Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 14 s 4 s 2007 El desafío constante de ETA- Batasuna s El frente judicial ESPAÑA 15 Un colaborador del Donosti Ibarretxe agradece al PSE el apoyo a su acto inculpa a Olarra en el juicio Gorriti Pagola dice que el etarra le confesó sus crímenes, entre ellos el del funcionario de prisiones José Ramón Domínguez N. VILLANUEVA MADRID. El testimonio de un colaborador del comando Donosti de ETA durante los primeros años de la década de los noventa se convirtió ayer en una prueba de cargo fundamental contra el etarra José Antonio Olarra Guridi, a quien la Audiencia Nacional juzgó ayer por el asesinato del funcionario de prisiones José Ramón Domínguez Burillo el 22 de enero de 1993 en Martutene (San Sebastián) Luis Gorriti Pagola, de 68 años, y quien está en régimen de tercer grado penitenciario tras cumplir condena en prisión por colaborar con ETA, aseguró durante el juicio oral que Olarra Guridi y su compañero del Donosti José María Iguerataregui (quien murió en 1994 en una explosión) le confesaron una noche todos los asesinatos en los que habían participado como miembros del comando Entre ellos, se encontraba el de Domínguez Burillo, a quien dispararon en la cabeza y en el cuello (a 20 centímetros de distancia) cuando salía de su domicilio para ir a trabaja. Los etarras cometían este crimen tres años antes del secuestro del también funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara. El testimonio de Gorriti Pagola se sumaba así al del también colaborador de ETA Valentín Lasarte, que si bien en sus declaraciones judiciales acusó a Olarra de este asesinato, ayer, como de costumbre, aseguró ante la Sala que no se acordaba de nada y que el vago recuerdo que tenía de los hechos es que esa confesión se la había hecho Iguerataregui, el etarra muerto, y no Olarra Guridi. de víctimas en Bilbao Olarra Guridi, ayer POOL La fiscal Blanca Rodríguez mantuvo su petición de 30 años de cárcel para el terrorista, que se negó a declarar con el manido argumento del no reconocimiento de la legitimidad de este tribunal para juzgar a militantes vascos S. E B. T. MADRID. El acto de homenaje a las víctimas promovido por el lendakari Juan José Ibarretxe el día 22 en Bilbao sigue suscitando más enfrentamientos que cohesión entre fuerzas políticas y colectivos sociales del País Vasco. El Partido Popular, que ha declinado asistir, tiene clara la razón de su renuncia: argumenta que la mayoría de las víctimas lo rechaza. Según manifestó ayer Carmelo Barrio, secretario general del PP vasco, este acto no es sincero ya que cree que el lendakari pretende usarlo para su propia propaganda y protagonismo Reiteró que su partido ha optado por no estar presente en el homenaje porque no es avalado por la inmensa mayoría de las víctimas y profundiza en una estrategia de división de los colectivos Además, recordó que, a la vez que convoca este acto, el Gobierno vasco sigue financiando los viajes de los familiares de etarras. Por su parte, Ibarretxe no ceja en su empeño de salvar los muebles de la discutida convocatoria. El jefe del Ejecutivo vasco, en declaraciones a Radio Euskadi, agradeció que el PSE acuda finalmente al homenaje, Nosotros queremos hacer este acto con toda sinceridad y respetamos las críticas pero allí va a haber muchísima gente, y a esos también hay que respetarlos dijo, y destacó igualmente que la Dirección de Víctimas del Terrorismo del Gobierno vasco y su directora, Maixabel Lasa, han hecho muy bien su trabajo En auxilio del lendakari salieron también sus socios de gobierno de IU- Verdes y el sindicato UGT, que apoyan este homenaje. Entretanto, el portavoz de la asociación autonómica catalana Acvot, Roberto Manrique, ha adelantado que unos setenta socios de la entidad ya le han confirmado que viajarán a Bilbao. Para Manrique, a algunos se les olvida que este acto nace de un acuerdo de todas las fuerzas políticas del Parlamento vasco