Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 14 s 4 s 2007 Máxima alerta en España por el terrorismo islamista ESPAÑA 13 Policía y Guardia Civil temen que algún terrorista llegue en patera Alerta en Canarias por el aumento de estas embarcaciones desde el Magreb ERENA CALVO LAS PALMAS. Conocen las rutas sin control y poseen contactos en el punto de destino. Así se mueven los traficantes de seres humanos. Lo cuentan agentes de la Policía y la Guardia Civil que trabajan en primera línea con la inmigración irregular. Diferencian entre los contingentes que parten del Magreb y los que tienen como origen la zona subsahariana, y dejan claro que no se puede criminalizar la inmigración Aun así, fuentes informadas muestran su preocupación por el aumento en la llegada de pateras que parten de las costas marroquíes y que no son interceptadas por las Fuerzas de Seguridad. Las encontramos vacías, ya en tierra, y la mayoría de las veces no podemos detener ni a la tercera parte de sus ocupantes La ola de terrorismo que sacude el norte de África ha hecho saltar las alarmas y se están reforzando las Brigadas de Información en Canarias cuenta el Sindicato Unificado de la Policía. Sólo esta semana se han localizado más de cinco pateras vacías en la provincia oriental. En el caso de Gran Canaria, explican desde la Confederación Española de Policía, saben perfectamente qué parte del sur cubren los radares móviles, y entran justo por la opuesta Una vez en tierra, donde llegan de madrugada, huyen a los barrancos y luego contactan con conocidos que les cobijan No es la primera vez que se teme que terroristas islamistas se introduzcan en España a bordo de embarcaciones clandestinas, posibilidad que ha sido recogida en varios informes de Inteligencia de la Policía Nacional desde hace años. Desde la Asociación Unificada de la Guardia Civil tampoco descartan que algún terrorista pueda entrar por esta vía Su secretario de comunicación, Juan Antonio Delgado, apuntó la necesidad de que se ejerza un estricto control sobre todos los inmigrantes que entran irregularmente aunque luego sean repatriados, y de incrementar en Canarias los medios de vigilancia. No en vano, en 2004 cuatro terroristas islámicos- -uno de ellos, Hassan El Haski juzgado como presunto autor intelectual de la matanza de Madrid- -eran detenidos en Lanzarote, acusados de organizar una base logística en Canarias del Movimiento Salafista Yihadia, vinculado a Al Qaida. Edurne Uriarte AZNAR Y ZAPATERO L Un inmigrante lee el Corán en el puerto de Los Cristianos AP Cinco embarcaciones os agitadores de izquierdas son notablemente más eficaces que los de derechas. Tres años después, le han montado al PP un 13- M bis a cuenta de los minutos y centésimas que tardó Ángel Acebes en desentrañar y contar la autoría del atentado mientras que Rubalcaba lleva varios meses sin ser capaz de verificar a ETA y mucho menos de contarlo. Y lo hacen justo en la semana en que los atentados del Magreb y todo tipo de informaciones policiales confirman que la interpretación socialista del 11- M fue un profundo error y su política antiterrorista en materia de terrorismo islámico una continuación de ese error. Mientras le cronometraban las centésimas a Acebes, el actual ministro de Interior, Zapatero y sus intelectuales, los del manifiesto contra la crispación, contaban a los españoles que el 11- M era consecuencia del apoyo a la guerra de Irak. Que el problema era la política antiterrorista e internacional de Aznar y que la Alianza de Civilizaciones y la retirada de Irak nos alejarían del objetivo de los terroristas. Diálogo frente a belicismo y represión. Aislamiento internacional frente a cooperación militar. Ésa ha sido la política antiterrorista de Zapatero frente a la de Aznar. La del diálogo y la de la avestruz, a partes iguales. Mientras le cronometran de nuevo las centésimas a Acebes, Zapatero aún no ha hecho la mas mínima valoración de los últimos mensajes amenazadores de Al Qaida contra España, ni ha explicado nada del grado de peligro que sufrimos, especialmente en Ceuta y Melilla, ni ha clarificado su política antiterrorista nacional e internacional frente a las amenazas. Tres años, un mes y muchas centésimas después, Zapatero no ha rectificado su interpretación del 11- M y del terrorismo islamista como una consecuencia de Irak y de la agresividad occidental. Y llegó al poder con esa teoría y con dos alternativas a la política antiterrorista de Aznar, negociación con ETA y Alianza de Civilizaciones para Al Qaida. Ha fracasado en ambas, pero los agitadores de izquierdas insisten en pedir explicaciones al Gobierno anterior y no al responsable de la nueva política antiterrorista.