Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 15- -4- -2007 Rajoy advierte que ANV es Batasuna y que no se debe permitir su concurso electoral 13 FRANCISCO SECO licía y la Guardia Civil, Joan Mesquida, ordenó nada más producirse las acciones terroristas un refuerzo de la vigilancia en seis provincias: Málaga, Cádiz, Almería, Alicante, Ceuta y Melilla, adonde han llegado nuevos efectivos de ambos Cuerpos. El control documental y la entrada de personas centran las actuaciones, reforzadas con personal de paisano. Los puertos y aeropuertos son objetivo prioritario, pero desde Interior no se dan cifras sobre este refuerzo por motivos obvios. El incremento del riesgo objetivo cuenta con otros elementos adicionales de preocupación: por un lado, los últimos comunicados de Al Qaida y, por otro, la proximidad de las elecciones municipales y autonómicas, que podrían actuar como foco de atracción. En el comunicado de Al Qaida en el Magreb reivindicando los últimos atentados se jura que no descansarán hasta liberar la tierra del Islam desde Jerusalén hasta Al Andalus y cita nombres que nos atañen directamente. Todos los comunicados son llamadas a otros integristas que no tienen por qué encuadrarse en un grupo concreto, de ahí que cada vez sean más seguidos, según las fuentes consultadas. Con respecto a nuestro país, el último no aporta grandes novedades, si bien el anterior vídeo difundido el pasado 12 de marzo contenía una amenaza evidente, que fue destacada por el Gobierno. El ex ministro del Interior, actual titular de Defensa, José Antonio Alonso, lo advirtió con claridad el jueves: Hay que mantener la guardia muy alta y no despreciar ninguna amenaza Además de mantener los dispositivos nacionales en estado de alerta, la lucha contra el terrorismo yihadista requiere de un elemento imprescindible: la colaboración internacional. Consciente de su importancia, las Fuerzas de Seguridad españolas y el CNI han incrementado sus contactos con las policías y servicios secretos de la zona del Magreb, hasta el punto de que puede decirse que el intercambio de información se hace al minuto Así podrían calificarse las relaciones con Marruecos, país al que se ha trasladado un grupo de policías y guardias civiles para tener conocimiento de las investigaciones sobre los últimos atentados de Casablanca. Si buena es la relación de los servicios de información españoles con los de Argelia y Marruecos, el mismo diagnóstico puede hacerse respecto a Francia, país sumamente preocupado por los movimientos que se registran en el Magreb. Ceuta refuerza la frontera con Marruecos con agentes camuflados Interior envía policías de extranjería para incrementar los controles fronterizos CARMEN ECHARRI CEUTA. Ceuta vive desde hace escasamente un mes en la encrucijada de la presión terrorista y la tranquilidad pretendida por la administración para evitar la generalización de un alarmismo y una inseguridad en la población. La oleada de atentados suicidas registrada en Casablanca y las redadas efectuadas por la Policía marroquí en la zona norte han incidido directamente en el nivel de seguridad mantenido en la ciudad autónoma, elevado al nivel 2 de alerta. Los refuerzos de los efectivos policiales se han centrado de manera exclusiva en la frontera del Tarajal, que separa Ceuta de Marruecos, con la llegada de agentes de Extranjería desplazados desde Madrid. Unos controles que ayer con el nuevo atentado registrado en Casablanca no se reforzaron y se mantuvieron los mismos registros exhaustivos sobre personas y vehículos, salvo la permanencia de más coches policiales camuflados, que se situaron estratégicamente en el inicio del paso, en la mitad y justo a la salida de la frontera en su conexión hacia el barrio del Príncipe Alfonso. Cualquier pretendida escapada de algún terrorista que quisiera huir de la Policía marroquí para refugiarse en Ceuta, y concretamente en este barrio erigido en un laberinto de callejuelas que terminan abortando el éxito policial, quedaría anulada por los agentes de paisano. Al menos esa es la pretensión de la Jefatura Superior de Policía y de la Guardia Civil, que actúan de manera coordinada en estas labores. Lo que políticamente no se quiere es que la sensación de inseguridad que pueda provocar el terrorismo manifestado en estas semanas en el Magreb influya en las dos ciudades autónomas, hasta el punto de ofrecer mensajes políticamente correctos sobre los controles existentes, englobándolos en lo rutinario y tradicional en este tipo de casos. La vigilancia fija sigue manteniéndose en las centrales de ubicación estratégica con la disposición de unidades permanentes, mientras que la población ceutí se muestra tranquila. Vigilancia fija ABC. es Más información sobre la amenaza islamista en abc. es españa