Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6- 7 S 6 LOS SÁBADOS DE macizas, muebles pintados a mano, colores cálidos, ligereza y simplicidad... Formas, materiales y tonalidades rústicas pueden casar bien con otros elementos más simples y contemporáneos. La Feria marca un paso más en esa huida de lo cotidiano o de los agobios del día a día, con propuestas exóticas, hijas de la globulina, pero también de cierta nostalgia. se recuperan las secas, caobas y maderas tropicales, los decápodos, rafas y fibras naturales, la artesanía étnica, los tonos blancos, tostados, chocolates, las lámparas de resina, coco y madreperla... Ecos de Asia o de África para la vuelta del despacho y el olvido del tráfico... Cualquiera de estas líneas en las que profundizan las empresas que han acudido a la Feria puede predominar en la casa entera... aunque hay espacios donde las firmas especializadas se esmeran de año en año: el mobiliario y propuestas para los niños y los más jóvenes, que necesitan un entorno específico, versátil, cómodo, capaz de crecer con ellos. El esfuerzo es notable y se refleja en los materiales- -chapados de haya, locadas, decápodos- en el desarrollo de sistemas modularas que estiren el espacio al máximo, en la búsqueda de huecos para segurar- -quién lo diría- -el orden de libros y objetos... El color y los detalles personalizado- -tiradores, combinaciones- -rematan un conjunto destinado a crear el mejor ambiente para que niños y adolescentes se encuentren cómodos a la hora del estudio y del ocio... El sufrido cuarto de los niños gicos que aseguren el confort material, pero también psicológico. En esta Feria se muestran las novedades de corte urbano: líneas limpias y avanzadas, lacados, wengue, acero y piel, textiles metalizados, que se adaptan tanto a espacios amplios como a los límites de un apartamento. Junto a esta opción, en la Feria cabe el pasado, con la reinterpretación sin complejos del mobiliario clásico: la exuberancia del barroco, las maderas nobles, los acabados suntuosos, las alfombras, los tejidos ricos, el cristal de arañas y detalles, los bronces... También se adaptan estas piezas a los espacios actuales, porque las formas se aligeran, sin renunciar a redondeces y patinas envejecidas. El mundo rural es otra de las tendencias marcadas, bien para una segunda vivienda, bien para la ciudad, como contraste con una vida demasiado apresurada: barros, forjas, azulejos, maderas Sofá modular de Baltus. Chaise longue de Kronos. Los sistemas de descanso y relax son un punto destacado de la Feria Elementos con un carácter rústico muy actual, tanto en líneas como en materiales, de Concha Bay, adaptables a diferentes espacios. Tapicerías de Gancedo