Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 14- -4- -2007 Berlín se niega a que el busto de Nefertiti vuelva a Egipto temporalmente 73 Benedicto XVI publica su Jesús de Nazaret para reconciliar historia y teología Un filósofo laico y un teólogo protestante presentaron ayer en el Vaticano la monumental obra del Papa JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. Este libro no es de ninguna manera un acto de magisterio, sino sólo el resultado de mi investigación personal sobre el rostro del Señor Por eso, cada uno es libre de contradecirme advierte con toda franqueza Benedicto XVI en el prólogo de su monumental Jesús de Nazaret presentado ayer en el Vaticano por un cardenal, Christoph Schoenborn; un filósofo laico, Massimo Cacciari; y un teólogo protestante, Daniele Garrone, siguiendo el espíritu de diálogo académico de Joseph Ratzinger, quien cumple el próximo lunes ochenta años y recibe ya felicitaciones de todo el mundo. La primera edición italiana es de 350.000 ejemplares, pero previsiblemente se agotará en pocos días. El autor de más de cien libros desde que su Introducción al Cristianismo de 1968, se convirtió en un best seller pide a las lectoras y los lectores un adelanto de benevolencia, sin la cual no puede haber comprensión alguna Explica también su objetivo con toda claridad: reconciliar el Jesús histórico sobre el que tanto se ha investigado en el último medio siglo, con el Jesús de la fe un personaje que va más allá de lo que pueda describir cualquier Evangelio o cualquier biógrafo. Yo estoy convencido- -afirma- -de que el Jesús de los Evangelios es una figura históricamente sensata y convincente. Tan sólo si sucedió algo extraordinario, si la figura y las palabras de Jesús superaban radicalmente todas las esperanzas y expectativas de su época se explica su crucifixión y su eficacia Como buen científico, el Papa respalda y elogia el método histórico crítico recomendado por la Iglesia desde hace tiempo, pero advierte que por su propia naturaleza, nos lleva hacia algo que lo supera y que sólo se comprende en toda su plenitud cuando a la arqueología, la epigrafía, la lingüística, la sociología y la historia se añade la reflexión teológica sobre la enseñanza de una persona que se presentaba como hijo de Dios ante unos compatriotas que deberían o bien creerle o bien darle muerte por blasfemo. El profesor Ratzinger confiesa que el camino interior hacia este libro ha sido largo pues se remonta a los años juveniles, en que sintió la misteriosa llamada del protagonista del libro, Jesús de Nazaret, el personaje más estudiado de la historia, sobre el que ahora proyecta su reflexión de biblista, teólogo y pensador, sin escatimar comentarios sobre el mundo contemporáneo, como el diktat de las opiniones dominantes o la falta de humanidad del capitalismo Aunque el lenguaje es comprensible, se nota la obra de un experto que fue asesor teológico del Concilio Vaticano II y que, desde su llegada a Roma en 1981, presidió durante 24 años la Pontificia Comisión Bíblica, que reúne a especialistas de todo el mundo. Paradójicamente, uno de los acicates para escribir Jesús de Nazaret fue, según el autor, su encuentro con el gran erudito judío Jacob Neusner y su libro A Rabby Talks with Jesus (1993) Según Joseph Ratzinger, el rabino Neusner se mete entre quienes escuchaban el discurso de la montaña y busca después a Jesús. Es una disputa respetuosa y franca entre un judío creyente y Jesús que me ha abierto los ojos sobre la grandeza de la Palabra de Jesús y las encrucijadas que plantea el Evangelio. También yo, como cristiano, entro en esa conversación para entender mejor lo que es auténticamente judío y lo que es el misterio de Jesús Más información: www. vatican. va phome sp. htm Guerra Garrido: La memoria siempre es una gran materia prima La soledad del ángel de la guarda su nueva novela, recrea la vida de un escolta M. DE LA FUENTE MADRID. No vuela, pero puede planear como una sombra metódica y rigurosamente alargada. No vuela, pero es un ángel, un ángel custodio, aquel lejano ángel de la guarda, dulce compañía, no me dejes solo, ni de noche ni de día, un ángel al que quienes viven y malviven con el terror nuestro de cada día llaman guardaespaldas. Porque un escolta es, precisamente, el protagonista de la nueva novela de Raúl Guerra Garrido, La soledad del ángel de la guarda (Alianza Editorial) Ambientada en un lugar indeterminado para qué señalar con el dedo- -dice el escritor- todo parecido con la realidad no es parecido es realidad, por supuesto) pero para todos tristemente reconocible, esta reciente entrega del último Premio Nacional de las Letras es la historia de un profesor al que algunos han puesto en el centro de la diana de la irracionalidad. Entre él y su escolta nace una relación que Guerra Garrido califica como pigmalioniana e incluso de voyeurismo por parte del docente un observador de la soledad del guardaespaladas pero siempre con el miedo de ambos como eje. En mis novelas- -explica Raúl Guerra Garrido, uno de los padres del Foro de Ermua, y víctima en primera persona del terror- -siempre ha habido miedo. El escolta, encargado de velar por la seguridad de su protegido, se enfrenta a muchas y muy distintas formas de miedo, desde el temor a perder su propia vida, hasta el miedo a que el profesor sea asesinado, lo que supondría su fracaso profesional Evidentemente, la carne propia del escritor ha aportado a la historia sus heridas, también su conocimiento. Para mí, la novela es un género de experiencia y sobre esto tengo experiencia, vaya que si la tengo, si no no la habría escrito continúa. Guerra Garrido cree que Método histórico crítico Raúl Guerra Garrido EFE Benedicto XVI, en una imagen de archivo AP la perspectiva no es necesariamente buena para el literato, a menudo es mejor estar metido en el ojo de la tormenta pero sí reconoce que el paso y el poso del tiempo son no sólo justos, sino también necesarios: Si quieres hacer literatura no puedes escribir al hilo de los acontecimientos. Las experiencias que vas acumulando deben fermentar. La memoria siempre es una gran materia prima Memoria, que a menudo se tiñe de rojo y desesperanza cuando recuerda tiempos pasados, tiempos aún peores. En 2000 y 2001- -recuerda- -cuando veía a algún amigo en televisión, lo primero que pensaba era que lo habían matado Madrileño de alma (llegó a jugar en los juveniles del equipo merengue) leonés de corazón (allí en El Bierzo están sus orígenes) y donostiarra de vida (en San Sebastián vivió desde 1960, allí estaba la farmacia que atacó la kale borroka) deja por un momento al novelista y le da la voz al ciudadano: La gente que defiende la libertad acaba siendo muy molesta