Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 13 s 4 s 2007 VIERNES deESTRENO 87 BANDA SONORA 300 Warner Tyler Bates Tyler Bates, antiguo componente del grupo Pet, lleva varios años dedicado a la música cinematográfica, aunque su trabajo se ha desarrollado fundamentalmente en la serie B y en el cine de terror. Conoció a Zack Synder, director de 300 cuando hizo la banda sonora de su película Dawn of the dead y ahora firma la música de esta ambiciosa superproducción. Bates ha compuesto una partitura poderosa, uniendo la potencia del rock con la orquesta sinfónica para las partes más POR JULIO BRAVO épicas, con un gran protagonismo de la percusión y los coros masculinos, y emplea instrumentos folclóricos para dotar de mediterraneidad a una música a la que le falta magnetismo. Y si la película ha estado rodeada de polémica, también la banda sonora, ya que hay muchas similitudes -en algunos foros se habla de plagio- -entre algunos de los cortes y la música que Eliot Goldenthal compuso para Titus LAS MÁS TAQUILLERAS Seduciendo a un extraño EE. UU. 2007 109 minutos Director- -James Foley Actores- -Halle Berry, Bruce Willis, Giovanni Ribisi, Gary Dourdan Halle Berry se hace trampas al solitario FEDERICO MARÍN BELLÓN ¿Cuántas trampas caben en una película? ¿Es mejor acumular muchas pequeñas o urdir una sola, gorda y grasienta? James Foley, que tiene en su currículum títulos tan respetables como Éxito a cualquier precio Glengarry Glen Ross para los amigos) traga esta vez con un guión de los que incitan a la violencia contra el mobiliario urbano. En verdad hace falta un ejercicio de contención notable para no destripar el final de este thriller de aspecto convencional y resultado grotesco. Una periodista que todos quisiéramos en nuestra redacción, no hace falta que les diga su nombre, investiga el asesinato de una amiga que ha estado tonteando (haciendo el tonto, más bien) con un magnate de la publicidad, al que da vida un Bruce Willis en su versión con corbata. Olvidaba decir, porque dan ganas de olvidar, que a Halle Berry la ayuda Giovanni Ribisi, un amigo algo rarito incapaz de esconder que está coladito por la chica. Se plantea así la típica película de intriga en la que todos pueden ser el asesino y conviene averiguar su nombre antes de que nos mate, como en el Cluedo. Todo transcurre de un modo razonablemente convencional hasta que, tachán, nos clavan ese final marrullero y ladino y, por muy sosegado que sea el espectador, hacen de él una fiera. Por si acaso, no se acerquen. 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 300 Las vacaciones de Mr. Bean La cosecha... Descubriendo a los Robinson El buen pastor Porque lo digo yo The messengers... Diario de un escándalo Alpha Dog La vida de los otros... Norbit... Hannibal, el origen del mal... El velo pintado... El puente hacia Terabithia... Rebelión en la isla Diamante de sangre... En busca de la tumba de Cristo Epic Movie El último rey de Escocia... El último show... Obra maestra Muy buena Buena Regular Mala Toni García EL BONITO MUNDO SONORO ue levante la mano aquél que no se haya sentido fascinado por una banda sonora hasta el punto de tatarearla obsesivamente para desgracia de sus amigos, vecinos y parientes. Las primeras veces que recuerdo haber vivido un fenómeno semejante fue con El último mohicano de Trevor Jones y Braveheart de James Horner. Y lo tengo fresco porque hace ya mucho fui eso que llaman comprador compulsivo en este caso de bandas sonoras. Recuerdo la primera vez que fui a Nueva York, algo que me cogió en plena fiebre musical, y como el primer día insistí e insistí en ir a una tienda (ahora ni siquiera recuerdo su nombre) que muchos calificaban como la mejor del mundo en bandas sonoras. El sitio me decepcionó un poco al principio pero cuando avancé cinco metros me di cuenta de que aquellas cosas negras que parecían una pared mal pintada eran en realidad fundas para guardar cds... miles de ellos. Unas tres horas después me habría gastado más de 100.000 pelas en discos: una edición especial de El mejor de Thomas Newman, el promo de Q Excalibur (solo 1.000 copias en todo el mundo) del antes mencionado Trevor Jones, otra edición especial del Aliens de James Horner y el doble (Dios mío, que joya- -sigo pensando ahora- de Krull otra vez de Horner, una película entretenida que la música de este compositor convierte en una bellísima epopeya. Que levante la mano aquél que no se haya sentido fascinado por una banda sonora hasta el punto de tatarearla obsesivamente La banda sonora de El último mohicano causó sensación ABC Después de aquel día fui desenganchándome gradualmente (aunque aún conservo 300 o 400 joyas inencontrables) aunque tenía algunas recaídas (más o menos graves) con compositores como el japonés Jo Isaishi, que con La princesa Mononoke me conquistó irremediablemente. Así pues, y como hicimos con las series de TV os reto a plasmar en el blog del mítico Oti Rodríguez Marchante vuestros recuerdos sonoros más importantes (siempre dentro del mundo del cine) y por favor, nada de cancioncitas ni tonterías por el estilo, sólo partituras originales de ésas que os han removido las tripas. Empezaré yo para que no se diga y lo haré con scores relativamente recientes: 1) Camino a la perdición de Thomas Newman, 2) La delgada línea roja de Hans Zimmer, 3) Los fisgones de James Horner, 4) Wyatt Earp de James Newton Howard y 5) -como rareza extrema- La cosa de Ennio Morricone, sin duda su banda sonora más extraña y, porque no decirlo, la más aterradora que he oído jamás junto con la legendaria Ave Satanis La profecía del no menos legendario Jerry Goldsmith. Lo dicho, a ver si hablamos un poco de la música clásica de nuevo cuño: la banda sonora.