14 años y Miguel de 16. Para ellos no sirven teléfonos con orejas como las Mickey. Quieren que sus móviles cuenten con bluetooth Mp- 3, libertad de llamadas y sms, que sea el último modelo y no están dispuestos a ser espiados cada segundo. Su progenitora no puede engañarlos. Ellos conocen más que ella en lo que se refiere a tecnologías y saben que ha contratado un sistema de localización. Adriana no lo hizo a escondidas, fue de cara: Me hubieran pillado enseguida, en cuanto les hubiera llegado el primer sms que les avisa de que han sido incluidos en la opción, y les puso unas condiciones: queréis los móviles más chulos, vale, pero siempre controlados Han tardado tiempo en negociar las bases de los acuerdos. El problema es para los fines de semana, que es cuando más se desmandan Para ellos: prohibido salir sin móvil, prohibido desconectarlo y prohibido dejarlo conectado en casa de algún amigo, mientras se desmelenan por otros lugares. La madre les ha convencido de que es sólo una cuestión de seguridad, no de control y a cambio ha debido claudicar: sólo puede usarlo en caso de emergencia y a partir de una hora. En el caso del pequeño a partir de las ocho de la noche, cuando tiene su hora de regreso a casa a las diez y la del mayor a las diez, porque puede volver a las doce. Ellos no dudan de que si incumplen se quedan sin teléfono y ella no puede reconocer que se salta las normas bastante a menudo: No puedo resistirme. En cuanto llevan un par de horas fuera de casa necesito saber dónde están y lo compruebo en internet A través de internet