Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 12- -4- -2007 Greenpeace propone para España un sistema eléctrico cien por cien renovable 85 La actividad humana conducirá al colapso inminente de los océanos Más del 90 por ciento de los grandes peces ya se han extinguido ARACELI ACOSTA MADRID. No sabemos cómo eran los océanos en el pasado, pero desgraciadamente sí sabemos cómo serán en el futuro si no se hace nada para remediarlo Así lo expresó ayer el prestigioso oceanógrafo Jeremy Jackson, investigador de la Institution of Oceanography y del Instituto Smithsonian de Investigación Tropical, quien pasó por Madrid para recoger el Premio a la Investigación en Biología de la Conservación, que otorga la Fundación BBVA, en reconocimiento de sus destacadas contribuciones al conocimiento de la actividad humana sobre los ecosistemas marinos. Y es que Jackson lo tiene claro: El mayor problema al que se enfrentan los océanos no es la sobrepesca, la contaminación o el cambio climático, sino la humanidad La misma que tiene la capacidad para revertir el cambio; en palabras de Jackson, reensamblar la Naturaleza El problema es si queremos hacerlo o no, porque científicamente podemos si bien no deja de ser una ardua tarea. La causa y la solución, por tanto, van de la mano, pero Jackson no se muestra esperanzado en que la humanidad deje de ser consumidora y pase a ser ciudadanos del mundo y el futuro Una idea que apoyó el profesor de Ecología, Juan Carlos Castilla, de la Pontificia Universidad Católica de Chile, y que recibió el premio ex aequo con Jackson. En su opinión, lo que ha ocurrido con el mar es como la tragedia de los Comunes -una especie de parábola que popularizó el biólogo Garrett Hardin- -pues sufren las consecuencias de pertenecernos a todos, como el aire. Por eso está llevando a cabo en Chile un pionero proyecto de transferencia de derechos de propiedad a los pescadores, que de esa forma están manejando sosteniblemente los recursos. Un futuro, el del mar, que pasa por señales alarmantes. Entre las cosas que ha hecho el hombre baste decir que el área del fondo marino arrasada por la pesca de arrastre es comparable a la superficie forestal talada por el hombre a lo largo de la historia. Cada año, se capturan en los océanos 93 millones de toneladas de peces, moluscos y cefalópodos, toda vez que casi todos los grandes peces (el 90 por ciento) ya han desaparecido, aunque la industria lo niegue indicó Jackson. El oceanógrafo alerta de que los mares están sufriendo una degradación extrema, hasta el punto de que nos enfrentamos al inminente colapso de los ecosistemas marinos y de los beneficios que proporcionan a la humanidad Del resto se encargará el cambio climático que, según este investigador, está estratificando el océano: el agua superficial caliente es más ligera y no se mezcla con el agua profunda. Si continúa la estratificación se podría interrumpir el flujo de oxígeno a aguas profundas. Jackson recuerda que la última vez que esto ocurrió a una escala global fue hace 250 millones de años, causando la extinción del 95 por ciento de las especies del planeta. Y hay que tener en cuenta que sólo el 2 por ciento de las especies conocidas son marinas y a la velocidad actual de descripción de especies se necesitarán de 250 a 1.000 años para finalizar el inventario marino. Los Príncipes de Asturias entregaron los premios de la Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad, además, a Macià Blázquez, presidente del Grupo Balear de Ornitología y Defensa de la Naturaleza; a Marco Vinicio Cerezo, de la ONG guatemalteca Fundaeco por su trabajo en el corredor mesoamericano, y al escritor y naturalista Joaquín Araújo. 6 Metástasis Una vez las células tumorales en el pulmón, los cuatro genes en cuestión las reactivan dando lugar a nuevos focos cancerosos ABC La tragedia de los Comunes la metástasis En otras palabras, resultaría factible hallar combinados de fármacos dirigidos contra algunas de las proteínas codificadas por esos genes, que resultasen efectivos en el tratamiento de cánceres metastásicos. En la realización práctica del trabajo, los investigadores empezaron por inyectar en ratones células cultivadas procedentes del pulmón de una paciente con cáncer de mama metastásico. Después estudiaron la actividad de los genes de las células utilizando microchips de ADN, revelando así una firma de metástasis de genes cuya actividad sólo distinguía aquellas células que se extendían al pulmón. En la actualidad, los estudios de este equipo de biólogos se dirigen un paso más allá: tratan de comprender el valor predictivo y el funcionamiento de cada uno de los cuatro genes metastásicos identificados. Massagué considera que conocer el órgano en el que la metástasis podría producirse permitiría un seguimiento más eficaz del paciente, después de la eliminación del tumor primario En este sentido, el científico catalán estima que esta técnica de aislamiento de las células metastásicas y la identificación de sus firmas genéticas características puede extrapolarse fácilmente a la metástasis del cáncer de mama a otros órganos, así como a metástasis en otros tumores Serán necesarios de 250 a 1.000 años para finalizar el inventario de biodiversidad marina Un paso más allá Más información sobre la investigación: http: press. nature. com pdf press files nature 12- 04- 2007 nature 057 Los premiados posan junto a los Príncipes de Asturias y el presidente de la Fundación BBVA, Francisco González ERNESTO AGUDO