Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 MADRID SÁBADO 14 s 4 s 2007 ABC Móstoles celebra ya el bicentenario del Dos de Mayo La localidad ha iniciado la conmemoración con una exposición que muestra, hasta mañana, cómo era Móstoles en 1908, cuando festejó el primer centenario del bando de sus alcaldes POR MARIO DÍAZ MÓSTOLES. El 2 de mayo de 1808, los alcaldes de Móstoles rubricaron un bando en el que instaban a los españoles a levantarse contra la ocupación de las tropas de Napoleón. Mientras en Madrid los vecinos comenzaban a sublevarse, desde Móstoles el bando partió raudo hacia el sur y se extendió por todo el país. Fue la mecha que inició la Guerra de la Independencia. Los mostoleños conmemoran esta efeméride, año tras año, con varios días de fiesta. El año que viene será muy especial: se cumple el bicentenario del Bando de los Alcaldes, y en la villa ya han empezado a celebrarlo. El primer acto arrancó hace un mes y concluye mañana, en el Centro Cultural Villa de Móstoles. Es una exposición que recuerda, con abundantes fotografías y documentos, cómo celebró la localidad el primer centenario y cómo era entonces. Ha llovido mucho. La ciudad, hoy día la segunda más grande de la región con más de 200.000 vecinos, superaba hace un siglo escasamente los 1.300 habitantes, con 336 casas habitadas, como detalla uno de los valiosos documentos expuestos en la muestra. Aquel pequeño pueblo acogió con enorme ilusión el acto principal de los festejos del primer centenario del Bando: una visita que llevó a la localidad a las más altas personalidades de aquella España. El 4 de mayo de 1908, hasta Móstoles se desplazó la Familia Real al completo, con Alfonso XIII y la Reina Madre (María Cristina) a la cabeza. Junto a ellos, el Gobierno de Antonio Maura en pleno, la Mesa del Congreso presidida por Eduardo Dato y numerosos senadores y diputados. El alcalde de Madrid, el conde de Peñalver, tampoco se perdió la visita. Aquel día, Móstoles recibió a gran parte del callejero de Madrid bromea Alberto Rodríguez de Rivera, el comisario de la muestra. Rodríguez de Rivera recuerda que los cronistas de la época destacaron la tremenda polvareda que levantaron los coches de tantos ilustres visitantes. Móstoles, un pequeño pueblo de poco más de mil vecinos, recibía a las más altas personalidades del Estado, como destacó gráficamente ABC en su portada del día siguiente, que se muestra en la exposición al igual que otros periódicos de la época. La visita duró unas tres horas: primero inauguraron el monumento a Andrés Torrejón, uno de los alcaldes que rubricaron el bando (el otro, Simón Hernández, fue reconocido años después) La escultura costó 6.500 pesetas, sufragadas por suscripción popular, y fue ubicada en la plaza de la Constitución, hoy en la del Pradillo. ABC recogió el 5 de mayo de 1808 la histórica visita que acogió Móstoles Móstoles tenía 1.300 vecinos en 1908, cuando recibió la visita de la Familia Real, el Gobierno y otras personalidades En 2008, Don Juan Carlos repetirá la visita de su abuelo y acudirá a la localidad para presidir los actos del bicentenario Presencia de Alfonso XIII Tras firmar el libro del centenario, expuesto en la muestra que puede verse hasta mañana, la Familia Real visitó el Ayuntamiento, la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y la ermita de Nuestra Señora de los Santos. Tras orar unos minutos, la larga comitiva volvió a la capital, dejando tras de sí, junto a la consabida polvareda, cierta incredulidad en los mostoleños ante tanta personalidad congregada en su pueblo. Hasta el momento, unas 10.000 personas han visitado la muestra. No sólo se recuerda aquella histórica visita del 4 de mayo, sino también el día a día de aquel lejano Móstoles de hace un siglo, incluso de antes: un plano detalla cómo era la entonces pequeña villa en 1854. Cien años atrás como se llama la exposición, adquiere un valor especial teniendo en cuenta que el archivo municipal fue destruido durante la Guerra Civil, y ha sido necesaria una intensa labor para reunir tantos históricos documentos ligados a la localidad. Alguna familia del municipio, como la del médico local Luis Vargas, lo hizo posible custodiando importantísimos legajos y libros. Esta exposición marca un hito en la recuperación de las raíces de Móstoles y da un impulso hacia la gran ciudad de referencia, calidad, progreso y modernidad que estamos construyendo entre todos afirmó el alcalde, Esteban Parro, en la inauguración. Con esta muestra arrancan los actos de conmemoración del Bicentenario, que se extenderán en Móstoles hasta finales de 2008 para presentar, divulgar y difundir sus señas de identidad con diversos actos lúdicos y culturales. Don Juan Carlos I, que preside el bicentenario, no faltará a la cita: tal y como hizo su abuelo, acudirá a Móstoles, justo un siglo después. El 2 de mayo del próximo año, presidirá un homenaje a la memoria de los alcaldes de 1808 e inaugurará un centro de arte contemporáneo, el futuro museo Dos de Mayo.